Traicionar al rebaño americano
Crítico

Diego Agudelo Gómez

Publicado el 15 de septiembre de 2018

Traicionar al rebaño americano

En la próxima entrega de los Premios Emmy, cuando se anuncien los ganadores a Mejor Serie Dramática, Mejor Actriz, Mejor Actor o Mejor Guion de Serie Dramática hay que prestar atención a los miembros de la serie The Americans: será la última oportunidad que tienen para recibir un premio que merecen desde que se empezó a emitir en el canal FX. La sexta y última temporada se emitió entre marzo y mayo de este año. En verdad, había sido una sorpresa que los ejecutivos del canal no hubieran interrumpido la producción antes. No reportaba audiencias récord en sus capítulos de estreno ni los índices de popularidad eran los mejores; sin embargo, alguien seguía confiando en su fuerza y en el talento de los actores principales, Keri Russel y Matthew Rhys.

The Americans era la historia de una pareja de espías rusos implantada como familia tradicional en una comunidad norteamericana en los años ochenta. La atmósfera de la Guerra Fría estaba recreada en un argumento denso, un desarrollo lento de la trama y una nómina de personajes encarnada por actores poco conocidos que creaban una ilusión de realidad exacerbada, como si fueran protagonistas de un documental, verdaderos testigos de ese tráfico de traiciones que las dos potencias entablaron.

Era una historia que demandaba paciencia. Cada capítulo estaba cargado de una melancolía que despertaba una pulsión masoquista, pues algún grado de placer producía contagiarse de la desazón, la tristeza y la rabia de los personajes. En el centro palpitaba una violencia que era la responsable de las mejores escenas y provocaba ese martirio existencial en el que vivían los espías.

Cada crimen que el Gobierno soviético les solicitaba a los esposos era un flagelo. Enamorar a una secretaria ingenua y obligarla a robar información al FBI fue uno de los peores. Asesinar a la anciana que los sorprendió atracando una bodega, atraer oficiales con sexo desenfrenado, dislocar las piernas del cadáver de una amiga para ocultarlo en una maleta o ejecutar al compañero que cometió un error, eran misiones que los Jennings cumplían con nervio inquebrantable mientras llevaban a sus hijos a la iglesia o hacían vida social en un país cuyo estilo de vida odiaban,

Entre lo más atractivo de la serie estaba el modo de abordar estos actos de violencia, pues ni Elizabeth ni Philip eran retratados como villanos, a pesar de ser asesinos a sangre fría y maestros del disfraz a quienes se les iba borrando la identidad verdadera a medida que navegaban entre las caras prefabricadas con las que cometían cada golpe.

Un desarrollo convencional hubiera desembocado en un desenlace redentor en el que el capitalismo perdona los pecados de la familia y los acoge en su rebaño como ciudadanos de bien. Sin embargo, desde los primeros capítulos sabemos que esa no es la finalidad de la historia. Al contrario, incendiarios propósitos parecen habitar este relato de héroes trágicos y lo que más claro queda en sus 75 episodios, es lo absurdo que resulta ser leal a cualquier doctrina que busque la prevalencia de un estilo de vida por encima de otro.

Por ser la última vez en que la serie esté nominada a los Emmy, es probable que se lleve alguna de las estatuillas. Los actores principales son asombrosos, merecen ese premio de consolación. Sin embargo, qué bello sería que, cuando sean anunciados como dueños del galardón, algún gesto heredado de sus personajes de ficción revelara que tampoco les interesa entrar, mansos, al redil de los ganadores.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Críticos
  • 1
  • 2
    Diego Agudelo Gómez
  • 3
  • 4
    Diego Agudelo Gómez
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    JON MCBRIDE

    Astronauta estadounidense del transbordador Challenger, estuvo en Medellín dando charlas para jóvenes.

    $titulo

    AGRESIÓN A GUARDAS DE T.

    En video quedó la violenta e injustificada agresión a unos agentes de tránsito que hacían un operativo.