The New York Times
Columnista

The New York Times

Publicado el 10 de julio de 2018

LOS NUEVOS BLANCOS DE TRUMP: INMIGRANTES EN LAS FUERZAS MILITARES

Por ROB CUTHBERT
redaccion@elcolombiano.com.co

Este mes es el décimo séptimo aniversario de la orden ejecutiva del presidente Harry Truman para ponerle fin a la discriminación en el ejército de acuerdo con “raza, color, religión u origen nacional”. Lograr la igualdad para todos siempre ha sido lento, pero la orden de Truman es un recordatorio de que los militares a menudo han liderado el camino en la promoción de los derechos civiles.

Sin embargo en semanas recientes, el presidente Trump ha demostrado que las fuerzas militares también pueden ser manipuladas para servir una agenda nativista. El Departamento de Defensa se ha comprometido desmesuradamente a ayudar en la persecución y el confinamiento de los solicitantes de asilo. Y, en los últimos meses, el Sr. Trump y la dirección civil de las fuerzas armadas han comenzado a demoler un camino honorable hacia la ciudadanía para los inmigrantes en nuestros servicios armados. El Sr. Trump está utilizando a las fuerzas militares como una herramienta para segregar a los ciudadanos de los inmigrantes que no tienen ciudadanía, y al hacerlo, comprometer la integridad estructural y moral de las fuerzas armadas. El Congreso tiene que tomar la iniciativa para proteger a los miles de inmigrantes que prestan servicio militar de este xenofóbico comandante en jefe.

El jueves, The Associated Press informó que al menos 40 reclutas inmigrantes del ejército -algunos de países que hablan idiomas críticos para la seguridad nacional- fueron destituidos repentinamente o se les está cuestionando su estatus legal antes de que hayan prestado servicios lo suficiente para calificar para la naturalización acelerada. Algunos de estos inmigrantes ahora llevarán documentos de alta que los clasifican injusta e incorrectamente como riesgo de seguridad. Además, su camino a la ciudadanía se retrasará, quizás de forma permanente. Entre el 2001 y el 2017, 125.452 miembros del servicio fueron naturalizados. El ejemplo establecido por nuestro último presidente republicano, George W. Bush, ofrece un agudo contraste con las acciones del Sr. Trump. En el 2002, el Sr. Bush puso a unos 15.000 inmigrantes en el camino rápido hacia la ciudadanía. Y pronto después, en un caso desgarrante, el Sr. Bush aprobó ciudadanía póstuma para un oficial de la Marina inmigrante, el soldado de primera José Gutiérrez, que fue asesinado en Irak.

El soldado Gutiérrez creció como huérfano en Guatemala. Cuando llegó a la adultez, llegó a los Estados Unidos sin documentos legales, y dijo que era un menor de edad para quedarse. Entró en el sistema de hogares temporales, y eventualmente se le entregó una tarjeta verde. Muchas historias americanas han comenzado con una mentira como la del soldado de primera Gutiérrez. Independientemente de las agallas del soldado de primera Gutiérrez y su honorable servicio militar, podemos estar seguros de que el Sr. Trump nos haría creer que el soldado Gutiérrez era un agente de “caos” y “anarquía” que vino a “infestar” a los Estados Unidos. Si el soldado Gutiérrez hubiera vivido, bajo las nuevas políticas del Departamento de Seguridad Nacional, habría visto a su gobierno separar valientes familias que buscaban asilo y apuntar a reclutas militares en busca de ciudadanía como él. Está claro que ni el Secretario de Defensa James Mattis ni el Secretario de Seguridad Nacional Kirstjen Nielsen impedirán que el Sr. Trump extienda sus políticas antiinmigrantes al ejército. Algunos miembros del Congreso han tratado de ayudar a los inmigrantes que han servido en nuestro ejército. En 2008, se usó el nombre del soldado Gutiérrez para titular un proyecto de ley bipartidista que podría haber ofrecido protecciones adicionales para veteranos no ciudadanos de las fuerzas armadas.

Tanto el Senado como los Comités de Servicios Armados de la Cámara deben reiniciar sus esfuerzos para proteger a los reclutas inmigrantes.

Setenta años después de la orden de Truman, las fuerzas militares siguen siendo una institución imperfecta y evolucionante. El Congreso no debería permitir que se convierta en otro garrote nativista contra los inmigrantes

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    RCN RADIO Y CARACOL RADIO

    Ambas cadenas radiales cumplen 70 años y recibieron el reconocido Premio Ondas otorgado por Prisa.

    $titulo

    WILMER GONZÁLEZ BRITO
    Gobernador de La Guajira. La Corte Suprema de Justicia lo condenó a 10 años de prisión por corrupción.