Una región conmovida y generosa

Publicado el 02 de diciembre de 2016

La ceremonia de homenaje a las víctimas, familiares y paisanos del accidente del avión que transportaba al equipo de la Asociación Chapecoense de Fútbol (ACF), resultó sentida y conmovedora. También sanadora y aleccionadora no solo para los afectados sino para una Medellín y una Antioquia capaces de movilizarse en tan poco tiempo. Qué gran iniciativa la del Atlético Nacional y las autoridades regionales.

En medio de la tristeza, brillaron la organización y la sinceridad del acto, dedicado a los hermanos brasileños.

Desentonaron algunos aficionados que quisieron entrar al Estadio Atanasio Girardot después de cerradas las puertas. Escalaron muros y ventanales y pusieron en riesgo su integridad. A la medianoche se redujo la quema de pólvora, pero hubo indisciplinados que no entendieron que, además de estar prohibida, el silencio era un gesto de solidaridad.

Contexto de la Noticia

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección