David Escobar Arango
Columnista

David Escobar Arango

Publicado el 18 de junio de 2018

Un día sin las empresas

Querido Gabriel,

Hace años vi la película “Un día sin mexicanos”, de Sergio Arau. El filme propone una hipotética desaparición de todos los latinos de California. Nada funciona, el mundo se derrumba. ¿Te imaginas que se hiciera realidad lo que sueñan los criticones, a los que nada ni nadie les sirve? ¿Qué tal si reflexionamos igual sobre nuestras empresas?

Por ejemplo, te cuento que la semana pasada en una reunión, alguien dijo: “Muy bueno que a Antioquia y a EPM les pasó lo de Hidroituango, por arrogantes”.

Reaccioné, no como un antioqueño regionalista, sino como colombiano. Dije que los costos los pagaremos todos, que es una empresa seria, que ha cuidado a las personas como debe ser, que luego se estudiará bien la crisis y sus causas, que no es momento para que las hienas se tiren al cuello de ingenieros, gerentes, alcaldes y gobernadores. Pero el señor en cuestión sonreía con sorna y en la mesa la gente volteaba la mirada. ¿Cómo sería la vida, incluso un solo día, sin EPM?

El más importante aporte de esta organización al país va más allá de las transferencias a Medellín, los impuestos nacionales, los millones de usuarios, los miles de empleos; supera cualquier estadística. EPM es parte de nuestra psique, de nuestra autoestima, de nuestra cultura. Nos ha demostrado que juntos podemos lograr cosas importantes. En general, cualquier empresa, grande o pequeña, es mucho más que unos activos, unas ventas y unos empleos. Estas, como el trabajo, implican creación, propósito y dignidad.

En esa misma línea, te quería invitar a conversar. ¿Qué podemos hacer ante ese proceso global, del que no estamos ajenos, de deterioro de confianza, en particular en las empresas? ¿Cómo sería un día, o un año, sin las más importantes, públicas y privadas? O sin las más pequeñas, tan esenciales: ¿Qué tal si cerráramos de golpe las tiendas de barrio, las peluquerías, los restaurantes? Me recordó la frase que le atribuyen a Churchill, cuando dice que las empresas no son ni la vaca para ordeñar, ni el lobo que hay que abatir, sino el caballo que tira del carro. La riqueza y el desarrollo de un país se alimentan, sobre todo, de la iniciativa y el éxito empresarial.

Por otro lado, me gustaría que tus amigos, empresarios y humanistas, nos ayuden a pensar qué debemos cambiar en nuestras organizaciones. ¿Qué tal seguir esa filosofía idealista, que propone que no maximicemos utilidades sino impacto? ¿Qué tal empresas que nos orienten para consumir lo justo, lo sano, lo sostenible ambientalmente? Acá vemos algunos casos extraordinarios, de eso que ahora llaman capitalismo consciente. Ojalá se vuelva norma social. ¿Creerías que las empresas, además, pueden tener cada día más compromiso con la felicidad de sus trabajadores, cambiarles la vida para bien, educarlos y ayudarles a cuidarse?

Al final, sería emocionante que en tu tertulia tejamos un diálogo entre los críticos de las empresas y los emprendedores y empresarios que construyen país, para ver si aportamos en ese lento proceso de acercar a los opuestos e inducimos, desde nuestros espacios, el tipo de conversaciones que merece Colombia.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    RCN RADIO Y CARACOL RADIO

    Ambas cadenas radiales cumplen 70 años y recibieron el reconocido Premio Ondas otorgado por Prisa.

    $titulo

    WILMER GONZÁLEZ BRITO
    Gobernador de La Guajira. La Corte Suprema de Justicia lo condenó a 10 años de prisión por corrupción.