Ramiro Velásquez Gómez
Columnista

Ramiro Velásquez Gómez

Publicado el 09 de febrero de 2018

Un Entorno muy pesado

El abismo entre la Colombia más pudiente (económicamente) y la menos volvió a verse con el delicado problema de unas estudiantes en Medellín.

Abundaron los comentarios de personas sorprendidas diciendo que qué clase de personas eran esas, que dónde vivían, que qué valores les enseñaron y cosas así.

Me centro en tres asuntos. Uno es cómo se vive en sectores donde se carece de muchas comodidades y el futuro no es claro (media ciudad). Lo que sucedió la semana pasada es un hecho publicitado de conductas que se ven todos los días en o cerca a distintas instituciones educativas.

¿Cuántas madres cabeza de familia hay allí? ¿Cuántos padres no han abandonado hogar o no cumplen su papel de papás con sus hijos?

El entorno es violento. El ejemplo es el malandrín, entre otras porque, no es misterio, las bandas copan la ciudad de una forma u otra.

No todos caen, pero no todos logran alejarse. Muchos no tienen ningún apoyo.

El problema de las bandas y el comportamiento juvenil anti o casi antisocial no solo se ve en sectores con menores posibilidades, pero es más común y notorio allí facilitado por una sumatoria de carencias: de afecto, recursos, oportunidades, entre otras.

El segundo punto tiene que ver con un sistema educativo inadecuado. No podemos decir que está en cuidados intensivos, porque en esas salas existe la posibilidad de recuperarse. Acá nadie se ocupa.

Las instituciones buscan buen puntaje en las pruebas Icfes. No pocos educadores se limitan a dar clase y punto, sin saber quiénes son sus alumnos ni intentar formar y educar según el entorno. El sistema está hecho para embutir conocimientos de memoria. Años hablando del tema y sigue igual. Y el acceso a la educación superior es un sueño para decenas de miles (hasta muchos dejaron de soñarlo ya) así la propaganda oficial diga otra cosa.

Alcaldes, gobernadores y ministros reducen el sector a construir megacolegios. Esa es su fórmula mágica para reducir inequidades y brindar (?) oportunidades. Es casi lo único que destacan en sus balances educativos.

Nótese que la inversión de las administraciones en desarrollar tejido social y familiar es mínima. Ahí no hay dónde inaugurar ni colocar una placa para hinchar pecho.

¿Qué se puede pedir entonces? Antes mucha gracia.

Maullido: acceso a estaciones del metro hoy es muy estrecho para tanto usuario.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    DANIEL RESTREPO

    Clavadista antioqueño, ganó tercer oro para Colombia en los Juegos Olímpicos de la Juventud.

    $titulo

    DAYRO MORENO

    Expulsado del Nacional tras protagonizar una vergonzosa pelea con un compañero en el último partido.