Alberto Velásquez Martínez
Columnista

Alberto Velásquez Martínez

Publicado el 09 de mayo de 2018

Lo que faltaba

En esta danza de escándalos –pederastia en el cardenal Pell, lujuria de Trump– que salpican al mundo civilizado sin importar religiones, ideologías políticas o filosofías de gobierno, se suma ahora el que ha reventado la confianza y la respetabilidad en pleno seno de la Academia Sueca que adjudica el premio Nobel de Literatura.

No solo Suecia se duele con la desaparición de los recursos que le donó a Colombia para paliar las estrecheces financieras del posconflicto –en donde el festín ha sido como el de los ratones con el queso-, sino con las acusaciones que se hacen sobre los abusos y vejaciones de un reconocido artista, esposo de Katarina Frostenson, la influyente miembro del jurado que adjudica el galardón al mejor escritor del año.

Este escándalo, en un país serio y desarrollado como esa nación nórdica, ha llenado no solo espacios en la prensa mundial, sino que este llega a su punto de quiebre patético cuando se decide suspender por este año el otorgamiento del Nobel en Literatura. El expediente para justificarlo se basa en la vergüenza internacional, ante tantas acusaciones que pondrían en entredicho la solvencia intelectual de quien lo recibiera bajo tan anómalas circunstancias.

Las renuncias de miembros del comité del Nobel no se hicieron esperar. Allá hay dignidad y escrúpulos para reconocer y marginarse de las contaminaciones perversas. Se abochornan los dimitentes de esa decadencia moral que avergüenza y deja mantos de duda sobre la selección de los mejores en el cultivo de las letras. Internamente se rompió la confidencialidad sobre el ganador del Nobel, “violada en varias ocasiones”, sino que “la Academia ha cedido a la corrupción, a la arrogancia y a los valores podridos, anteponiendo las amistades personales a sus responsabilidades”, como dice la carta de renuncia de unos de sus más encopetados miembros.

Es lamentable este espectáculo que seguramente adoptará como argumento algún aspirante al próximo Nobel, para montar sobre el escándalo una novela que seguramente se movería entre la tragedia, la ironía o el melodrama. La misma academia ofrece material suficiente para que suelten su imaginación y alucinen los próximos aspirantes al Nobel de Literatura.

Recordemos que este premio, con todas sus contingencias y discusiones, ha llevado a los escritores de habla inglesa a imponerse sobre los de habla francesa y española. 24 premios ostentan aquellos. Luego están los franceses con 15. España solo con cinco y América Latina con seis. Han sacado la cara por este continente, dos chilenos –Gabriela Mistral y Pablo Neruda– un guatemalteco, Miguel Ángel Asturias, un mejicano, Octavio Paz, un colombiano, García Márquez, y el peruano Vargas Llosa, el único sobreviviente de ese exclusivo y pequeño club de afortunados.

Mientras por estos lados tercermundistas, Odebrecht causó estragos y dejó mal parados a gobiernos y candidatos presidenciales, en el Viejo Continente, en una sociedad madura y que se creía menos proclive a incurrir en esta clase de excesos contra la ética y las buenas costumbres, la podredumbre ya no solo acecha sino que contamina. Y así se llevó páginas enteras de literatura a los círculos tenebrosos del Dante.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    U. MAGDALENA Y CÚCUTA D.

    Dos equipos tradicionales y con grandes hinchadas que regresan a la categoría A tras varios años en la B.

    $titulo

    ASESINATO EN CARTAGENA

    Richard Ortuño, joven abogado venezolano, fue asesinado cuando trabajaba como celador de un restaurante.