Juan Gómez Martínez
Columnista

Juan Gómez Martínez

Publicado el 16 de agosto de 2018

No votaré

No he dejado de votar desde cuando cumplí la mayoría de edad que en aquella época era a los 21 años. He perdido muchas veces y he ganado en muchas otras oportunidades. Siempre he pensado en la democracia colombiana y en el compromiso con Colombia, por eso, siempre he ejercido el derecho al voto. El 26 de agosto no lo haré y no lo haré por las razones que presento enseguida.

Son siete puntos por los que se pide votar. De ellos, hay dos que corresponden a una reforma a la Constitución que no es tema de una consulta. La Carta lo dice muy claro: las reformas constitucionales las puede hacer el Congreso, una asamblea constituyente o un referendo. La consulta es otra cosa y no se acomoda a lo que manda la Constitución.

Se pide votar contra la corrupción. Nada más necesario que acabar con esa práctica diabólica que se ha apoderado del país. Es algo que todos rechazamos, la corrupción, con unas pocas excepciones que han hecho algunos: Odebrecht, Ocaña–Gamarra, Reficar, la alimentación escolar, el negocio de las drogas, la compra de altos funcionarios, etc, en las que sus protagonistas no podrán estar de acuerdo con que se persiga la corrupción. Pero, para acabar con esa plaga, no hay que apelar a consultas, lo que hay que hacer es denunciar, aplicar una verdadera justicia sin contemplaciones políticas, de amiguismos o de grupos. Hay que acabar con la corrupción que produce el negocio de los cultivos ilícitos persiguiéndolos, castigando a los responsables y no entregándoles el país para conseguir una supuesta paz.

Por otro lado, no es corrupción recibir un sueldo que tienen los legisladores y que es mandato legal y de acuerdo con la Constitución. Los congresistas, los magistrados, los jueces y muchos otros reciben ese sueldo que no es, de ninguna manera, ilegal. ¿Qué es muy alto? Es asunto que se debe discutir en el Congreso y tener en cuenta muchos factores: un congresista, de fuera de Bogotá, tiene que sostener dos viviendas con todos los gastos que ello implica: pago de servicios, alimentación, arriendos y otros gastos que se multiplican. Habrá que analizar las condiciones para establecer un sueldo justo, pero eso no se debe hacer por una consulta y menos decir que hace parte de la corrupción que se ha apoderado del país.

Además, en el nuevo gobierno, que por fortuna para todos se ha elegido, se han planteado todas las reformas que se quieren aprobar por medio de la tal consulta popular. Un gasto de más de trescientos mil millones de pesos no se justifica cuando las reformas propuestas se pueden hacer por un camino más expedito, menos costoso y más apegado a la Constitución y a las leyes que nos rigen. Lo demás es un protagonismo que puede volverse tan corrupto como lo que se quiere corregir.

Muchos me dicen, acepto que con cierta razón, que se me acabó el tema de Juanpa -como le gusta que le digamos-. Lamento decirles que ese tema es inagotable porque las consecuencias de ese nefasto gobierno durarán y las tendremos que padecer por mucho tiempo.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    MICHAEL GIL GÓMEZ

    Viene de la empresa privada y es el nuevo presidente del DIM. Llega con muchos proyectos y expectativas.

    $titulo

    NILTON CÓRDOBA

    Parlamentario chocoano. Corte Suprema mostró que sí puso celular de Álvaro Uribe como si fuera el suyo.