Juan David Escobar Valencia
Columnista

Juan David Escobar Valencia

Publicado el 25 de septiembre de 2017

Los caminos inciertos para combatir la corrupción

Una larga historia de corrupción en las instituciones de este país supuestamente originada desde la Colonia, tal vez por ausencia de registros de la Conquista, indicaría que este mal es antiguo entre nosotros, al punto que tal vez tengamos los colombianos un “gen puto” como dijo Eliseo Restrepo, expresidente de la SAC.

Cuando la podredumbre desborda límites que creíamos impensables, saltan las búsquedas desesperadas para encontrar la medicina que termine la corrupción, o al menos la reduzca a las “justas proporciones” como dijo un corbatinudo expresidente, estigmatizado por dicha sugerencia, aunque luego uno de los mayores expertos en anticorrupción del mundo, Robert Klitgaard, confirmó la misma idea, pero en otros términos, al asegurar que la corrupción cero era imposible e inviable.

La pretensión de encontrar una fórmula única contra la corrupción, nos empuja a buscar un concepto redentor. ¿Será la “honestidad” el concepto salvador? ¿Serán la solución el “santo temor de Dios” o la “promesa del infierno” que parecen ya no asustar a tantos? ¿Será el miedo a la ley, aunque este ya no existe porque el acuerdo de impunipaz formalizó que en Colombia ser pillo paga?

Una valiosísima opción es el concepto de integridad, pero probablemente imperfecto como todo concepto. Integridad viene de íntegro que implica ausencia de fallas y absoluta rectitud. Como ideal es inigualable, pero si los humanos no son perfectos ni perfectibles y en Colombia a quien hace trampa le va mejor que al que la evita y quien secuestra y mata soldados se vuelve Senador, la integridad carece de incentivos y entra en el campo del idealismo.

Nadie tiene la fórmula mágica para que el sistema y los ciudadanos se vuelvan íntegros siempre y completamente, y los llamamientos cantaletosos a la moral posiblemente no tienen alcance general ni efecto residual. Pero como la puerta a la utopía ha sido abierta, quisiera hacer una propuesta, que aunque ingenua me parece más bella.

Como un incentivo no material a la búsqueda de la integridad y partiendo de la idea que la corrupción no existe, sino los corruptos, la invitación es a “hacer todo bien” obteniendo un beneficio personal: “adquirir más honor”.

La propuesta surge de una idea que sobre “el buen trabajo” plantea Wendell Berry, un novelista, poeta y muchas otras cosas más, pero que a mi juicio cosecha más frutos y sabiduría de la tierra en su labor como agricultor. Dice Berry que “el buen trabajo implica dar mucho honor. Honra la fuente de los materiales; honra el lugar donde se hace; honra el arte por el cual se hace; honra lo que se hace y el usuario de la cosa hecha”.

Si el honor volviera a ser un bien valioso y deseable como lo fue en la antigua Grecia, en la Edad Media o en Japón, antes de hacer cualquier cosa nos preguntaríamos ¿cuánto honor conseguiré con lo que voy a hacer y en la forma en que voy a hacerlo?.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    MACNELLY TORRES
    El habilidoso volante colombiano ajusta 200 partidos con Nacional, donde es líder y aporta su fútbol exquisito.

    $titulo

    HARVEY WEINSTEIN
    Productor de cine de Hollywood, protagonista de escándalo por acosos y abusos sexuales a actrices.