José Guillermo Ángel
Columnista

José Guillermo Ángel

Publicado el 07 de octubre de 2017

SOBRE AGUACEROS DESMORALIZADOS

Estación Escampadero, repleta de gentes diversas cuando caen rayos y suenan truenos, ventea fuerte y caen goterones del tamaño de una rosca, los árboles bailan y los pájaros buscan refugio en la base de las plantas o en los cruces de las ramas mientras esponjan sus plumas y se vuelven casi redondos. Y ya, cuando el aguacero es evidente y tronante, pues no hay rezo que valga y las nubes negras se abren para soltar su iracundo contenido, el agua comienza a correr por calles y aceras, inunda alcantarillas y primeros pisos (esto si no entra por los techos o las persianas, los vidrios mal colocados o los huecos que nunca se arreglaron), lo que pasa es de locos: se inundan los deprimidos, brota porquería de los vertederos, lo que era grama se vuelve ciénaga, el tráfico es un enredo de clips y la energía le hace malas jugadas a los pararrayos, fundiendo aparatos y poniendo de manifiesto la imprevisión, la improvisación y, claro, la corrupción, porque la ciudad quedó mal hecha a pesar de tanta espera y sobrepago.

En el trópico los aguaceros han sido siempre terribles, no sé si por descuido de los dioses (los aztecas hablan de Quetzalcóatl y los mayas de Kukulcán, dioses del revoltijo) o porque el exceso de calor y evaporación, a más de tantos pecados continuados (los de los gobiernos y la falta de inteligencia reflejada en la falta de planeación y control de errores) y el vivir al día como los mangos y zapotes, ha propiciado que cada tanto haya que mirar la naturaleza asustados, sabiendo que se pudo hacer y no se hizo, que se burlaron los métodos para no inundarse o se saltaron las previsiones, pues fue más importante el baile, la mentira, el desprecio por el conocimiento y la repartición de dineros habidos por debajo. Y en este juego de las cosas no pasan y si pasan para eso es el ron y la limonada, nos inundamos cada tanto.

Y, tomando como metáfora al aguacero, nos inundamos de jugadas sucias a la justicia, de diletantes que presumen saber sin entender de que hablan, de trabajos mal hechos porque son los amigos los que ganan las licitaciones (o el que más paga por debajo), de políticos que llegan a enriquecerse haciendo negociados enrarecidos, de predicadores que esquilman a los confiados que buscan que todo les caiga del cielo (les cae el aguacero) sin trabajar, en fin, que en este Caribe tan de bailarines y guacharacas, de gente que se cree inteligente porque se han mirado al espejo y se han hecho un guiño, las tormentas son todo el tiempo (todas anunciadas), los desbarajustes permanentes y el narcisismo una enfermedad que no reconoce errores ni admite confrontaciones, pues aquí todo es emoción, pasión y mucha ignorancia.

Acotación: para los aguaceros se han inventado los paraguas (las sombrillas son para el sol), las alcantarillas debidas, los retiros pertinentes, las lógicas de construcción, las normas, las botas y pilotos de plástico, los medidores de vientos. Y si el aguacero es moral, todo esto se aplica igual. Pero si llueve corrupción, nada de esto cumple su función. Glú-glú.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    MACNELLY TORRES
    El habilidoso volante colombiano ajusta 200 partidos con Nacional, donde es líder y aporta su fútbol exquisito.

    $titulo

    HARVEY WEINSTEIN
    Productor de cine de Hollywood, protagonista de escándalo por acosos y abusos sexuales a actrices.