The New York Times
Columnista

The New York Times

Publicado el 26 de junio de 2016

MI MADRE INDOCUMENTADA, LA ASEADORA DE AMERICA

Por LUBA CORTES

redaccion@elcolombiano.com.co

Uno de los primeros recuerdos que tengo de Nueva York es limpiando inodoros junto con mi madre. Ella trabajada como empleada de aseo para familias ricas y como no podía pagarle a alguien para que me cuidara, con frecuencia yo la acompañaba. Yo hacía mis tareas mientras observaba a mi madre sacudiendo televisores o doblando sábanas en casas que visitábamos una vez por semana.

Recuerdo el día en que mi madre renunció a un trabajo después de que la dueña de la casa se negó a pagarle. Yo estaba haciendo una siesta; mi mamá me despertó. Ella había estado discutiendo con la dueña, quien le dijo que debería sentirse agradecida por tener un empleo que le permitía llevar a su hija al trabajo. Mi madre estaba siendo explotada, pero era indocumentada, y no había nada que pudiera hacer.

Ella ha sido indocumentada por 16 años. En el 2014 pensamos que tal vez esto finalmente cambiaría. El presidente Obama anunció un programa, Acción Diferida para Padres de Americanos y Residentes Permanentes Legales, la cual la habría protegido de la deportación por al menos tres años y permitido que consiguiera un permiso de trabajo.

Pero Texas y 25 estados montaron una demanda para evitar que el programa entrara en efecto, llamándolo un abuso de poder. Durante meses mi mamá me llamaba y preguntaba qué estaba pasando con el plan de inmigración del presidente. Yo le decía “nada nuevo,” y siempre notaba su desconsuelo. Luego las llamadas se hicieron menos frecuentes. El jueves en la mañana, yo la llamé a ella. Le tenía que contar que la Corte Suprema había tomado el asunto en sus manos... y quedaron en un punto muerto. El programa del presidente no podía seguir adelante.

Mi madre y yo nos mudamos de Puebla, México hacia los Estados Unidos en octubre de 1999 y hemos vivido en Nueva York desde entonces. Mi hermanita nació aquí. En Puebla, mi madre era abogada. Aquí es parte del grupo de inmigrantes indocumentados que facilitan los estilos de vida de tantas personas en el país que ella llama su hogar. Hemos pasado mucho más tiempo en los hogares de otras personas que en el nuestro, limpiando, sacudiendo, restregando, cocinando, las mismas tareas de las que viven muchas mujeres que emigran a los Estados Unidos.

Desde una edad joven, yo entendí mi lugar en el mundo por medio de los ojos de mi madre. Sus empleos requerían que ella utilizara productos que quemaron su piel y nublaron su visión. Sus rodillas tienen cicatrices de todos los años que ha pasado restregando pisos. Las empleadas de aseo son las heroínas de la economía inmigrante, hacen su trabajo en silencio, con eficiencia y encuentran dinero sobre la mesa cuando su trabajo está hecho. No hay intercambio de historias. Ninguna de las personas cuyas casas ha limpiado sabe que mi madre era abogada, que es una persona intelectual y apasionada.

A medida que me hice mayor, tuve la oportunidad de escapar esa realidad. Gracias a los programas de llegadas infantiles, tengo permiso de trabajo y un buen empleo. Mi mamá, en cambio, aún limpia casas; mi mamá aún es indocumentada.

Tendremos que seguir luchando por vivir sin temor en este lugar al que llamamos hogar. Pero en momentos como este, de tristeza y derrota, pienso en la noche en que cruzamos la frontera. Mientras corríamos, yo me caí y por un momento miré hacia el oscuro cielo, con miedo de que me dejarían atrás. Pero mi madre estaba allí, había estado ahí todo el tiempo, ella me levantó y seguimos corriendo.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    OPOSICIÓN VENEZOLANA

    Fue galardonada con el Premio Sajarov a la libertad de conciencia que entrega el Parlamento Europeo.

    $titulo

    CARRO DE FOTOMULTAS

    En video quedó registrado cuando un carro con cámara para foto multas se pasó un semáforo en rojo.