David Santos Gómez
Columnista

David Santos Gómez

Publicado el 10 de julio de 2018

¿Y el Presidente?

A Juan Manuel Santos le queda menos de un mes como presidente de la República, pero uno escucha sus declaraciones, sus formas de mandatario en retirada, y parecieran las de un hombre cuyo trabajo está cumplido. Las de un jefe del Ejecutivo que cerró balance con los resultados de la segunda vuelta electoral y ahora solo mira el reloj para abandonar la Casa de Nariño. Que él ya no manda, que lo que pasa y lo que viene, es responsabilidad de su sucesor, y que los triunfos se los lleva intactos pero las dificultades ya no le corresponden.

El fin del conflicto con las Farc es un logro histórico y emocionante de esta administración -que se le reconocerá justamente- pero está muy lejos de consolidarse. Eso queda patente, a fuerza de sangre y llanto, con los últimos meses de estos ocho años santistas en los que se desvela un país que no hace tránsito hacia el post acuerdo, azotado por escándalos de corrupción a todo nivel e inundado por el aumento exponencial de sembradíos de coca hasta la histórica cifra de 209 mil hectáreas. A eso, y como dato desgarrador, se le suman los asesinatos de más de 300 líderes sociales en dos años y medio, y un recrudecimiento del conflicto en zonas en las que el Estado volvió a ser un protagonista ausente.

La tragedia que significa ver caer a balazos a hombres y mujeres que trabajan por la paz ha recibido una respuesta despreciable por parte del gabinete. Antes de cualquier investigación, apenas horas después de los disparos, el ministerio de Defensa cuestiona a los caídos y los culpa, a veces de líos de faldas, a veces de vínculos con grupos ilegales. Sin pruebas y en caliente, con declaraciones aberrantes, mancha los nombres de los muertos y crea dudas para esconder en ellas el fracaso de su labor. Y al otro día otro asesinato. Y se expone entonces la pasividad oficial, que da miedo y asco, y las declaraciones que se calcan unas a otras y se limitan a los mismos “enérgicos rechazos” de siempre. Como si ya no fuera con ellos. Como si el descalabro no le perteneciera a este gobierno. Como el oficinista mediocre y desentendido que malgasta las últimas horas para acabar su jornada, marcar tarjeta, e irse.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    MICHAEL GIL GÓMEZ

    Viene de la empresa privada y es el nuevo presidente del DIM. Llega con muchos proyectos y expectativas.

    $titulo

    NILTON CÓRDOBA

    Parlamentario chocoano. Corte Suprema mostró que sí puso celular de Álvaro Uribe como si fuera el suyo.