Humberto Montero
Columnista

Humberto Montero

Publicado el 20 de junio de 2017

Un mensaje de esperanza

El mundo no es hoy un lugar peor. Todo lo contrario. Veo a mi alrededor caos y desolación. Millones de personas mueren por el hambre y por las guerras. Por atentados sin sentido en nombre de la justicia o, peor aún, de Dios. Sin embargo, no encuentro motivos para la desesperanza.

En apenas unas horas he visto cómo ardía una torre en Londres frente al que fue el colegio de mis hijos durante tres años. Un pavoroso incendio que dejó decenas de muertos, como los que sembró el fuego este fin de semana en el centro de Portugal. Cuando parecía que nada podía ir peor, otros dos directos a la mandíbula. El primero, desde Bogotá y el segundo, de nuevo desde Londres, una ciudad abonada a las malas noticias desde que triunfara el maldito Brexit.

Aún se desconoce la autoría de la matanza perpetrada por uno o varios desalmados en el Centro Comercial Andino. Y digo bien matanza, porque han sido tres las víctimas mortales y porque podrían haber sido muchas más. Poco me importa si los asesinos que colocaron una carga explosiva en los baños de mujeres (hay que ser malnacido) pertenecen al ELN, al narco o a las bandas criminales escindidas de las guerrillas o del paramilitarismo. Al parecer, el ELN, que ya dejó un policía muerto y 25 heridos al detonar una bomba el pasado febrero en Bogotá, lamentó este último ataque, lo que apunta a la posibilidad de que sea una acción del denominado Clan del Golfo, un grupo conformado por antiguos paramilitares de ultraderecha que se dedica al narcotráfico. Al margen de estas acciones, la ley impera y el respeto entre las personas de bien, que son cada vez más, se extiende sin que la maldad de unos pocos pueda hacer mella.

Por eso tampoco importan las motivaciones del perturbado que lanzó su furgoneta contra un grupo de musulmanes en la capital británica, causando un muerto y una decena de heridos. El lugar del atropello es más que relevante, en uno de los barrios duros de “Londonistán”, en la calle Seven Sisters, junto a Finsbury Park, cuando los fieles acaban de abandonar la mezquita tras la oración de medianoche del ramadán, en las primeras horas de la madrugada del lunes. Según parece, el autor del atentado, el cuarto que sufre Londres en tres meses, sería un varón blanco de 48 años que fue reducido por una muchedumbre y entregado a la Policía. Las primeras investigaciones apuntan a un incidente islamófobo.

Ante tanta tragedia podríamos pensar que nos hemos vuelto todos locos y que ya nunca estaremos seguros. Que la desgracia nos acecha en cada esquina. Sin embargo, eso no es cierto. Vean sino el ejemplo de Londres, una ciudad con un alcalde musulmán, Sadiq Khan, donde tras varios atentados islamistas (que dejaron también víctimas musulmanas) no ha habido mayor incidente islamófobo que este.Quienes veneran el mal pretenden expandir su odio y su desesperanza por doquier. Quieren un futuro donde la sangre corra sobre campos baldíos arrasados por el fuego y la guerra. Son los mismos que disfrutaban en el coliseo romano viendo cómo las bestias devoraban a sus semejantes. Aquellos que apostaban en las peleas de gladiadores. Los que quemaban brujas en hogueras y arrasaban ciudades y sojuzgaban a inocentes en nombre de Alá o de Jesucristo. El mal existe, desde dementes capaces de martirizar a bebés hasta los sicarios o los narcos, pero son cada vez menos y están más vigilados. Quizá nuestras leyes deberían ser más duras ante alguno de estos crímenes, pero hoy nuestro mundo no es peor que ayer. Quien crea eso habrá perdido la batalla. La bondad no paga titulares, pero existe. Como existe el olor de una flor aunque jamás podamos verlo.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    MACNELLY TORRES
    El habilidoso volante colombiano ajusta 200 partidos con Nacional, donde es líder y aporta su fútbol exquisito.

    $titulo

    HARVEY WEINSTEIN
    Productor de cine de Hollywood, protagonista de escándalo por acosos y abusos sexuales a actrices.