Taller de Opinión
Columnista

Taller de Opinión

Publicado el 07 de marzo de 2018

Señor, recuerde: Magister Dixit

Por Daniel Esteban Gordillo O.
Universidad del Cauca
programa de Matemáticas, 1° semestre.
danielgordillo@unicauca.edu.co

En los días de la sociedad sobreinformada, tan llena de caminos que se bifurcan como de incontables formas de acceder al conocimiento, la civilización de occidente ha vuelto a quedar in statu quo ante bellum. El globalismo ha conseguido que la educación superior —que representa una oportunidad grandiosa de conocer— hoy sea preferida más como un mercado de títulos académicos. El imaginario común asume que sus profesionales de posgrado son la ciencia encarnada, y acepta todo un tejido de mitos que se han venido forjando al respecto.

Sí, volvimos a eso de «Magister dixit» [el maestro ha dicho] que tanto detestaba Descartes, y que por siglos se usó para acaudillar el conocimiento en las manos de unos pocos iniciados. Hoy, que sentados en el último eslabón de la cadena nos parece absurdo ver en la Edad Media a los monasterios cerrando el conocimiento bajo llave, y apelando al criterio de sabios milenarios como método de intimidación intelectual, deberíamos preguntarnos si acaso no ocurre otro tanto en las actuales comunidades académicas.

¿Qué otra cosa podría esperarse? Se trata de una vieja práctica que viene desde la escuela pitagórica y que salió a flote con instituciones predecesoras de la educación superior moderna, como la Universidad de Boloña, por ejemplo. Podríamos decir que, desde entonces, han funcionado jerarquizando el conocimiento, graduándolo. Luego, en los siglos posteriores el modelo floreció hasta nuestros días.

Parece que esto de capitanear el conocimiento es más una espada de Damocles que una verdadera ventaja. Una de las acusaciones presentes en el juicio a Sócrates fue que, en su búsqueda de la verdad, se topó con ciertos señores cuya crasa ignorancia era evidente, y no obstante, andaban desdeñando a los demás con cierto aire de sapiencia.

Se supone que los estudios de posgrado, desde el más bajo hasta el más alto, cumplen el papel de orientar a las personas hacia un conocimiento académico más profundo, pero ello no significa el acabose de los verdaderos problemas del mundo. Señores(as), ya es tiempo de abandonar eso de «Magister dixit», o nos estaremos engañando: verdad es que la ciencia se construye desde abajo, desde la ética más sincera, y me temo que para la auténtica ciencia de la vida los doctorados están de más.

*Taller de Opinión es un proyecto de
El Colombiano, EAFIT, U. de A. y UPB que busca abrir un espacio para la opinión
joven. Las ideas expresadas por los columnistas del Taller de Opinión son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de El Colombiano, ni las universidades
e instituciones vinculadas con el proyecto.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    JUAN CARLOS OSORIO
    Con el merecido triunfo ante la poderosa Alemania les tapó la boca a los detractores que tenía en México.

    $titulo

    IÑAKI UNDARGARÍN
    El cuñado del Rey de España entró ayer a prisión donde pagará una condena de cinco años por corrupción.