• 1
    Especiales

    Premio Nobel de Paz

Clamor de paz se hizo sentir en Medelín

  • En la avenida Oriental se vivieron los momentos más emotivos de la marcha. FOTO Julio César Herrera
    En la avenida Oriental se vivieron los momentos más emotivos de la marcha. FOTO Julio César Herrera
Por gustavo ospina zapata | Publicado el 08 de octubre de 2016
En Definitiva

Decenas de miles de personas, sin importar si votaron por el sí o por el no, participaron ayer en la gran marcha por la paz que se celebró en Medellín para exigir que se concrete la paz.

Tres motivos muy poderosos tenía Rosalba de Jesús Usma Patiño para caminar ayer por la paz en Medellín, sin importar la lluvia, que aunque nunca fue fuerte, se mantuvo durante casi la mitad de la marcha, que congregó a decenas de miles de personas motivadas por un solo anhelo: la paz de Colombia.

“Uno se llama Dúber Andrés Berrío (de 23 años), desaparecido el 23 de noviembre de 1998; el otro Adrián Giovanni (de 19), que lo desaparecieron el 6 junio de 2002; y Marcela, de 18, que fue asesinada el 16 de junio 2004; a los desaparecidos los buscaré toda la vida mientras no me digan la verdad de lo que pasó con ellos”, relató Rosalba, llorosa, mientras miles de personas caminaban desde el parque de las Luces, de donde partieron a las 5:50 de la tarde, hasta el Teatro Pablo Tobón Uribe, donde terminó la marcha hacia las 7:45 de la noche.

Rosalba, que cubría su cara con una pañoleta, tal vez para protegerse de la lluvia, escuchaba con emoción las arengas y consignas a la paz que salían de los labios de miles de personas que decidieron dejar la indiferencia y sacar lo mejor de sus corazones para expresar un sentimiento, que parecía represado desde el domingo, cuando por votación no pasó el plebiscito que refrendaría los acuerdos de La Habana entre el Gobierno y las Farc.

“Tenía esa esperanza para conocer la verdad, como todas las víctimas, pero sobre todo las de los desaparecidos, porque la angustia es infinita cuando existe la incertidumbre de no saber qué pasó con ellos”, apuntó Rosalba, víctima como la que más de un conflicto que en la cuentas del Estado suma 7 millones de desplazados y 220.000 muertos.

Eso en el país. En Antioquia, las cifras hablan de 1’200.000 víctimas; 33 masacres entre 1998 y 2010 solo en San Carlos; y de 20 mil a 25 mil habitantes que abandonaron este pueblo entre 1985 y 2010. Así las plasmó en un cartel Mateo Henao, un joven de 18 años que sin ser víctima directa, ha recorrido los municipios más azotados por el conflicto para conocer de cerca las historias de las víctimas.

“La guerra no tiene que tocarle a uno para conocer el dolor. He visto madres sufrir y no quiero que esto siga pasando en mi país, por eso vine a esta marcha, donde no importa si la gente es del Sí o del No, todos somos paz”, decía Mateo, mientras los marchantes gritaban, “el cese, el cese, el cese se mantiene”, o “por la vida, por la paz, guerra nunca más”.

Antorchas y silencio

Desde iniciada la tarde de ayer, cientos de personas, la mayoría jóvenes estudiantes, empezaron a inundar la Plaza de las Luces, al frente de La Alpujarra, con sus cantos, arengas y carteleras alusivas al anhelo de paz y la urgencia de que Colombia y el presidente Santos, alentado por el premio Nobel de Paz, encuentren el camino para alcanzar el fin de la guerra con las Farc.

Sentados en el suelo, en pequeños grupos, los muchachos, acompañados de personas de la tercera edad o transeúntes que se fueron sumando a la intención de caminar, elaboraron carteleras en el propio escenario de las Luces.

Así lo hizo Lina Henao, de 18 años, que pintó un cartel que decía: “Yo viví la guerra en la zona rural y los perdono”.

Expresó que hace años, ella y sus padres se vinieron a Medellín porque no pudieron soportar la guerra de su tierra.

La marcha, que la mayoría del tiempo fue silenciosa, la encabezaron las víctimas, que partieron con antorchas y velas encendidas y un cartel que decía: “LA PAZ NOS PERTENECE”, en letra mayúscula.

En la avenida La Playa, Camilo Durango, de la Red Cepela, agitaba una bandera gigante de Colombia para saludar a los marchantes.

“Estoy feliz porque ver tanta gente, del Sí o del No, clamando por la paz, despierta esperanza”, recalcó Julián Vásquez, del comité organizador.

En la avenida Oriental y cuando ya había cesado la lluvia, se formó una calle de honor que hicieron los transeúntes, que al paso de los caminantes les decían un canto que a muchos les hizo encharcar los ojos: “ustedes no están solos, ustedes no están solos...”.

Contexto de la Noticia

Para saber más Voceros de la marcha resaltaron que la marcha era incluyente

“Tenemos un sentimiento absoluto de felicidad, porque la ciudadanía antioqueña se pronunció diciendo que quiere la paz, que independientemente de lo pasado el domingo (2 de octubre), estamos todos bajo una sola voz buscando la reconciliación de este país. Acá no importa si se votó sí o sí se votó no, acá estamos planteando un posible futuro mejor para todos los colombianos. Esta marcha fue independiente de toda estructura política, de todo partido político, fue la ciudadanía activa, consciente, la que decidió que necesitábamos unir esfuerzos, presionar al Gobierno y a los actores políticos para cambiar la situación que tenemos en este momento. No es momento de que nos dividamos en diferentes frentes, hoy todos queremos un solo anhelo en Colombia y es la paz. La única voz en este momento que todos tenemos, lo del Sí, los del No, los que se abstuvieron, es que lleguemos a un acuerdo rápido, ya. Acá lo que nos muestra es que la ciudadanía, independientemente del sector, la clase social, el género, la raza, está unida en un solo anhelo, transformar este país”.

Julián Vásquez, del Comité Organizador de la marcha.

“No importa si el domingo votaste sí o no, todos estamos de acuerdo en que tenemos que solucionar esto ya, a la guerra no podemos volver, esto no da espera por respeto a las víctimas y porque no haya más (víctimas). Es el momento y no podemos dejar que esto lo decidan los tres o cuatro políticos de siempre, la ciudadanía tiene que salir a la calle a exigir que resuelvan esto de la mejor manera y pronto. (Esta marcha) fue abierta y eso es lo más bonito, que no son solo jóvenes por el sí, si no que toda la ciudadanía que está clamando porque le encontremos una solución a esto ya”.

José Valencia, vocero del Comité Organizador

CLAVES la marcha nunca fue excluyente

1
Los voceros del comité organizador dejaron claro que era una marcha para todos.
2
La paz estaba por encima de la lluvia, decían los caminantes, y por eso la marcha se realizó con normalidad.
3
En muchos trayectos, la marcha, silenciosa, fue aplaudida por transeúntes y saludada con pitos por motos y carros.
  • 1
Gustavo Ospina Zapata

Periodista egresado de UPB con especialización en literatura Universidad de Medellín. El paisaje alucinante, poesía. Premios de Periodismo Siemens y Colprensa, y Rey de España colectivos. Especialidad, crónicas.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección