Dichas y peligros de maratonear en pareja
Crítico

Diego Agudelo Gómez

Publicado el 10 de noviembre de 2018

Dichas y peligros de maratonear en pareja

Ver una serie en pareja se ha convertido en un ritual peligroso. Primero que todo, requiere una conjunción extraordinaria de circunstancias que les permita a los enamorados seguir los episodios de una temporada sin incurrir en traiciones o pequeños deslices. La jornada laboral, la vida social de los fines de semana, invitaciones de los amigos, un imprevisto en la oficina que obliga a trabajar horas extra, una gripa, el trancón o las simples ganas de saber qué ocurre en el capítulo siguiente pueden interponerse en el idílico plan de ver una serie en compañía. Si alguno de los dos llega a adelantarse, deberá guardar el secreto como quien se sabe en peligro de muerte, y a la hora de reanudar la maratón tendrá que fingir sorpresa ante las revelaciones que sabe de antemano. ¿Cuántas parejas han visto la decadencia de la armonía marital cuando uno de los dos adelanta temporadas sin el consentimiento ni la compañía del otro?

Claro que al principio estos peligros son difusos y maratonear al lado del ser amado, o por lo menos, el ser pretendido, constituye una prueba de amor. Conozco el caso de alguien que ha visto tres veces las cinco temporadas de Breaking Bad junto a tres compañeras distintas, con la esperanza de encontrar aquella que le siga el ritmo. Lo más cerca que estuvo fue cuando devoró los 62 episodios, junto a un nuevo amor, en un tiempo récord de dos semanas. Estas historias terminan convirtiéndose en la anécdota que empieza con un amigo de un amigo, pero pongo mis manos en el fuego por su veracidad. A todos, en algún momento, nos puede pasar.

Repetiremos temporadas, recomendaremos series clásicas, haremos la promesa de ver juntos tal o cual obra maestra de la televisión con la esperanza de compartir la fascinación, el asombro y la fruición que producen las series. Algunas son más propensas para ser vistas en pareja que otras.

Las tres temporadas de The leftovers aseguran un romance perfecto. La historia de los desolados Nora y Kevin hará que la pareja no quiera separarse nunca. En el miedo, la zozobra y las lágrimas que compartirán, nacerán vínculos que creerán irrompibles.

Rectify sirve para acentuar esos vínculos. El drama de Daniel Holden, quien pasa 20 años en el corredor de la muerte acusado de un crimen que no cometió, tiene todo para filtrarse hasta el centro de los huesos, aterrorizar a la pareja con las amenazas de la soledad y hacerla incubar el deseo de encontrar un espíritu gemelo en medio de la ruin muchedumbre humana.

Pero a tanto drama hay que ponerle un contrapunto de humor, violencia o erotismo. Las tres cosas se pueden encontrar en los 31 episodios de Fargo. Personajes corrosivos, mujeres fatales, criminales con encanto diabólico, héroes y heroínas tocados por la mala suerte, contribuyen a que los pretendientes se asomen a su lado oscuro y encuentren aquellas perversiones con las que se divertirán más tarde. Penny dreadful y su catálogo de monstruos literarios, The Knick con su adictiva banda sonora o Peaky Blinders y sus engalanados pandilleros tienen el mismo efecto.

Al final, cada pareja encontrará las series tutelares de su amor. Entre dos es fácil confeccionar una ruta de tórridas maratones que permitan afinar la complicidad y calibrar el sentimiento. Pero la infidelidad siempre hará sombra. “No veas la serie sin mí” será una amenaza agobiante que pondrá a prueba la solidez conyugal. La única ventaja es que al asomo de una ruptura, en esos días oscuros de tusa incurable, ver en soledad una serie antes compartida se convierte en terapia, en acto de emancipación, en gesto necesario para remendar el corazón roto.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Críticos
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    ALBERTO DONADÍO COPELLO

    Ganó el Gran Premio a la Vida y Obra de un Periodista del Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar.

    $titulo

    RETENES DE LADRONES

    En Toledo, Norte antioqueño, una banda se dedicaba al hurto a viajeros en las carreteras de esa región.