Arturo Guerrero
Columnista

Arturo Guerrero

Publicado el 19 de octubre de 2016

“Pariente” y sus caras de palo

Una película es más que la historia que cuenta. Esta historia está atada al guión que ha de cuidar la coherencia, la claridad sobre la índole de los personajes y la satisfacción final de las expectativas creadas en los asistentes.

En ocasiones una cinta incumple estos requisitos. No por eso fracasa. Es cierto que una buena narración obliga a los espectadores a completar en sus mentes los baches que intencionalmente deja el autor. ¿Pero qué sucede cuando el centro de la atención se desplaza, del argumento a la atmósfera?

El argumento sigue funcionando como acicate para la atención, como potente atractivo para mantener el interés y la curiosidad. Al fin y al cabo, vamos a cine para que nos cuenten de modo apretado y fulgurante cómo funciona la larga vida de todos los días.

Esta larga vida no está compuesta solo de anécdotas. En el fragor de estas, las personas están inmersas en una sopa espesa de realidad que se deja respirar en el aire, que se oye en el silencio, que se vislumbra en una cara tiesa.

Cuando alguien pretende contar este clima inefable, ha de acudir a estratagemas mucho más complicadas que las de hilar los eslabones de un relato con comienzo, nudo y desenlace.

Así aparecen largometrajes como “Pariente”, ópera prima del santandereano Iván Gaona, conocido por sus cortos con estampas y actores naturales de su pueblo natal, Güepsa. Como el del viejo tiplista de cara de palo que tiene que vender su instrumento para atender la salud de su esposa, de igual cara de palo.

Esta es la virtud de Gaona: contar la sustancia de su tierra azotada, con la cara de palo de sus paisanos, con su hablado de martillo, con su tosquedad de roca. Los santandereanos han tenido fama de atravesados, inexpresivos, peleadores, gente dura. ¡Ah, hijuepuerca!

Esta película los pinta desde el arte de alguien que es pariente de ellos. La acción ocurre en 2005, cuando los paramilitares se estaban desmovilizando. Alguien que viera desde afuera habría fabricado una denuncia política sobre matanzas, extorsiones, robos de la plaga antisubversiva responsable de la aspereza del ambiente.

El director de Güepsa no lo hace. Conoce las raíces antepasadas, cava hondo en la sangre vertida por ancestros de gatillo fácil que fueron horrorizados por mañas macheteras, en tiempos sin fecha cuando se forjaron las diversas formas de ser colombiano.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    BOMBEROS DE LA UNIÓN (ANT.)

    Por su profesionalismo y rapidez en acudir al lugar del accidente del avión. Un reconocimiento de todos.

    $titulo

    CARLOS COLLINS

    Ante los incumplimientos en la entrega del Túnel de La Línea, el Gobierno le suspendió los contratos.