Francisco Cortés Rodas
Columnista

Francisco Cortés Rodas

Publicado el 19 de junio de 2018

Revolución democrática o resistencia

Alexis de Tocqueville, denominó “revolución democrática” al proceso social y político que le puso fin al Antiguo Régimen y que culminó en la revolución Francesa de 1789. En su discurso de ingreso a la Academia Francesa escribió:

“Del siglo XVIII y de la revolución, como de una fuente común, habían nacido dos ríos: el primero conducía a los hombres a las instituciones libres, mientras que el segundo los llevaba al poder absoluto. La resolución, Napoleón pronto la tomó. Desvió aquel y se embarcó en este con su fortuna. Arrastrados por él, los franceses no tardaron en encontrarse más lejos de la libertad de lo que nunca antes lo estuvieron en su historia”.

En Colombia, la lucha por la igualdad de condiciones o democracia fue dura y violenta a lo largo del siglo XX e inicios del XXI. Ante las propuestas reformistas de la “revolución en marcha” de López Pumarejo, que prometían educación, la separación de la Iglesia del Estado, impuestos progresivos y una reforma agraria, la élite oligárquica y terrateniente reaccionó frenando las tendencias “comunistas” de la Ley 200 de 1936, e inició con el asesinato de Gaitán, el primer gran ciclo de violencia.

Carlos Lleras, que gobernó de 1966 a 1970, buscó revivir la reforma agraria mediante un proceso de expropiación de tierras de grandes propietarios, para dárselas a propietarios medios y pequeños. Misael Pastrana le puso fin a esta reforma en el Pacto de Chicoral, donde se propuso que en vez de dar tierras a los campesinos, se debían crear estímulos tributarios para que los latifundistas se convirtieran en actores productivos.

En el siglo XXI el despojo de las tierras y el desplazamiento al que fueron sometidos los campesinos por los ejércitos de paramilitares y guerrillas produjo un grado mayor de concentración de la tierra. Según los datos disponibles, el 77 % de la tierra está en manos del 13 % de propietarios, pero el 3,6 % de estos tiene el 30 % de la tierra (Reyes).

En el Acuerdo Final el problema agrario es fundamental. La solución que presenta es realista y viable. No se ponen en tela de juicio los derechos de propiedad. Se busca garantizar la propiedad privada a los campesinos con la formalización de siete millones de hectáreas y la distribución de tres millones de tierras baldías. Esto permitirá que el país avance en la consecución de una mayor justicia social y económica.

El presidente elegido, Iván Duque, tiene dos caminos: o se ata a las fuerzas políticas que lo han sostenido e impulsado, pero que lo condenan a consolidar una oligarquía incapaz de cualquier reforma, o emprende el camino de la revolución democrática que el liberalismo social inició el siglo pasado. La fuerza de la juventud indignada con la corrupción y el clientelismo, de los campesinos excluidos del bienestar social, de las víctimas, que se expresó en las urnas con ocho millones de votos, no podrá ser contenida. Duque deberá reconocer esto, buscar el camino de las reformas sociales y asegurar la paz.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    MICHAEL GIL GÓMEZ

    Viene de la empresa privada y es el nuevo presidente del DIM. Llega con muchos proyectos y expectativas.

    $titulo

    NILTON CÓRDOBA

    Parlamentario chocoano. Corte Suprema mostró que sí puso celular de Álvaro Uribe como si fuera el suyo.