Taller de Opinión
Columnista

Taller de Opinión

Publicado el 01 de diciembre de 2016

Las excusas del machismo

Por Carolina Velásquez Gómez
Universidad Eafit
Facultad de Com. Social, 5° semestre carovelasquez59@hotmail.com

La sociedad ha cambiado y con ella la percepción sobre el machismo. Para muchos es tema del pasado, pero es una problemática actual que resuena en nuestras acciones, leyes y mercado.

Desde pequeños, se educa a los niños sobre el patrón patriarcal: las mujeres deben ser femeninas y especialmente complacientes; los hombres, por el contrario, deben ser muy machos con tal de no ser “maricones”.

Esta polarización de género ha creado una brecha abismal que sitúa a estos como enemigos, “lo que hacen las mujeres, temas de hombres...” como si no existiera empatía entre ellos. Para quienes el machismo es tema del pasado, probablemente les parece normal comentarios como “yo dejo que mi esposa trabaje” o “es que él es así” y son precisamente estas, las excusas del machismo. En la primera, el hombre se otorga el permiso de “dejar” a su esposa trabajar y en la segunda la mujer muestra resignación frente al comportamiento de su pareja.

Se nos hace obvio ver publicidades que posicionan a la mujer en tareas del hogar; es la figura femenina quien encabeza las carátulas de los productos de limpieza, la encargada de mantener los baños limpios, la ropa fresca y la comida lista. No nos preguntamos por qué un hombre nunca protagoniza estas, pues aunque existen hombres que limpien y cocinen, en nuestro inconsciente lo habitual es la mujer en el hogar y el hombre trabajando.

¿Cómo hablar de equidad de género cuando las mujeres se consideran putas por acostarse con varios mientras que ellos son aplaudidos?

Parece difícil cambiar ese patrón, donde quien maneja mal generalmente es mujer y un hombre enamorado es un pendejo, donde ellas se matan por conseguir las mejores notas pero son ellos quienes se llevan los mejores puestos.

No se trata de poner a la mujer encima, se trata de estar a la par; donde hasta la posición sexual sea de frente y no de quien domina. La equidad de género no pretende quitarles beneficios a los hombres para otorgárselos a la mujer y menos de degradarlo frente al género femenino. Esta busca llegar a un punto donde los hombres que laven no sean vistos como güevones y los infieles como héroes, donde las mujeres se empoderen y las oportunidades de empleo y salarios sean equitativos.

Respecto a si existe o no el machismo, es importante anotar si nuestros pensamientos o acciones contribuyen a la desigualdad de género y así actuar conscientemente frente a las excusas que nos imponemos.

*Taller de Opinión es un proyecto de
El Colombiano, EAFIT, U. de A. y UPB que busca abrir un espacio para la opinión
joven. Las ideas expresadas por los columnistas del Taller de Opinión son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de El Colombiano, ni las universidades
e instituciones vinculadas con el proyecto.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    VICTORIA EUGENIA RAMÍREZ

    Secretaria de Gobierno de Antioquia, por su decidida acción al prohibir totalmente la pólvora.

    $titulo

    ROBO DE ARMAS A LA POLICÍA

    No aparecen 38 revólveres y 13 pistolas del armerillo de la Escuela de la Policía de Barranquilla.