María Clara Ospina
Columnista

María Clara Ospina

Publicado el 11 de octubre de 2017

¿QUÉ IMPORTA DE QUIÉN ES LA CULPA?

¿Quién tiene la culpa de que la cuestión independentista catalana haya llegado al extremo en que se encuentra? Acusaciones van y vienen. Los partidos políticos se recriminan unos a otros. Cada medio, emisora, columnista, intelectual, personaje o ciudadano común, hasta cada taxista, tiene un acusado.

Que la culpa es de la izquierda, que tradicionalmente ha tratado de dividir a España debilitando el orden constitucional, exacerbando los ánimos nacionalistas. Que la gran azuzadora es la alcaldesa izquierdista de Barcelona, que ha utilizado todo su poder desde la alcaldía para convulsionar a la capital.

Que la culpa la tiene la derecha, porque ha “humillado” a los extremistas catalanes, quienes aún viven con la memoria de la represión sufrida durante los años de gobierno de Francisco Franco.

Que los culpables son los indiferentes, quienes pensaron que el problema no era con ellos, ni los afectaría. ¡Al carajo con la unidad de España! ¡Qué nos importa! Y ahora, aterrados, ven cómo el país se fractura y la mejora económica, lograda con tanto sacrificio, puede desaparecer amenazando sus bolsillos y su modus vivendi.

Que los jóvenes catalanes, inexpertos e ilusos, han sido presa fácil de separatistas, expertos manipuladores, y emocionados gritan ¡Patria! como si aún vivieran en la edad del oscurantismo del fracturado medioevo.

Otros acusan a los poderosos de Cataluña por su ambición a controlar, sin la interferencia española, una de las regiones más ricas del país, para repartirse la “presa” a su antojo.

Para muchos, el mayor culpable es Mariano Rajoy; según dicen, su defensa de la Constitución ha sido “torpe e intolerante” y ha lastimado los sentimientos de los separatistas. Esta apreciación más parece un chiste de mal gusto. Vale recordar que la Constitución se defiende sin contemplación ni acomodaciones amables, y si no gusta, se puede cambiar utilizando los medios previstos para ello. En este caso, un referendo en que participen todos los españoles, inclusive los catalanes, que la aprobaron hace décadas y hoy se quieren sacudir de ella porque ya no les acomoda. Tristemente la situación se ha salido de madre; los ánimos de España y Cataluña están caldeados. La represión, ingrediente básico de la violencia, ha mostrado sus garras detestables e hirientes.

La violencia asoma amenazante en las calles de Barcelona y otras ciudades y pueblos catalanes. Hay odio y furia en voces y pancartas y, peor aún, en los corazones de unos y otros. Cuando hay golpes entre hermanos, son difíciles de olvidar y perdonar.

Realmente ¿qué importa quién es culpable? Todos comparten esta culpabilidad. Este destructivo ciclón se venía formando desde hace décadas y hasta ahora nadie lo ha podido detener. No pocos afirman que la independencia catalana es su herencia histórica. Pero, ¿cuál pueblo no reclama una “herencia histórica”, que aplicada hoy resultaría desastrosa? El presente y el futuro, no el pasado, debe ser la regla de oro para el bienestar de un pueblo.

¿Tiene arreglo la situación? Claro que sí, si hay voluntad. Hay mucho en juego. Con la secesión de Cataluña nadie gana y todos, sin excepción, pierden.

Es momento de enfriar los ánimos. Es momento de grandeza, no de rencores; de unidad, en un mundo donde, como nunca antes, “la unión hace la fuerza”. Es momento de ser inteligentes antes de gritar Patria. Patria son España y Cataluña unidas.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    JULIETTE GIOMAR KURE

    Es la cuarta mujer en la historia del país que alcanza el grado de Brigadier General del Ejército colombiano.

    $titulo

    JORGE GLAS

    Vicepresidente de Ecuador. Condenado a seis años de cárcel por haber recibido sobornos en el caso Odebrecht.