Arturo Guerrero
Columnista

Arturo Guerrero

Publicado el 05 de septiembre de 2018

“Los últimos se acaban de ir”

“Miren cómo está quedando este pueblo: solo, sin gente, sin habitante, sin morador”. Así comunicó al mundo su tragedia un campesino, habitante de Las Mercedes, a 30 kilómetros de El Charco en el Pacífico nariñense. Grabó un video de 7.48 minutos, seguramente con la cámara de su teléfono. Lo subió a las redes, como testimonio de su soledad.

Sucedió el domingo pasado en esta zona donde se despedazan cinco grupos armados, por el control de las rutas de droga y armas. Guerrillas, exguerrillas, disidentes, bandas criminales. Y el ejército, que a última hora llegó a controlar el descontrol.

“Estas son las últimas personas que van saliendo de este pueblo civil y campesino, que no tiene que ver con nadie y que va a ser supuestamente bombardeado. Pero el hombre está pensando en destruirlo y la gente ha determinado desalojar”.

El video es una pieza periodística prodigiosa. Desplazamientos hubo y sigue habiendo como arroz en las cinco o seis zonas donde la guerra se inconó y se arrinconó. Así que hechos de esta naturaleza violenta abundan. Pero no han adquirido eternidad, en palabras e imágenes desamparadas, como las de este campesino en estampida.

“Sólo ha quedado un pueblo solo, vea, no hay nadie. Los últimos se acaban de ir a las 8 de la mañana, tienen dos días evacuando. Mire, ¡nadie!, solamente están las casas para que las puedan destruir los enemigos. Dios tenga misericordia”.

En esta esquina aturdida del mapa colombiano, el que narra narra como Juan Rulfo. Sus imágenes se deslizan por caminos peatonales de cemento, calles al garete, casas de madera con ropa de colores colgada, postes con cables eléctricos, árboles, una cancha de fútbol, todo muy limpio.

“Mire cómo la gente emigra por motivo de la violencia, para tener oportunidad de vivir, para conservar la vida. Se dice que si no salen se van a morir porque el pueblo lo van a destruir. Pero Dios tiene más poder que ellos, Él tiene la última palabra. Los 500 habitantes tienen que irse de su pueblo donde tienen todo su esfuerzo, sus hijos, su trabajo. El pueblo está sin un alma, qué tristeza”.

La cámara vacila al bajar por unas escaleras que van a dar al río Mataje, única ruta de huida. Enfoca el agua donde se refleja el cielo. El informador termina: “Somos los últimos, porque yo también me toca salir”.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    JON MCBRIDE

    Astronauta estadounidense del transbordador Challenger, estuvo en Medellín dando charlas para jóvenes.

    $titulo

    AGRESIÓN A GUARDAS DE T.

    En video quedó la violenta e injustificada agresión a unos agentes de tránsito que hacían un operativo.