• 1
    Especiales

    Premio Nobel de Paz

¿Qué hizo de diferente este presidente?

  • Durante mes y medio el presidente Juan Manuel Santos y sus voceros sostuvieron encuentros con el expresidente Álvaro Uribe y los difrentes representante del No y de las víctimas. FOTO Colprensa
    Durante mes y medio el presidente Juan Manuel Santos y sus voceros sostuvieron encuentros con el expresidente Álvaro Uribe y los difrentes representante del No y de las víctimas. FOTO Colprensa
Por óscar andrés sánchez á. | Publicado el 11 de diciembre de 2016

Hasta el gobierno de Julio César Turbay (1978-82) la alternativa de los jefes de Estado frente a la subversión fue estrictamente militar. Nunca se intentó un proceso de paz con las guerrillas comunistas que se gestaron en las décadas de los 60 y 70.

A mediados del siglo pasado el general Gustavo Rojas Pinilla ofreció amnistías y logró el desarme de varias guerrillas de los Llanos, pero se trataba de grupos de origen partidista, heredados de la Violencia Política, carentes de ideología.

“En su momento Guillermo León Valencia (1962-66) fue visto como el presidente de la paz, porque aparentemente había derrotado la insurgencia. Pero quien inicia con rigor y seriedad aproximaciones para la paz fue Belisario Betancur (1982-86), aunque fallidas. Desde él todos los presidentes se comprometieron en buscar la paz”, dijo Ricardo Zuluaga, constitucionalista y miembro de la Academia Antioqueña de Historia.

Pero si los anteriores presidentes intentaron o lograron desmovilizar grupos armados, ¿por qué ni siquiera fueron candidatizados al Nobel?

Según Rubén Darío Acevedo, historiador y experto en conflicto de la Universidad Nacional, los criterios el Comité Noruego son impredecibles, incluso, nadie sabe por qué escritores como Jorge Luis Borges y Julio Cortázar nunca fueron dignos del galardón.

“En este caso hubo mucha gestión diplomática. El proceso de Betancur se truncó, y el de Barco fue parcial, como lo es el de Santos. También fue decisivo el apoyo que, desde el inicio, le dio Noruega a este proceso de paz con las Farc”.

Para Adolfo Maya, coordinador de la Maestría en Gobierno de Eafit, es un reconocimiento no propiamente a la figura del presidente, sino a la perseverancia, disciplina y la actitud política mantenida por él para lograr una salida política negociada al conflicto.

“Este proceso logró mantener con una ruta, una metodología y unos componentes diferenciales a los de otros esfuerzos en el pasado. Comprometió los ejes problemáticos e históricos que han generado el conflicto en Colombia: tierras, víctimas, drogas, participación política y refrendación popular a los acuerdos”.

El hecho de que solo le hayan dado el Nobel a Santos es para Julio Andrés Sampedro, decano de Ciencias Jurídicas de la Javeriana, un reconocimiento a su liderazgo, a su compromiso con las víctimas y un homenaje e impulso para que Colombia siga trabajando por la construcción de la paz.

Según Zuluaga, en la entrega del premio concurrieron dos factores, uno estructural y otro circunstancial. Para él ya estos premios han perdido su prestigio y no tienen el impacto de antes. De otro lado, pese a que se trata del fin de la guerrilla más vieja, en el conflicto más antiguo del mundo, el galardón esta “contaminado por las circunstancias en las que se dio el plebiscito”.

Contexto de la Noticia

Los aportes de los expresidentes

Belisario Betancur (1982-86) inició el, primero proceso de paz con las guerrillas, pero se frustró.

Virgilio Barco (1986-90) logró, con su Iniciativa por la Paz, la desmovilización del M-19, y sentar las bases de la Constituyente.

César Gaviria (1990-1994) concluyó el proceso de desmovilización del EPL, el QL y el PRT. No logró avanzar con las Farc y ni con el Eln.

La ilegitimidad del gobierno de Ernesto Samper (1994- 98) ayudó, según expertos, al fortalecimiento de Farc, Eln y Auc.

Andrés Pastrana (1998-2002) inició un nuevo proceso de paz con las Farc. Al final fracasó con acusaciones de las partes.

En el gobierno de Álvaro Uribe Vélez (2002-10) se desmovilizaron 18 mil guerrilleros y 35 mil paramilitares. Intentó desarrollar diálogos.

  • 1
Óscar Andrés Sánchez Á.

Politólogo de la Universidad Nacional, Periodista de la Universidad de Antioquia y maestrando en Gobierno de la Universidad de Medellín. Tratar de entender e interpretar el poder, un reto.

Olga Patricia Rendón Marulanda

Soy periodista egresada de la Universidad de Antioquia. Mi primera entrevista se la hice a mi padre y, desde entonces, no he parado de preguntar.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección