• 1

    Editorial

    Venezolanos, bien-venidos

    Colombia debe acoger sin miramientos a los migrantes, pero también depende de ellos, de su respeto a la Ley y el orden interno, que la atención de emergencia sea digna, oportuna y eficaz.

    Los recientes disturbios en un campamento para migrantes venezolanos, en el Occidente de Bogotá, donde además las autoridades hallaron una veintena de armas blancas y alucinógenos, abren la reflexión sobre los esfuerzos que deben hacer los gobiernos Nacional, departamentales y locales por proveer atención digna a los expulsados por la crisis del país vecino, pero de igual manera la exigencia de que los extranjeros respeten la Constitución, las leyes y la institucionalidad que rigen en Colombia.

    La primera condición para que no se den brotes de xenofobia es que los...

    Ver artículo