Colombia, Inicio Terra Aviso legal y privacidad






Delitos contra la libertad individual y otras garantías

El Título tercero del Libro II del nuevo código penal consagra, como lo hace el código vigente, las diversas hipótesis del secuestro, a saber: el simple (art. 168) y el extorsivo (art. 169), con sus respectivas circunstancias tanto de agravación como de atenuación punitiva (arts. 170 y 171 respectivamente), anotando que dentro de las agravantes se suma la de que la víctima sea persona internacionalmente protegida diferente de las señaladas en el Título II y agentes diplomáticos (ordinal 11 del mencionado artículo 170).

Desaparece como circunstancia de agravación, tenida en cuenta en su calidad de tal por el código actual, la tortura, por manera que de confluir secuestro y tortura todo indica que se estará, en adelante, enfrente de un concurso delictuoso. También desaparece en el nuevo código penal como circunstancia de agravación el hecho de que por causa o por ocasión del secuestro sobrevenga para la víctima una lesión personal o la muerte, dejándose en consecuencia de agravar el delito de secuestro por el resultado mayor no pretendido por el agente activo.

Dentro del presente título, como ocurre también con la codificación actualmente vigente, se describen como prohibidas las conductas correspondientes al apoderamiento de aeronaves, naves, o medio de transporte colectivo (art. 173); la detención arbitraria en sus diversas hipótesis como lo son: la privación ilegal de la libertad (art 174), la prolongación ilícita de privación de la libertad (art 175), la detención arbitraria especial (art 176) y el desconocimiento de habeas corpus (art 177).

Se sigue teniendo en cuenta como delito la tortura (art 178), con la diferencia, en relación con el código penal vigente, de que se incluye una serie de circunstancias de agravación punitiva a través del art 179. Continúa siendo delito en el nuevo código el constreñimiento ilegal (art. 182), pero como figura subsidiaria, es decir, siempre y cuando no constituya otro delito, en torno al cual se consagran por medio del art. 183, tres circunstancias de agravación punitiva como lo son: el que el propósito o fin perseguido por el agente sea de carácter terrorista, cuando el agente activo sea integrante de la familia de la víctima, y cuando se abuse de superioridad docente, laboral o similar.

El nuevo código penal consagra también, como sucede en el actual, en cuanto conducta prohibida, el constreñimiento para delinquir (art. 184), con la diferencia de que se le incluye mediante el art. 185 circunstancias de agravación punitiva. También se sigue prohibiendo el comportamiento de fraudulenta internación en asilo, clínica o establecimiento similar (art. 186), figura ésta a la que mediante los incisos segundo y tercero se le incluyen dos circunstancias de agravación punitiva, cuando el responsable sea integrante de la familia de la víctima o cuando se tenga un propósito lucrativo, lo cual no está regulado en su condición de tal en el código penal actual.

Continúa siendo delito en el nuevo código penal la inseminación artificial no consentida, consagrándose una nueva conducta como es la de la transferencia de óvulo fecundado de la misma manera, vale decir, sin consentimiento de la víctima (art. 187).

La violación ilícita de comunicaciones y la divulgación y empleo de documentos reservados se mantienen en el nuevo código como conductas penalmente prohibidas (arts. 192 y 194 respectivamente). Cabe anotar en torno a la primera figura, que en el código penal actual cuando se trata de comunicaciones oficiales, la situación opera como agravante de la figura mencionada, lo cual en el código próximo a entrar en vigencia aparece como conducta punible independiente de conformidad con el artículo 196.

Como comportamientos novedosos en su condición de prohibidos, respecto del presente tema, se consagra el ofrecimiento, venta o compra de instrumento apto para interceptar la comunicación privada entre personas (art. 193) y la utilización ilícita de equipos transmisores o receptores (art. 197), figura ésta que se da alternativamente en la medida en que se haga uso o se posea con fines ilícitos dicha clase de aparatos. También se consagra como delito en el nuevo código penal, lo cual no ocurre en el actual, la conducta de acceso abusivo a un sistema informático (art. 196).

Otras figuras que constituyen novedad en cuanto atentatorias contra la libertad individual y otras garantías, son el desplazamiento forzado (art. 180), el tráfico de personas (art. 188) y la celebración indebida de contratos de seguros (art. 172), figura esta última estrictamente relacionada con el aseguramiento de pagos de rescate, etc., de personas secuestradas, por razones diferentes a aquellas de carácter humanitario

En torno a los denominados delitos contra la libertad de trabajo y asociación, la situación en el nuevo código penal prácticamente continúa igual a la del actual, pues constituyen conductas prohibidas la violación de la libertad de trabajo (art. 198), el sabotaje (art. 199) y la violación de los derechos de reunión y asociación (art. 200).

En relación con los delitos contra el sentimiento religioso y respeto a los difuntos, se describen como prohibidas las conductas referentes a la violación a la libertad religiosa (art. 201), impedimento y perturbación de ceremonia religiosa (art. 202) y daños o agravios a personas o a cosas destinadas al culto (art. 203), conductas estas que para el momento actual son representativas de simples contravenciones de policía. El irrespeto a cadáveres (art. 204), continúa, tal como sucede en el código vigente, como delito.

De capital importancia resulta advertir, que nuevamente el código penal próximo a entrar en vigencia, consagra como conductas prohibidas y por ende susceptibles de ser delito, en cuanto se realicen de manera antijurídica y culpable, los comportamientos correspondientes a la violación de habitación ajena, popularmente conocida como la violación de domicilio, (art. 189) y la violación en lugar de trabajo, como figura menos grave que la anterior (art. 191), advirtiendo que cuando la primera de las conductas mencionadas sea realizada por servidor público abusando de sus funciones, se incurre en pérdida del empleo según el artículo 190.

 

Copyright © 2001 EL COLOMBIANO LTDA. & CIA. S.C.A. >>>> Correo electrónico - Aviso Legal