Aldo Civico
Columnista

Aldo Civico

Publicado el 11 de agosto de 2018

¿Peajes para carros en Medellín?

Durante su reciente visita a Medellín, el exsecretario de transporte de Río de Janeiro, Rómulo Dante Orrico Filho, un referente en materia de movilidad, sugirió, entre otras medidas, cobrarles a los automovilistas por transitar por las calles de la ciudad, para incentivar el uso del transporte público. En particular, sugirió peajes electrónicos en la ciudad, así como se hace en China.

La contaminación del aire en Medellín es un problema crónico. Un estudio del doctor Elkin Martínez, de la Universidad de Antioquia, ha denunciado que cada año mueren 3 mil personas en la ciudad como consecuencia de afecciones generadas por la contaminación ambiental. Es una condición que Medellín comparte con otras ciudades de un mundo cada vez más urbanizado. De hecho, para el 2030 más del 70 % de la población mundial vivirá en áreas urbanas, según las Naciones Unidas. Eso significa un aumento de la congestión, el esmog y el ruido.

Por eso, soluciones como la del pico y placa no son solo insuficientes, sino que pueden ser hasta contraproducentes. De hecho, a Medellín le pasa lo mismo que a ciudades como Ciudad de México; los ciudadanos empezaron a comprar vehículos adicionales para aumentar sus opciones de transporte, lo que con el tiempo produjo un aumento del 13 % en los niveles de monóxido de carbono, mientras que tuvo poco impacto para aliviar la congestión, según un estudio de una universidad de California. Otras ciudades como Londres, se han comprometido a reducir la congestión y la contaminación en su centro urbano, estableciendo zonas de cero emisiones para el año 2025. Estos programas de precios de congestión cobran una tarifa a los vehículos más contaminantes cuando entran a la ciudad. Pero lo importante no son tanto las medidas que se tomen, sino que sean parte de una estrategia coordinada que incluya un cambio de hábitos y de modelos culturales. De hecho, solo cuando transformemos nuestra valoración del medio ambiente, nuestra relación con él, y nuestra manera de desplazarnos, podremos dar una solución a este problema crónico.

Esto puede suceder si miramos la contaminación del aire y a la congestión causada por los carros no tanto como un problema que nos afecta, sino como una oportunidad para innovar, para construir ciudadanía. Al fin y al cabo, la contaminación es también el reflejo de un déficit de conciencia ciudadana. En otras palabras, hay que pasar de pensar en acciones que pueden tener un impacto aislado a estrategias y procesos que tengan un impacto colectivo. Para que eso sea posible, tiene que cambiar la manera de financiar proyectos y programas por parte de las fundaciones. Las organizaciones de la sociedad civil se tienen que unir, trabajando hacia un mismo objetivo, y compartiendo metodologías de medición y evaluación. Sobre todo, hay que desarrollar una cultura y una práctica de la colaboración, que es el principio y el método de la innovación. Hoy, lo público, lo privado, y lo social se tienen que unir cada vez más alrededor de propósitos compartidos para lograr las transformaciones que necesitamos para vivir una vida sostenible y de calidad.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    USAIN BOLT
    El velocista jamaiquino cumplió su sueño de jugar fútbol profesional y en su debut marcó dos buenos goles.

    $titulo

    ESCOPOLAMINA PARA ROBAR
    Crecen los casos de uso de escopolamina para poder robar a personas. Varios extranjeros han sido víctimas.