David Escobar Arango
Columnista

David Escobar Arango

Publicado el 28 de mayo de 2018

No más princesas, niñas ni viejas: ¡mujeres!

Querido Gabriel,

¿Alguna vez jugaste Mario Bros? Cuando en casa nos regalaron nuestra primera consola, que fue además la última, se volvió una obsesión. Por eso abrí un video que me llegó en uno de los pocos grupos de chat que conservo, porque su nivel de conversación me agrega valor. Son personas buenas que hacen diariamente cosas positivas por nuestro país. Pero no te imaginas mi asombro y tristeza.

Una mujer con un vestido pequeñísimo camina por el conocido paisaje del videojuego. Entra a un lugar que debe ser una clínica. Sale del edificio con un aumento de senos considerable. Al fondo, risas grabadas. Avanza y llega a una puerta que parece ser de una discoteca, con un portero al que convence de dejarla entrar mostrando abiertamente esa misma parte de su cuerpo que acaba de modificar. En el centro hay un hombre vestido de negro, alto y ancho, excede en dos o tres veces el tamaño de cinco mujeres en minifalda que lo rodean, bailan y ríen. Nuestra protagonista las aplasta, literalmente, igual que en el juego se aplastan tortugas o búhos. Suenan aplausos. Luego comienza a ganar “monedas” al bailar con el gigante vestido de negro. Recibe dinero, joyas, vestidos, hasta un carro, en el que se suben ambos para dirigirse finalmente a un castillo.

¿Qué tal si hablamos del machismo y cómo lo permitimos, lo alimentamos y lo ejercemos? En este grupo de gente que admiro, nadie dijo nada. A los pocos minutos, alguien compartió una encuesta electoral y la cosa quedó así. Nada dijeron las mujeres ofendidas, tampoco intervinimos quienes hemos trabajado algo por la inclusión. Hasta pienso que quien lo envió tampoco “hizo” nada. Simplemente andaba en modo automático. No pensó, como no pensamos cuando le decimos “niña” o “vieja” a una mujer, o “princesa” a la sobrina o la pareja.

Finalmente, en el grupo pudimos hablar gracias a lo que sucedió con Ana Cristina esta semana, a quien ante una crítica política sensata, alguien la trató injustamente diciendo: “otra vez esta vieja...”. No fue fácil, pero poner en evidencia las frases invisibles del machismo nos dio la oportunidad de elevar nuestra conciencia. Respiré aliviado, porque hay esperanza.

¿Qué dirán tus contertulios, mayoritariamente hombres? ¿Aprenderemos que no podemos agredir a una mujer por el hecho de ser mujer, y menos por su claridad y valentía? El machismo se esconde en lo más simple, nos bombardea desde las conversaciones con los del colegio, las juntas de las empresas y los espacios sociales. Lo validamos al tolerarlo, al usar sus lenguajes.

Pregúntales cómo podemos remover tanto machismo solapado que proviene, entre otras cosas, del cuento del hombre fuerte y la mujer débil, la princesa que espera ser rescatada o dominada. ¿Qué tal hacer una tertulia sobre cómo construir un modelo de relaciones inspirado en esta frase de los diarios de Anaïs Nin?: “Un matrimonio es esto. Un hombre entrega a una mujer toda su fuerza y su visión, una mujer entrega a un hombre toda su fuerza y su visión”.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    RCN RADIO Y CARACOL RADIO

    Ambas cadenas radiales cumplen 70 años y recibieron el reconocido Premio Ondas otorgado por Prisa.

    $titulo

    WILMER GONZÁLEZ BRITO
    Gobernador de La Guajira. La Corte Suprema de Justicia lo condenó a 10 años de prisión por corrupción.