Humberto Montero
Columnista

Humberto Montero

Publicado el 08 de mayo de 2018

Piel

El amor no entiende de colores. El odio sí. El amor no exige árboles genealógicos en los que todas las ramas sean de la misma estirpe. El odio sí. Para los que aman, dan igual un par de ojos negros, verdes o azules. Para los que odian, no. Tampoco el color del pelo. Ni si los cabellos son rizados o lacios. Para los que aman, la diversidad es una bendición. Para los que odian, también. Pero solo porque les permite imaginar que son superiores por una mínima variación genética que cambia el tono de su piel o el brillo de su mirada. Imaginan que el hecho de que las pieles huelan distinto, como los cueros de distintos animales, les confiere a las suyas propiedades mágicas, casi divinas.

El racismo es la aberración más indigna de nuestras sociedades. De todas. Pero se encuentra tan adentro de nuestro ser que debemos luchar todos los días, cada minuto, para extirparla de nuestras mentes.

Afortunadamente, los descubrimientos genéticos y también los históricos nos lo ponen algo más fácil.

Hace algún tiempo, un equipo de científicos británicos desveló que, de acuerdo a sus investigaciones, los primeros ingleses eran negros, tenían el pelo rizado y los ojos azules. Los expertos del University College de Londres y del Museo de Historia Natural analizaron el genoma de un esqueleto humano de 10.000 años de antigüedad, el llamado “hombre de Cheddar”, utilizando las últimas tecnologías para reconstruir su rostro. El resultado obtenido reveló que la pigmentación de su piel era “de oscura a negra” y no del tono más claro –lechoso, según el tópico- que hoy caracteriza a sus descendientes.

El descubrimiento demuestra que, contrariamente a la creencia popular, las primeras generaciones de británicos deben mucho en su apariencia a los africanos del Paleolítico, de los que todos los humanos descienden. Los científicos que firman el hallazgo subrayaron que las categorías raciales utilizadas en nuestra era responden solo a “reconstrucciones recientes”. La piel clara es un fenómeno relativamente moderno.

La genética no engaña. Los seres humanos somos iguales al 99,9%. Todos. Dicho de otra forma: tan solo un 0,1% de pequeñas variaciones en la secuencia del ADN marca las diferencias entre nosotros.

De hecho, los supremacistas de cualquier color y sabor están de mala suerte. Un estudio del National Human Genome Research Institute descubrió que los chimpancés tienen un 96 % de similitud genética con los seres humanos. Diría incluso que en algunos casos el porcentaje se supera con creces.

Pero los primates no son los únicos tan similares a nivel genético. En 2007, investigadores del Genome Research descubrieron que algunos gatos son más cercanos a nosotros de lo que podríamos pensar: el gato doméstico de Abisinia tiene un 90 % de similitud con nuestro ADN. Pero la palma de los parecidos asombrosos con el reino animal se la lleva el 85 % de coincidencia genética con el ratón, con el que, para más inri, compartimos un ancestro común hace 80 millones de años.

Habrá quien niegue la realidad, igual que en su época –y aún hoy– hubo quien defendía que la Tierra era plana pese a que todos los astros y satélites al alcance de nuestra vista decían lo contrario.

Pero es que, en el giro más loco, compartimos el 60 % de nuestro ADN con un plátano. No debería de sorprendernos puesto que todos los seres vivos del planeta, plantas y árboles incluidos, provenimos del mismo tronco común.

Quisiera que mis hijos, blancos como la nieve, mezclaran su sangre con otras pieles. Porque adoro el mestizaje y sueño con tener nietos de todas las razas correteando a mi alrededor en mi retiro. Pero, sobre todo, porque todas las pieles son la nuestra. Únicas.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    ENVIGADO HACIA EL TEATRO

    En su edición N°.19, este festival ofrecerá 15 días de artes escénicas con una nutrida y variada oferta.

    $titulo

    GUILLERMO ALFONSO JARAMILLO

    Alcalde de Ibagué. Amenazó con represalias a El Nuevo Día, cuya línea informativa no le gusta. Ya se disculpó.