Editorial

Víctimas, preocupación vigente

Los más de siete millones de afectados por el conflicto y 59 líderes asesinados en 2016, según la ONU, deben ser prioridad del Estado y de unas Farc que produjeron tanto sufrimiento a los civiles.
Víctimas, preocupación vigente
Publicado el 18 de marzo de 2017

La situación humanitaria aún es muy preocupante. Lo advierten informes de organismos internacionales. La semana pasada lo dijo el Comité Internacional de la Cruz Roja (Cicr) y anteayer lo ratificó la Oficina del Alto Comisionado de ONU para los Derechos Humanos. No tenemos un país ideal. Más bien se idealiza el acuerdo de fin del conflicto con las Farc, cuya implementación está retrasada, y frente al cual se descubre a un país dividido.

La nuez de las denuncias y de las recomendaciones al Estado, pero también a las Farc, está en que las víctimas participen en los planes de reparación. Que la oficialidad y la misma guerrilla reconozcan ser responsables de graves violaciones de d.h. e infracciones al DIH. Pero los pedidos de perdón de las Farc, el reconocimiento de sus atrocidades, siguen siendo tímidos.

No hay consensos y con excepción de algunas audiencias en La Habana, además de algunas ceremonias privadas de encuentro, en Bojayá y en Urabá, por ejemplo, las heridas continúan abiertas, la impunidad persiste y la reparación es apenas una promesa.

Es entendible que la ONU inste al Estado y las Farc a priorizar la “responsabilidad superior por violaciones graves” de derechos humanos y del DIH. Que se incluya a las víctimas en la planificación y elaboración de presupuestos y se dé una rendición periódica de cuentas.

Es que, sin desconocer la concentración en marcha de los combatientes, la guerrilla no acaba de entender la brecha enorme que la separa del país que la sufrió. Silenciar sus fusiles y entregarlos no significa la integralidad del perdón, la justicia y la reconciliación. Por eso la comprensión y la atención no deben estar volcadas, sin críticas, sobre los victimarios sino que las merecen quienes sufrieron daños profundos (muchos irreparables) por parte de las Farc.

La paz no se va a tejer con la desaparición de la versión armada de esa guerrilla. Será posible sí, y solo sí, con la sanación y desvanecimiento del cúmulo de daños morales, humanos y económicos que se produjeron a personas de todas las condiciones. Y las Farc han hecho poco, poquísimo, para producir ese alivio.

Se están evitando ahora más asesinatos en el desarrollo de la que fuera su confrontación con el Estado, es cierto. Pero es que no hay una línea divisoria trazada para que el presente y el futuro se deslinden de un pasado que guarda tanta sangre y sufrimiento.

Igual pasa con el Estado entre quienes han sufrido las tropelías y la persecución de grupos ilegales que han querido imponer no solo el silencio y el despojo, sino también una hegemonía y un unanimismo políticos que impiden ejercer las libertades democráticas.

Una maquinaria oscura de hostilidad y asesinatos que se reactiva sin que haya una respuesta oportuna del Estado y la institucionalidad. La ONU en el informe citado confirmó 59 líderes asesinados en 2016. Cauca, Antioquia y Norte de Santander fueron, en su orden, las regiones más afectadas, en especial en áreas rurales. Por eso se requieren cambios y medidas urgentes de protección para los activistas.

En este contexto se infiere, sin lugar a especulaciones ni exageraciones, que normalizar el país, recomponerlo en torno a la construcción de la paz, con garantías y confianza para los ciudadanos, todos, está lejos.

No se debe dejar de trabajar en el proceso, los acuerdos y la reconciliación, pero mucho menos ahorrarse alertas en condiciones aún tan desfavorables para proteger los derechos de las víctimas.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    MIGUEL BOSÉ

    El concierto del cantante español en Medellín fue calificado como excelente. Sus fans salieron felices.

    $titulo

    “LOS DEL FILO”

    La Policía los señala como una banda criminal del Clan del Golfo. 36 de ellos fueron capturados en Concordia.