The New York Times
Columnista

The New York Times

Publicado el 20 de junio de 2017

¿TRUMP LO AVERGÜENZA?

Por NEIL GROSS
redaccion@elcolombiano.com.co

Hace más o menos una semana, CNN canceló el programa ‘Believer’ (Creyente), presentado por el erudito religioso Reza Aslan. Ejecutivos de la cadena tomaron la decisión después de que Aslan, enfurecido por lo que consideró una respuesta insensible por parte de Donald Trump ante el ataque terrorista en el Puente de Londres, escribió en Twitter que Trump “no solo es una vergüenza para Estados Unidos” sino también “una vergüenza para la humanidad”. (También hubo palabrotas.)

Mientras que la gente puede debatir los méritos de la decisión de CNN, la opinión de Aslan sobre el presidente como una vergüenza es compartida ampliamente. Encuestas por la organización de noticias McClatchy y Marist College muestra que el 60 por ciento dice que se siente ‘avergonzado’ por él.

La vergüenza obviamente es una sensación incómoda. El sociólogo Erving Goffman ofreció un análisis clásico de la vergüenza en 1956. Empezó por escudriñar el tipo de humillación personal que todos sentimos de vez en cuando.

Las causas de la vergüenza pueden parecer idiosincrásicas. Goffman percibió un núcleo común detrás de todas las variedades. La vergüenza, argumentó, sucede cuando quien decimos ser en una interacción social de repente no parece encajar con los hechos.

La vergüenza es el temor de que otros nos están juzgando como intérpretes incompetentes de nuestros roles sociales.

Entre las señales reveladores de esta emoción, señaló Goffman están “sonrojarse, tartamudear, una voz inusualmente baja o aguda”, “sudar” y “parpadear”.

Sin embargo, a pesar de la incomodidad, según Goffman, no debemos desear que no exista la vergüenza. El individuo avergonzado es un miembro activo de la sociedad, lo suficientemente sintonizado con las dinámicas de la interacción interpersonal que su cuerpo responde de manera reflexiva a una ruptura percibida. La vergüenza es una señal de que la familia, el colegio y los grupos de colegas están haciendo su trabajo.

¿Cómo se relaciona todo esto con la vergüenza que el 60 por ciento de los estadounidenses siente -no por sí mismos sino por Trump?

Los psicólogos Sören Krach y Frieder Paulus han estudiado la vergüenza ajena, que es cuando nos sentimos avergonzados por otra persona, incluso si esa persona no da ninguna indicación de estar avergonzada.

Es seguro asumir que pocos de los americanos avergonzados por Trump están avergonzados por él, exactamente, aunque puede ser difícil no sentir un poco de vergüenza ajena cuando ve videos de él tartamudeando incoherentemente en respuesta a la pregunta de un periodista, o estrujando al primer ministro de Montenegro. El tipo claramente no ha descifrado cómo actuar de manera presidencial, y la descoyuntura entre su comportamiento y el papel social que ha asumido es dolorosa de observar, incluso aunque negáramos empatía hacia él.

Sin embargo la sugerencia más interesante es que los americanos avergonzados por Trump están viviendo la vergüenza ajena no por él sino por el país. Están avergonzados porque, con Trump como presidente, las afirmaciones del país sobre la virtud, el liderazgo y el respaldo moral parecen huecas.

Si Mike Pence fuera el presidente, los liberales se opondrían a sus políticas pero no sentirían tanta vergüenza. Vergüenza como la que está surgiendo hoy está ligada a orgullo nacional y patriotismo, que la derecha frecuentemente acusa a la izquierda de no tener y que los liberales cosmopolitas a veces no reconocen en sí mismos.

El tiempo dirá si la vergüenza sobre Trump será fortalecedora para el cambio político. De cualquier manera, en estos tiempos de rencor, la vergüenza es una base emocional más sana y cívica para la disconformidad que el odio.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    PIRAGÜEROS

    Red social de monitoreo de cuencas hidrográficas creada por Corantioquia en 80 municipios del depto.

    $titulo

    ESCOPOLAMINA

    Sigue siendo una práctica delincuencial para robar o abusar de personas. Puede tener consecuencias fatales.