Editorial

El paro del magisterio

El Ministerio de Educación asumió múltiples compromisos con Fecode. Las clases no recibidas se van a compensar. La educación, y la dignidad de los maestros, trazan el camino de un país distinto.
El paro del magisterio
ilustración esteban parís Publicado el 20 de junio de 2017

Dos años después del paro nacional del magisterio de mayo de 2015, los maestros agrupados en la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode) volvieron al cese de actividades, con un pliego de peticiones presentado al Gobierno Nacional, la mayoría de las cuales se derivaban de incumplimientos que, a su juicio, se han hecho de los acuerdos de los paros recientes.

Mayo fue un mes especialmente difícil no solo para el Gobierno sino para el país. Los paros fueron geográficamente dispersos, económicamente costosos, políticamente desgastantes y socialmente tensos. El paro del magisterio, levantado al fin el pasado viernes, duró 37 días. Más de 320.000 docentes dejaron de dictar clases y unos ocho millones y medio de estudiantes quedaron sin estudio y con sus familias en serios aprietos por no saber qué hacer con ellos. El clásico Día del Maestro se celebró sin docentes y sin alumnos. Las manifestaciones en las principales ciudades del país, además, generaron grandes traumatismos.

Los representantes sindicales del magisterio han sido insistentes en que firman acuerdos con los Gobiernos y se encuentran al cabo de los meses con incumplimientos reiterados y responsables gubernamentales que bien o ya no están en el cargo o bien aducen dificultades presupuestales y fiscales para poder ser más amplios en los desembolsos prometidos.

Y efectivamente, los Gobiernos siempre, sea cual sea la época, tienen prioridades acuciantes (lo urgente aplasta lo necesario), pero a su vez, el magisterio tiene una capacidad de convocatoria y movilización, con disposición incluso de suspender el servicio público de la educación el tiempo que sea menester, que hace ceder al final, máxime cuando el Gobierno padece una notoria debilidad política.

La actual Administración saca a relucir las cifras: el presupuesto para el sector educativo, en 2017, es de 33,9 billones de pesos y se acaba de aprobar una adición de $ 1,18 billones. La educación es uno de los tres postulados (junto con la Paz y la Equidad) del eslogan citado tantas veces junto con el estribillo de “nunca antes en la historia” con el que se promocionan los logros gubernamentales.

Al final, de la afirmación presidencial según la cual “no hay plata” para atender más reivindicaciones, se cedió para establecer, por ejemplo, una bonificación pedagógica pagadera una vez al año (6 % de la asignación básica mensual en 2018, 11 % en 2019, 15 % en 2020 y con el compromiso de irla aumentando) para todos los docentes. Esto le corresponderá pagarlo al próximo Gobierno.

Los compromisos asumidos por el Ministerio de Educación con Fecode son múltiples, y el acuerdo firmado el 16 de junio tendrá vigencia hasta febrero de 2019.

Es muy importante una de sus cláusulas finales, según la cual Fecode se compromete a la recuperación efectiva de las clases no impartidas a los estudiantes, tan afectados no solo por la parálisis, si no por estos calendarios adicionales.

Si hay algo que Colombia deba proponerse para este futuro que se pretende en paz y con la vista puesta no en los conflictos sino en el desarrollo y el progreso social, económico, cultural, tecnológico, científico, es hacer de su educación -incluyendo en ella como pilar esencial la dignidad de los maestros y su bienestar- el motor de ese nuevo país.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    LEONOR ESPINOSA

    La chef colombiana ganó el Basque Culinary World Prize, de la famosa escuela culinaria española.

    $titulo

    LOS COCUELOS

    Banda de ladrones que actuaba en el centro de Medellín. 28 de sus miembros fueron capturados por la Policía.