José Guillermo Ángel
Columnista

José Guillermo Ángel

Publicado el 13 de enero de 2018

SOBRE LOS REINICIOS

Estación Uno, aunque muchos quisieran que fuera menos uno, pues no faltan los que viven del pasado o se aferran a lo que pudo haber sucedido, que en esto de la memoria y los olvidos todo resulta siendo como una película que, según el guion, depende de la dirección que le hayamos dado, de las locaciones y actores, los diálogos y luces. O sea, una fragmentación de la realidad. Pero, de todas maneras, el tiempo está ahí y, según el calendario, comenzamos otro período, el 2018, que tendrá aguaceros y calores, asuntos por resolver e incumplimientos, promesas en veremos y vendedores de esperanzas y milagros, personajes estos que no faltan en todos los inicios, como si las cosas que hacemos dependieran primero de unas fuerzas cósmicas (o cómicas) que misteriosamente solo ellos conocen y, proponiendo una especie de circo, valiera de poco la planeación, lo que sabemos que pasa y lo laborado o entendido, eso que por hacerlo de manera permanente ya se sabe que funciona. Pero bueno, ya empezamos.

Del tiempo se habla mucho y se han soñado máquinas para viajar por él, lo que no deja de ser interesante, pues el tiempo no cambia sino que está ahí y no es más grande que un preciso instante, quizá solo una micro partícula, como esas que contienen los electrones y protones, cargada de energía. El tiempo es un inmutable y en esto reside su misterio y los asombros que genera, dado que los que cambiamos somos nosotros y todo eso que nos rodea, que es espacio y movimiento. Sin embargo, mirando los días y las noches, los cambios de la luna, la llegada de las estaciones y las rotaciones de la tierra (alrededor de sí misma y del sol), hemos construido una recta y la fuimos dividiendo en lo ya hecho, lo que estamos haciendo y lo por hacer. Y esa recta da cuenta de nosotros, del parar y del seguir. Y del reiniciarnos.

Y la palabra reinicio no es arrancar de nada sino volver a poner en funcionamiento una estructura que ya existe, a la que se le ha dado mantenimiento y ahora puede funcionar mejor, pues le han quitado la mugre y le han cambiado los materiales vencidos, lo que incluye eso que fluye y lo que debe permanecer estático. Esto es lo que le da sentido a la historia, que no es un azar sino un saber que es posible evitar que lo malo vuelva a suceder y reactivar lo bueno que pasó. La memoria ordenada, entonces, es la esencia del reinicio. Pero si está desordenada, si no hace un balance de haberes y deberes, si se mueve en la fantasía y las contradicciones, los muchos haciendo y pocos arreglando, el reinicio falla y donde había un cable suelto aparece un corto y lo que se movía ya es un traqueo y un desbarajuste. Y ahí sí.

Acotación: cada año es un balance y un inicio. Por eso hay años agrícolas y santos, fiscales y biológicos (para medir cambios). Y el inicio depende del balance, de las condiciones previas y de la historia sabida. Así, un año que se inicia no es un deseo sino una prospectiva. Y si bien hay variables inesperadas, se tienen en cuenta. En el verano, los barcos salen a la mar con toda su indumentaria de invierno en la bodega. Por si algo.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    JUAN LUIS MEJÍA ARANGO

    Rector de EAFIT. Recibió el reconocimiento Vida y Obra en la educación superior del Min. de Educación.

    $titulo

    JOANE IVETTE LEÓN BERMÚDEZ

    Exesposa de David Murcia, de DMG. Condenada a 16 años de cárcel por lavado de activos.