Carmen Elena Villa Betancourt
Columnista

Carmen Elena Villa Betancourt

Publicado el 19 de octubre de 2016

San Joselito

En la película Cristiada (2013) protagonizada y dirigida por Dean Wright muestra cómo el joven José Sánchez del Río dio la vida por defender la libertad religiosa en México debido a las leyes represivas del entonces presidente Plutarco Elías Calles (1924- 1928).

El Papa canonizó el pasado domingo a este valiente joven, que fue torturado y asesinado en 1928.

Joselito, como le decían las personas más cercanas, nació en 1913 en Sahuayo, Michoacán y sobresalía por ser un niño solidario y con una profunda piedad a Dios, pese a la difícil situación por la que estaban pasando los cristianos en su país. El libro “El niño testigo de Cristo Rey” de Luis Laurean Cervantes describe la situación que vivían en ese entonces los mexicanos que querían vivir su fe pero que se veían tremendamente limitados por la “ley de Calles”, la cual imponía prohibiciones como la presencia de sacerdotes extranjeros, de celebración de misas en lugares públicos, el toque de campanas a la hora de misa, el uso hábito religioso, la libertad de prensa religiosa y la emisión de votos religiosos. Además, obligó a la disolución de las comunidades de religiosas y las iglesias pasaron a ser propiedades del Estado.

Estuve hablando con el postulador para su causa, el padre Fidel González, quien me contó que en un enfrentamiento entre las tropas cristeras y fe¬derales, el jefe cristero Guizar Morfín estuvo a punto de ir a la cárcel luego de que le mataran su caballo, pero Joselito se bajó del suyo y le dijo: “Mi gene¬ral, tome usted mi caballo y sálvese; usted es más necesario y hace más falta a la causa que yo”. (La película Cristiada escenifica muy bien este momento) El general pudo escapar, pero Joselito quedó detenido.

Paradójicamente el lugar donde estuvo preso fue la iglesia Santiago Apóstol de Sahyuayo, donde 14 años atrás había sido bautizado, pues el templo pasó a ser usado como caballerizas y gallineros de los miembros de las tropas federales. Paradójicamente también el hombre que lo tuvo preso y que luego dio la orden de asesinarlo fue su padrino, el general Rafael Picazo Sánchez.

Los soldados lo torturaron quitándole con un cuchillo las plantas los pies y obligándolo a caminar descalzo hacia el cementerio de Sahuayo. “No oí lamentos (...) Se lo llevan al panteón donde primero es acuchillado y después le dan el tiro de gracia en la cabeza”, cuenta uno de los testigos. Y mientras lo acuchillaban él gritaba la consigna que identificaba a los cristeros: “¡Viva Cristo Rey!” “¡Viva la Virgen de Guadalupe!”. Ese día su voz se apagó. Estaba próximo a cumplir 15 años.

Este muchacho nos enseña a ser fieles a nuestras propias convicciones cuando ciertas instituciones nos quieren obligar a pensar y actuar de manera diferente con la fe que le da sentido a nuestra vida. Hoy también la fe quiere ser relegada solo al ámbito privado y se tilda como fanático a quien quiera vivir y compartir con otros sus creencias.

Quizás ni el presidente Calles ni el general Picazo se imaginaron que el pasado domingo, miles compatriotas suyos llenarían la Plaza de San Pedro en Roma para presenciar la llegada de este joven a los altares. Quizás tampoco se imaginaron que miles de televidentes pudieran seguir desde México la ceremonia y agradecieran a este valiente joven que murió convencido de que la fe era la mejor herencia que podía dejar a su amado país.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    OSCAR PAREJA

    El exjugador del DIM fue elegido como el mejor entrenador del 2016 en la liga de fútbol de Estados Unidos.

    $titulo

    CARLOS ENRIQUE AREIZA

    Un juzgado de Medellín lo condenó por el delito de falso testimonio, en el caso de Luis Alfredo Ramos.