Juan José Hoyos
Columnista

Juan José Hoyos

Publicado el 18 de junio de 2018

SI ÉL FUERA EL QUE ES

Hace dos semanas pensaba votar en blanco en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales. Derrotados los candidatos que ―para mí y para millones de colombianos― representaban la mejor opción para dirigir los destinos de Colombia entre 2018 y 2022, no quería resignarme a votar por ninguno de los dos aspirantes de la derecha y la izquierda que pasaron a la segunda vuelta.

No tengo ninguna animadversión personal frente a ellos. Gustavo Petro me parece inteligente y arrogante. Cometió errores como alcalde de Bogotá, pero no robó, lo cual ya es mucho decir de un político colombiano. Además, trató de mejorar las condiciones de vida de la gente más pobre de la capital. Iván Duque me simpatiza mucho más. Tiene una hoja de vida limpia y fue formado en la pulcra tradición liberal de su padre, un hombre tan honrado que siendo gobernador de Antioquia se atrevió denunciar ante el presidente de la época al entonces director de la Aeronáutica Civil -Álvaro Uribe Vélez, hoy principal promotor de su candidatura- por conceder numerosas licencias de funcionamiento a las pistas usadas por los aviones de los carteles del narcotráfico.

Sin embargo, el lavado de imagen y el replanteamiento del lenguaje de su campaña me pusieron los pelos de punta. Desde que resultó vencedor en la primera vuelta, ni en los videos, ni en las fotografías volvieron a aparecer -con excepción del expresidente Uribe- los demás promotores de su campaña.

Confieso que estaría en disposición de votar por él si no representara lo que en realidad representa. Quiero decir: si él fuera el que es, como dice el lema de su campaña. Si detrás de él, y de su perfumada juventud, y de su figura amable y sonriente, no estuvieran los que están.

Hablo de las figuras más retardatarias del Centro Democrático: los exparlamentarios que estuvieron o están presos por sus nexos con los grupos paramilitares; las senadoras tristemente célebres por sus desafueros en las redes sociales; los parlamentarios expertos en maniobras legales para entorpecer la aprobación de las leyes que implementan los acuerdos de paz; los terratenientes y ganaderos aterrorizados por los proyectos de ley que buscan poner fin a sus privilegios casi feudales; los exprocuradores y exmagistrados removidos de sus cargos por violar las leyes o vender fallos...

Por eso he cambiado de opinión y he decidido votar por Gustavo Petro. Me convencieron de hacerlo Clara y Claudia López, las dos candidatas a la vicepresidencia de Humberto de la Calle y Sergio Fajardo. También me convencieron el senador electo Antanas Mockus, algunos columnistas que respeto, como Antonio Caballero, Rodrigo Uprimny y Julio César Londoño, y dos compañeros de este oficio que amo: Jesús Abad Colorado y Alberto Salcedo.

Empecé a escuchar sus argumentos con más atención y a ponerme en guardia desde el momento en que advertí los cambios en el discurso de la campaña de Duque. Él dejó de hablar de “volver trizas” los acuerdos de paz, como en principio había prometido, y en cambio dijo que los iba a “reformar”. Luego me impresionó la introducción de nuevas palabras como “no heterosexuales” para saludar las adhesiones de última hora de hombres y mujeres hasta hace poco satanizados por sus preferencias sexuales por prominentes figuras del Centro Democrático. Por último, me dejó pasmado la defensa que hizo del voto en blanco un dirigente de ese partido en un debate organizado por la revista Semana. Era como ver al diablo haciendo hostias.

El voto en blanco es una expresión legítima de inconformidad y de independencia. Sin embargo, creo que en las elecciones de este 18 de junio solo ayudará a pavimentar el camino para el regreso triunfal al poder de los que quieren a toda costa hacer trizas los acuerdos de paz.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    ENVIGADO HACIA EL TEATRO

    En su edición N°.19, este festival ofrecerá 15 días de artes escénicas con una nutrida y variada oferta.

    $titulo

    GUILLERMO ALFONSO JARAMILLO

    Alcalde de Ibagué. Amenazó con represalias a El Nuevo Día, cuya línea informativa no le gusta. Ya se disculpó.