Editorial

Pacto por la Justicia

Las cabezas de los poderes públicos proponen un Pacto Nacional por la Justicia. Si hay un consenso político y jurídico, mejor. Pero como este es difícil, igual hay que abordar las reformas.
Pacto por la Justicia
ilustración esteban parís Publicado el 05 de octubre de 2017

Durante el XII Encuentro de la Jurisdicción Constitucional, que se realizó en Pasto la semana pasada, las cabezas de todas las ramas del poder público suscribieron un documento al que titularon “Pacto Nacional de los Poderes Públicos por la Justicia”.

Comienzan diciendo que “manifiestan la consternación y la profunda indignación que, como ciudadanos y como servidores públicos, sienten ante los hechos que han provocado el estupor nacional”. No especifican los hechos, pero es obvio que se refieren a los escándalos que, en esta ocasión, han generado las denuncias sobre corrupción y venta de sentencias en el seno de la Corte Suprema de Justicia, que involucran a tres expresidentes de ese tribunal, un magistrado en ejercicio y un abogado litigante nombrado luego Fiscal Nacional Anticorrupción, hoy en la cárcel.

¿Qué propone ese Pacto por la Justicia? Revisar cinco puntos de la administración de justicia y reformar otro. Revisar, en lenguaje jurídico y político, no significa reformar ni mejorar. Simplemente, volver a mirar. Lo que volverán a mirar será: 1) Las facultades electorales de las altas cortes. 2) El sistema de investigación y juzgamiento de los aforados constitucionales, “con un modelo que permita preservar la independencia de los más altos órganos de administración de justicia”. 3) El sistema de disciplina de jueces y abogados. 4) Los requisitos y procedimientos de elección de magistrados de altas cortes. 5) El sistema de gobierno y administración de la Rama Judicial. Y, finalmente, el punto que sí indica expresamente que será reformado, será el de los estudios de la carrera de Derecho, con fijación de requisitos más exigentes para el ejercicio de la profesión.

Todos estos pilares son importantes. Ninguno es superfluo para el funcionamiento cabal del servicio público de justicia, y abordarlos en amplios debates es un objetivo loable. Lo importante de este documento, con la firma de los presidentes de las altas cortes, es que podría indicar un giro, para bien, en la postura obstruccionista que habían tenido las anteriores cortes -mejor dicho, las mayoría de sus magistrados-, en situación que se unió a las omisiones del Congreso y a los palos de ciego del Gobierno para sacar adelante una reforma estructural.

Hace dos años se alcanzó a promulgar una reforma constitucional para crear un tribunal de aforados y transformar el Consejo Superior de la Judicatura, que en ese entonces era el protagonistas de los escándalos de turno. Pero la Corte Constitucional tumbó esas reformas. No dejó crear el tribunal de aforados porque dijo que era contrario a la independencia judicial y atentaba contra el equilibrio de poderes. Endebles argumentos jurídicos que disfrazaban un interés corporativo de no tener controles de ninguna clase.

El Gobierno, por boca del ministro de Justicia, Enrique Gil Botero, anuncia que va a convocar a un gran acuerdo nacional. Como lo dijimos en otro momento, es un fin loable pero no deben supeditarse las reformas a un acuerdo que en todo caso será difícil. Hay unas reformas que pueden impulsarse con el concurso de expertos y personas de intachable trayectoria, así haya sectores que discrepen. Máxime en un tema como el de la administración de justicia, donde hay tantos intereses cruzados -entre los que no son menores los de los integrantes de la propia Rama- y frente a la cual los colombianos hemos perdido la cuenta de los intentos frustrados de encontrarle los carriles adecuados para su mejor desempeño.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    FERNANDO GAVIRIA

    El velocista tuvo destacada actuación en el Tour de Guangxi, en China. Ganó tres de cuatro etapas y fue líder.

    $titulo

    TITO ALDEMAR RUANO

    Narcotraficante de Tumaco, socio de carteles mexicanos. Fue capturado por la Policía y será extraditado a E.U..