Luis Fernando Álvarez
Columnista

Luis Fernando Álvarez

Publicado el 12 de octubre de 2018

REFORMA A LA JUSTICIA EN EL PENSAMIENTO DE ADELA CORTINA

Filósofa y académica de reconocido prestigio por sus aportes al tema de la felicidad y la justicia, Adela Cortina ha sido durante casi tres décadas, directora de la Fundación ETNOR para la ética de los negocios y de las organizaciones. Para la profesora Cortina, cuyo pensamiento sintetizó en entrevista publicada por el periódico EL COLOMBIANO el pasado 30 de septiembre, “la ética se dirige fundamentalmente a unir dos valores que son imprescindibles para vivir: La justicia y la felicidad”. Y agrega: “Para lograr este propósito es necesario mantener un diálogo permanente entre los distintos actores sociales que están afectados por las leyes y las normas, con el fin de determinar si les parece que estas los benefician, pues en caso contrario no se puede afirmar que la norma sea justa. Sólo cuando existe convicción sobre los efectos positivos de las normas, los afectados por ellas darán su consentimiento y reiterarán su legitimidad”.

Bajo estos parámetros, en términos de Cortina, todo proyecto de reforma a la justicia debe surgir del diálogo abierto y permanente entre los distintos actores sociales, (universidad, colegios de abogados, jueces, organizaciones representativas de la sociedad civil), con el propósito de identificar los factores de justicia y los anhelos de felicidad necesarios para aceptar las reformas propuestas. Para que ello sea posible, es necesario estimular la formación de una sociedad con altos niveles de equidad e igualdad, para lo cual, previamente se debe alcanzar una verdadera cultura de la legalidad y un marcado sentido de solidaridad y movilidad; en primer término, a través de la educación; y luego, mediante el estímulo a la participación comunitaria.

Para estos efectos, dice la filósofa, “desde la escuela hay que enseñar que todos los seres humanos tienen dignidad y no un simple precio, es decir, todos tienen que ver respetados sus derechos de primera y segunda generación y sentir que no pueden ser despreciados. Sobre eso hay que educar, comentándolo y degustándolo desde la infancia”.

Anota que hay que infundir en el niño la idea de que el ser humano tiene derecho a su dignidad integral, salud, asistencia sanitaria, expresarse libremente, ir por el territorio sin restricciones y recibir ayuda para salir de la pobreza. El aprendizaje debe darse no sólo en la educación formal, sino en la sociedad. Es necesario aprovechar la fuerza de lo civil (colegios, institutos, asociaciones de vecinos), pues es un error creer que los políticos y las estructuras institucionales son la única fuente para resolver conflictos. Es necesario confiar y aceptar la legitimidad de las instituciones, para, a partir de allí, realizar aportes para crear reglas efectivas de convivencia, necesarias para alcanzar la justicia y la felicidad.

Una reforma a la justicia sin claridad sobre sus objetivos en materia de equidad e igualdad, que no sea resultado del diálogo permanente entre los distintos sectores sociales, tendrá un simple sentido instrumental sin mayores efectos con respecto a las condiciones de felicidad en la convivencia.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    SABINA MAZO

    Antioqueña. Contratada por la UFC, la más prestigiosa empresa de las artes marciales en el mundo.

    $titulo

    JUAN CARLOS MESA VALLEJO

    Alias Tom. Máximo jefe de “la Oficina”. Condenado a 16 años de cárcel tras ser hallado culpable de varios delitos.