Taller de Opinión
Columnista

Taller de Opinión

Publicado el 10 de marzo de 2016

QUE NO SE APAGUE EL PAÍS

Por Andrés Duque Gutiérrez

Fundación Universitaria Luis Amigó

Facultad de Com. Social, 9° semestre duquegandres@hotmail.com

Ya lo vaticinó el Gobierno y las empresas del sector eléctrico, si no se ahorra energía y agua los efectos del niño podrían generar un gran apagón.

La crisis energética que afronta Colombia ha develado no solo el abandono estatal hacia regiones como La Guajira, donde las fuertes sequías han generado difíciles condiciones de vida, sino también inconsistencias de carácter económico, debido a que el alza en las tarifas de energía no responden a las garantías del cargo por confiabilidad que empezó a operar desde el año 2006 durante el gobierno Uribe y que tiene como fin abastecer la demanda del suministro de energía a precios eficientes en situación de escasez.

Desde que se aprobó el cargo por confiabilidad, los usuarios hacen un aporte mensual con el cual las empresas prestadoras de servicio eléctrico se comprometían en el futuro a que en un eventual fenómeno de El Niño prestarían el servicio de distribución y suministro sin riesgo de corte o racionamiento. Sin embargo, la realidad es otra, y el jefe de la cartera de Minas y Energía, Tomás González, ya advirtió sobre la posibilidad de implementar interrupciones programadas en el servicio de agua; lo que puede ocasionar una crisis humanitaria específicamente en La Guajira, donde El Niño ha cobrado ya la vida de miles de especies nativas, ha reducido el nivel de los embalses y ha decretado una crisis alimentaria en una región que paradójicamente es tan rica como desolada.

Recordemos que el 70 % de la generación de energía en Colombia depende de centrales hidroeléctricas, lo que no da cabida a una generación de energía mediante plantas accionadas por combustibles fósiles, primero porque genera impactos negativos en materia ambiental y segundo porque la generación de kilovatio hora a precio de producción con respecto a precio de venta no dejaría margen de utilidad a las empresas térmicas, lo que ocasionaría grandes pérdidas para este sector. Algunos dirán que la solución es recurrir a sistemas alternativos de producción energética como la eólica, pero la realidad es que la pertinencia de estos sistemas apenas se está evaluando.

Colombia aún recuerda con agravio la fuerte sequía del 92 que obligó al presidente César Gaviria a suspender el sistema de distribución de energía mediante racionamientos de más de 9 horas.

El compromiso es uno, ahorremos para que no se apague el país . n

*Taller de Opinión es un proyecto deEl Colombiano, EAFIT, U. de A. y UPB que busca abrir un espacio para la opiniónjoven. Las ideas expresadas por los columnistas del Taller de Opinión son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de El Colombiano, ni las universidadese instituciones vinculadas con el proyecto.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    JOSÉ NÉSTOR PEKERMAN

    En una emotiva ceremonia de despedida, recibió el pabellón nacional por parte del Presidente Duque.

    $titulo

    CRISTINA FERNÁNDEZ DE K.

    Expresidenta de Argentina. Un juez solicitó prisión preventiva, acusada de asociación ilícita para cobrar sobornos.