• 1

    Editorial

    Otro envión del terrorismo

    Sobre el terreno en el cual reposaban aún los restos de las víctimas, las autoridades del Estado prometieron justicia y no impunidad. El país entero espera que honren su compromiso.

    Jornada dolorosa ayer para el país, para la Policía Nacional, para decenas de familias de los heridos y para los seres queridos de las 21 personas muertas en la Escuela General Santander, en Bogotá.

    No se puede decir que Colombia estuviera en proceso de dejar atrás definitivamente la ocurrencia de ataques terroristas. Cada semana, los grupos guerrilleros que aún subsisten, las bandas criminales, los grupos narcotraficantes, activan algún plan delictivo en cualquier parte del territorio nacional. No es verdad, pues, que el de ayer hubiera roto un lapso de tranquilidad...

    Ver artículo