• 1
    Especiales

    Premio Nobel de Paz

El Nobel que impulsó el proceso de paz colombiano

  • El presidente Santos recibió un certificado, una medalla de oro y 8 millones de coronas suecas (2.850 millones de pesos). FOTO afp
    El presidente Santos recibió un certificado, una medalla de oro y 8 millones de coronas suecas (2.850 millones de pesos). FOTO afp
Por Olga Patricia Rendón M. | Publicado el 11 de diciembre de 2016
en definitiva

El Premio Nobel de Paz, recibido por el presidente Juan Manuel Santos ayer en Noruega, fue un impulso para que su Gobierno llegara a un acuerdo definitivo con las Farc.

El Comité Noruego del Nobel no dejó dudas: le otorgó el Premio Nobel de Paz 2016 al presidente Juan Manuel Santos para impulsar las negociaciones que se hacían más frágiles después de un plebiscito que prometía catapultarlas al fracaso.

“Señor Presidente, cuando se conoció el resultado del plebiscito, muchos observadores opinaron que sería demasiado temprano darle el Premio Nobel de Paz este año. Recomendaron más bien al Comité del Nobel esperar un año para ver si el proceso de paz realmente logra crear la paz. Sin embargo, el comité lo vio de manera diferente. En nuestra opinión no teníamos ningún tiempo para perder”, dijo durante la ceremonia la vicepresidenta del Comité Noruego del Nobel, Berit Reiss.

Y agregó: “Todo lo contrario, el proceso de la paz se encontraba en un peligro inminente de fracasar y necesitaba todo el apoyo internacional que podía recibir. Además estábamos nosotros completamente convencidos de que usted, señor Presidente, siendo el líder más elevado de Colombia, tenía que ser el que haría avanzar el proceso de paz”.

Precisamente, por eso Santos ha dicho, y lo confirmó en su discurso, que este es un premio llegado de las alturas.

“Debo confesar que esta noticia llegó como un regalo del cielo. En un momento en que nuestro barco parecía ir a la deriva, el Premio Nobel fue el viento de popa que nos impulsó para llegar a nuestro destino: ¡el puerto de la paz!”, expresó el mandatario.

No es la primera vez que este galardón se otorga para impulsar negociaciones o procesos que atraviesan etapas de fragilidad o posible rompimiento. Lo hicieron en 1994 cuando se lo otorgaron a Yaser Arafat, Yitzhak Rabin y Shimon Peres, por sus esfuerzos por consolidar la paz en Medio Oriente, lo que no ha ocurrido todavía y parece lejos de darse.

Pero lo hicieron también para seguir impulsando procesos como el de Irlanda cuando nobelizaron a David Trimble, dirigente del Partido Unionista del Ulster, y al líder católico nacionalista John Hume, poco después de firmar el acuerdo del Viernes Santo. Y cuando le dieron el reconocimiento a Nelson Mandela y Frederik de Klerk para frenar el apartheid en Sudáfrica.

Dedicado a las víctimas

Los asistentes aplaudieron de pie al mandatario cuando recibió de manos de Reiss el premio, que incluye una medalla de oro 100 % colombiano.

También aplaudieron ampliamente cuando Santos invitó a ponerse de pie a las víctimas del conflicto colombiano que lo acompañaban. Así lo hicieron Ingrid Betancourt y Clara Rojas, quienes estuvieron secuestradas por las Farc; Pastora Mira García, quien ha sufrido todo tipo de victimización en el conflicto; Fabiola Perdomo viuda de Juan Carlos Narváez, uno de los diputados vallecaucanos secuestrados y asesinados por las Farc; Héctor Abad Faciolince, hijo de Héctor Abad Gómez, líder de derechos humanos; Liliana Pechené, lideresa indígena de la comunidad del pueblo Misak de Wampia, y Leiner Palacios, víctima de la masacre de Bojayá.

El presidente Santos en su intervención puso a Palacios como ejemplo de reconciliación: “El 2 de mayo de 2002, un mortero rudimentario lanzado por las Farc, en medio de un combate con los paramilitares, cayó en la iglesia de su pueblo –Bojayá–, donde sus habitantes habían buscado refugio. Murieron cerca de 80 hombres, mujeres y niños, ¡la mayoría niños! En cuestión de segundos, Leiner perdió a 32 familiares, incluidos sus padres y tres hermanos menores. Las Farc han pedido perdón por este hecho atroz, y Leiner, que ahora es un líder comunitario, los ha perdonado”.

Santos se encontró allí con una gran paradoja, según advirtió, “mientras muchos que no han sufrido en carne propia el conflicto se resisten a la paz, son las víctimas las más dispuestas a perdonar, a reconciliarse, y a enfrentar el futuro con un corazón libre de odio”

Y precisamente refiriéndose al perdón, la vicepresidenta del Comité Noruego del Nobel mencionó a Timochenko: “deseo hacer honor al líder de la guerrilla de las Farc Rodrigo Londoño por haber lamentado tan claramente, y sin reserva, los padecimientos que las Farc han causado a la población civil y ha pedido el perdón del pueblo colombiano. Este es un ejemplo a seguir”.

Así fue como el 10 de diciembre de 2016, en Oslo, Noruega, a -1 ° centígrados, el presidente Juan Manuel Santos pasó a la historia del mundo con su Premio Nobel de Paz.

Contexto de la Noticia

OPINIóN Más que un impulso

Jorge Giraldo
Decano de Humanidades de la Universidad Eafit
“En el pasado varios premios Nobel de Paz han tenido la intención de promover un proceso, más que premiar un resultado. Ocurrió con Arafat, con Barack Obama, y con muchos otros casos. Es difícil precisar una influencia directa del Nobel en el acuerdo de paz con las Farc, estos acuerdos son el fruto de una red muy tupida de incidencias y de acciones en las cuales la comunidad internacional juega un papel muy importante. Esta es la última guerra de la guerra fría, pero probablemente también sea el último acuerdo que se firma que toma en cuenta a las organizaciones que se crearon en los últimos 20 años, esto no va a ocurrir en los próximos años después del Brexit ni con la llegada de Donald Trump al poder”.
  • 1
Olga Patricia Rendón Marulanda

Soy periodista egresada de la Universidad de Antioquia. Mi primera entrevista se la hice a mi padre y, desde entonces, no he parado de preguntar.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección