Fernando Velásquez Velásquez
Columnista

Fernando Velásquez Velásquez

Publicado el 12 de enero de 2018

¿MILITARIZAR
LOS PARQUES?

Hace unas semanas se denunció aquí el abandono, la inseguridad, el desgobierno y el deterioro observados en la Plaza Botero y otros sitios de la ciudad. La respuesta a esas y otras demandas no se hizo esperar: a finales de diciembre, en plena celebración del Día de los Santos Inocentes, el gobernador muy orondo propuso militarizar los vergeles de la capital. Y el alcalde, convertido en su caja de resonancia, dispuso que esa labor comenzara por dos de esos espacios; hasta un polémico concejal reclamó la medida para todo el Centro.

Así las cosas, sabedores de que ellos son también responsables del desgobierno, la improvisación, el desorden, el abandono, la falta de control sobre los espacios públicos, etc., le proponen a la comunidad acudir a la fuerza bruta como única herramienta para solucionar los conflictos sociales existentes; pretenden que la pobreza y la inseguridad desaparecen con sus métodos zafios, como si las bocas de los fusiles hicieran desistir a los delincuentes de sus propósitos aviesos y llenaran los estómagos de los menesterosos. Olvidan, además, que la función constitucional de las Fuerzas Militares es otra.

Este tipo de “soluciones” no es nueva en la ciudad; recuérdese, por ejemplo, la Operación Orión en la Comuna Trece que -hace quince años, justo cuando el hoy dignatario departamental era alcalde- supuso una intervención parecida en un vasto sector de la ciudad para retomar allí el control del Estado y desplazar a los malhechores; no obstante, los excesos fueron de tal monta que importantes organizaciones de derechos humanos han denunciado gravísimos atropellos a la población civil, desapariciones de personas y ejecuciones extrajudiciales; incluso, aún se esperan pronunciamientos judiciales al respecto.

Por supuesto, la sola idea de que esto último pueda volver a suceder obliga a rechazar ese tipo de injerencias despóticas y aventureras, pensadas solo para épocas eleccionarias; en su lugar, las autoridades deberían adoptar medidas serias, maduras, consistentes y coordinadas en diversos frentes. Por ejemplo, se debe profundizar en la problemática que involucra a millares de habitantes de la calle quienes han optado por copar tales lugares y sus alrededores.

También, urgen estrategias preventivas de la delincuencia con aparatos investigativos idóneos, coordinados por la Fiscalía, la Procuraduría, la Policía -a cuyos miembros no se puede destinar a hacerse visitas- y los jueces, para someter a los delincuentes dedicados a hurtar, extorsionar, traficar con drogas ilegales, etc. Además, apremia construir un plan social de choque para fomentar el empleo organizado de miles de vendedores ambulantes que recorren las calles buscando ingresos para llevarse un mendrugo a la boca; si ellos tuvieran una manera digna de subsistir, la situación mejoraría y se evitaría la oprobiosa ocupación del espacio público observada.

Es más, para defender el patrimonio del saber que todavía no ha sucumbido tras el paso de líderes improductivos como los actuales, se debería construir una ciudadela de la cultura cerrada a la que se accediera con el pago de entradas módicas para ayudar a su sostenimiento; solo para empezar, se podría utilizar el espacio ocupado por la Plazuela Botero, el Museo de Antioquia (incluida su antigua sede) y el Palacio de Calibío.

En ese lugar, obsérvese, es viable adaptar un entorno agradable, ordenado y limpio para los amantes de las bellas artes (teatro, cine, danza, literatura, pintura y poesía); semejante proyecto se podría financiar con recursos públicos y fondos aportados por empresas y entidades sin ánimo de lucro. Desde luego, para que tal propuesta tenga adeptos, se requiere convocar a verdaderos expertos en la materia no a beneficiarios de deudas contraídas y favores.

Así las cosas, algo es claro: ¡el Centro de la Ciudad solo podrá renacer cuando se comprometa a la comunidad con ello (en especial a los comerciantes que pagan impuestos) e impere la necesaria fuerza de las ideas, no con la pavura de las armas que anima a políticos sin rumbo, sin auténtico civismo, y necesitados de clientela electoral!.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    JOSÉ NÉSTOR PEKERMAN

    En una emotiva ceremonia de despedida, recibió el pabellón nacional por parte del Presidente Duque.

    $titulo

    CRISTINA FERNÁNDEZ DE K.

    Expresidenta de Argentina. Un juez solicitó prisión preventiva, acusada de asociación ilícita para cobrar sobornos.