Arturo Guerrero
Columnista

Arturo Guerrero

Publicado el 04 de julio de 2018

“Quién nos quita lo bailao”

Cuando se habla tanto del papel de la memoria en la vida de las víctimas, es bueno contemplar la naturaleza dual de esta memoria. En Colombia decir memoria es hablar de asesinados, mutilados y desaparecidos. Pero no solo de congojas están hechos los recuerdos.

El pasado de alguna manera es una foto fija de una realidad irrevocable. Así fue, así se quedó en el atrás de los días. No es posible dulcificarlo ni echarle tierra para que no se vea, como se hizo con los muertos.

No obstante, esa estatua mutilada y congelada reclama un presente. Se revuelca en su nada de tiempo para recuperar una presencia que durará hasta el fin de las lamentaciones. Hasta un futuro en que los bisnietos lean quizá en los libros de historia que pasaron asuntos siniestros.

Pues bien, esta foto fija es apenas una figura de las varias que pueblan el laberinto del ayer. Existen otras, más benignas, cuyas virtudes agregarían bonanza a la existencia.

Alexandra Pizarnik, poeta nocturna y pretendiente de la muerte, dejó ver un día su vaivén ante las dos caras de la memoria:

“De repente poseída por un funesto presentimiento de un viento negro que impide respirar, busqué el recuerdo de alguna alegría que me sirviera de escudo, o de arma de defensa, o aun de ataque”.

El recuerdo de la alegría como arma, he aquí el otro pliegue disponible para toda persona. Ese hijo sacrificado y vuelto papilla va engrandeciéndose con el tiempo gracias a sus momentos estelares. Ese ser desaparecido no se llevó al hueco su sonrisa, su heroísmo cotidiano.

De tales alegrías, tan reales como las sangrías, también está hecha la memoria. No en vano este pueblo fiestero inventó el dicho “quién nos quita lo bailao”. El sudor del amor, la pasión de la danza, el destello de la sonrisa, son activos en el equilibrio de las fuerzas vitales.

El goce pagano permanece inscrito en las neuronas, de manera que es posible usarlo como defensa o desquite. Si es defensa, impedirá la repetición del holocausto. Si es ataque dará colmillos para las batallas sucesivas que son la vida.

El horror no se derrota con otro horror. Es preciso purificarlo, darle suavidad a su piel de cocodrilo. La alegría, concentrada a lo largo de días y noches, actúa como modelo de un mundo mejor donde habiten seres humanos que se miren a los ojos.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    ENVIGADO HACIA EL TEATRO

    En su edición N°.19, este festival ofrecerá 15 días de artes escénicas con una nutrida y variada oferta.

    $titulo

    GUILLERMO ALFONSO JARAMILLO

    Alcalde de Ibagué. Amenazó con represalias a El Nuevo Día, cuya línea informativa no le gusta. Ya se disculpó.