Editorial

Con Eln, diálogo de reglas claras

El presidente Iván Duque abrió la puerta a la reactivación de la mesa de conversaciones, pero con firmeza le exigió a esa guerrilla parar sus acciones criminales. ¿El Eln hará camino al andar?
Con Eln, diálogo de reglas claras
ilustración esteban parís Publicado el 10 de septiembre de 2018

Es comprensible la posición que fijó el presidente de la república, Iván Duque, frente a las condiciones que deben rodear cualquier exploración de diálogo y negociación política con el Eln: liberar a TODOS los secuestrados y cesar sus acciones criminales, léase “no más golpes ofensivos” de una guerrilla, hasta ahora incapaz de respetar códigos mínimos del Derecho Internacional Humanitario (DIH), que desconcierta y agota a un país que reclama respeto a la población civil, a los no combatientes.

Hace muchos años, en estas líneas editoriales, lo advertimos: “hay que negociar con el enemigo cierto”. Para el Eln, el gobierno actual representa una antípoda. Ocurrió con Yitzhak Rabin cuando, en una foto histórica, apretó la mano de Yasser Arafat. “Fue como saludar al diablo”, dijeron algunos de los diarios más a la derecha en Israel. Pero no era así: Rabin había sido militar y conocía los entresijos de aquel conflicto. Él exigió lo elemental: “freno total y sin concesiones a los ataques a su pueblo”.

Hay distancias y diferencias, por supuesto, en lo que ahora ocurre en Colombia, pero el mensaje de fondo es el mismo, muy pertinente: no más sufrimiento para los no combatientes. Habrá mesa si hay condiciones de respeto innegociable a los civiles.

El primer paso es sencillo: liberar a los militares y civiles privados de la libertad por el Eln, por razones “políticas” y “económicas”. Cualquiera sea la invocación del grupo subversivo, no hay espacio para aceptar justificaciones. El secuestro es inhumano, es la antítesis de cualquier posibilidad de ejercicio de los derechos de un individuo. Entonces, el presidente Duque, lo recuerda. Y lo asisten las razones jurídicas, legales y éticas que la comunidad internacional, en la búsqueda de solución de sus conflictos y divergencias, entiende y defiende: es imposible un diálogo humanizante, democrático y sensato con secuestrados de por medio.

Pero la exigencia del presidente Duque va más allá, si se quiere revisar la hondura de sus anuncios: si el Eln se apertrecha discursivamente en la defensa de los recursos naturales, del patrimonio ecológico de la nación y del cuidado del medioambiente, no puede seguir volando oleoductos, manchando de muerte ciénagas y ríos y llevando hambre y zozobra a las comunidades en el entorno de los ductos.

Tampoco, si busca algún principio de acuerdo futuro de tregua bilateral, puede emboscar más a soldados y policías que procuran la seguridad nacional y que por lo general proceden de aquel pueblo llano del que el Eln se declara abanderado. No más contradicciones ni términos ambiguos para una negociación que tras más de tres años se descubre estéril, improductiva y muda en su capacidad de enviar mensajes optimistas y productivos a la ciudadanía.

El gobierno ha revisado con cuidado, de la mano de la Iglesia Católica y de los países garantes, la negociación con el Eln. Las conclusiones se emparentan con el sentido común de la gente que la sigue desde fuera: se requieren gestos y voluntad de paz constatables y una agenda y unas metas sin dilaciones ni limbos.

Hay voluntad, lo reiteró con claridad el presidente Duque. Existen los medios, los contactos, los amigos, los escenarios y la experiencia. Lo que debe sobrevenir, ante condiciones favorables y posibles, es que el Eln muestre a los colombianos que de verdad quiere poner fin a los días de su existencia armada ilegal y de sus daños al país.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    UNIVERSIDAD CES
    Autorizada por Mineducación para ofrecer Ingeniería Biomédica, como nueva opción para los futuros profesionales.

    $titulo

    CONSUMO INDUCIDO DE DROGA
    Alarmante el video de tres jovencitas en Cali que inducen a una niña de cuatro años a fumar marihuana.