P.D. Mario Franco
Columnista

P.D. Mario Franco

Publicado el 12 de junio de 2017

SANTÍSIMA TRINIDAD

Celebramos hoy la fiesta de la Santísima Trinidad: Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo. Viene a nuestra mente la dimensión del misterio: un solo Dios en tres personas. Sin duda el trabajo de la teología, para desarrollar el misterio de la trinidad ha sido una buena ayuda, todos los tiempos. Pero Dios (para nosotros misterio), se da a conocer sencilla y simplemente, como un misterioso ser de amor y compasión. Dios de misericordia. Quisiera que nos acercáramos a este misterio de Dios, con un corazón sencillo y humilde para poder experimentar desde Dios, su inclinación hacia el perdón, hacia lo entrañable de su amor por nosotros. Dios uno y trino, sencillamente lo cantamos como Dios Amor y Perdón. Ternura y compasión.

En la lectura del éxodo, por súplica de Moisés, Dios revela su rostro, pero no como lo esperaríamos nosotros. Se revela como un Dios lleno de bondad. Un Dios compasivo y misericordioso, que ama a su pueblo, lo perdona y le ofrece siempre la Vida, a pesar de su pecado. El Evangelio refuerza esta revelación cuando afirma: “Tanto amó Dios al mundo que entregó a su unigénito, para que todo el que cree en él no perezca, sino que tenga vida eterna. La revelación definitiva del Ser de Dios, no es otra que la bondad y la misericordia por el hombre, por el débil y pequeño, el pobre y pecador, porque de otro modo, no sería posible nuestra vida y salvación.

Estas palabras, pronunciadas por Jesús hace tanto tiempo, siguen resonando de forma clara y maravillosa sobre lo que es el ser de Dios, que se entrega plenamente en su Hijo, por la fuerza del amor y del Espíritu, para la salvación de todo hombre. Esta es la dinámica del amor y ser de Dios, Uno y Trino, que choca contra esa visión pobre y estrecha, en los límites de una racionalidad enferma y desgastada que se piensa así misma en términos egoístas, de recoger para sí, negando la presencia de otros, a quienes debe darse la vida. Que mira simplemente por mi identidad, única e irrepetible, identidad perdida, que tiende a lograrse por el “aparente-falso” camino de su bienestar a cualquier precio. Camino que resulta de destrucción del otro, de la relación para arroparse en el sinsentido de una vida pasajera, en la que solo se pretende sostener una identidad individual, que a la larga viene negando y destruyendo la verdadera vida.

Los tiempos cambian y la sensibilidad para nuestra lectura o interpretación, va cambiando. La imagen del Dios que no queremos experimentar como uno y trino, -Revelado por Jesús- lo que genera es un despropósito de nuestra supuesta “racionalidad”, que muchos creyentes llaman o definen como su Dios. Ciertamente no es el Dios de amor que, entregando su vida por otros, sin recuperarla para sí, nos hizo visible Jesús: Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo: Bendita Trinidad.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    BOCA JUNIORS / RIVER PLATE

    Tras un vibrante clásico, la final de la Copa Libertadores sigue abierta para los dos populares conjuntos.

    $titulo

    JAVIER LÓPEZ

    Defensa del Santa Fe. Contra el Junior ajustó su novena expulsión por violencia contra los rivales.