Falsas bodas, el nuevo negocio en las fiestas

  • FOTO COLPRENSA
    FOTO COLPRENSA
COLPRENSA | Publicado el 13 de agosto de 2017

La lista de confirmados se completa de a poco. La boda es el 26 de agosto de este año; faltan apenas 13 días.

Los invitados van buscando su mejor atuendo. Nadie quiere lucir mal y menos en esta ocasión.

Y es que seguramente usted se ha casado o ha asistido a un matrimonio alguna vez en su vida. Pero créalo, este es uno totalmente diferente. Acá los ‘novios’ son de mentira, igual que los padres de la ‘pareja’ y hasta el cura. Nadie se casará realmente... ¡No se alarme! Así funcionan las falsas bodas:

El inicio

Érase una vez, un día cualquiera, en un restaurante de la ciudad de La Plata, Argentina. Cinco amigos que se conocían de hacer eventos, se reunían para cenar y tomar una copa. En medio de la plática tocaron el tema que despierta amores y odios: el matrimonio.

Se dieron cuenta de dos cosas, tenían ganas de casarse en algún momento pero posiblemente nunca compartirían juntos la boda: sus novias podían no ser muy cercanas a todos ellos como para incluirlos en la lista de invitados. Entonces, la chispa se encendió. Crearon un evento donde los invitados fuesen desconocidos que simplemente tuvieran muchas ganas de disfrutar la parte divertida de los matrimonios. La falsa boda había nacido.

Pero vayamos a lo más importante. Si ha llegado hasta este párrafo usted merece saber cómo funciona esta tendencia argentina, que, créanos, crece más rápido que las ganas de casarse de la mayoría.

De las redes a la realidad

La falsa boda se realiza una vez al mes. Supongamos que usted desea asistir a una. Entonces tendrá que estar bastante atento a las redes sociales, pues allí se anuncia la fecha y el lugar.

Después debe ingresar a la página donde se venden las entradas. Una vez allí, puede elegir qué rol quiere cumplir en la ‘boda’. Podría ser amigo del novio, amiga de la novia, familiar de la pareja, etc. De esa decisión dependerá su función en la noche.

Una vez que compró su entrada, recibirá en su casa una tarjeta de invitación al matrimonio. Le detallarán en ella el código de vestir y sobre todo la hora de la ceremonia. Pero ¡tenga cuidado! Si no quiere llegar tarde a una boda real, muchísimo menos a esta. Los organizadores harán lo posible por asemejar la realidad y después de la hora de inicio se cierran las puertas del salón para que nadie interrumpa tan solemne acto.

Toda una película

Una vez que llega el día de la boda empieza de lleno la experiencia. En el lugar hay bandas tocando en vivo, barra libre toda la noche, comida y sobre todo mucha gente nueva que podrá conocer.

Los novios entran y la gente grita eufórica. Los felicitan, como si los conocieran de toda la vida. Hay flashes de cámaras y sonrisas por todos lados. Como le dijimos, es la parte divertida de las bodas.

No se asombre si durante la ceremonia entra el ‘amante’ de la ‘novia’ para interrumpir todo. O incluso si ella misma se arrepiente de su decisión en medio de la multitud. Todo es parte del show. Nunca se sabe qué ocurrirá.

La idea de la falsa boda es crear una experiencia que la gente no viva ni siquiera en una real, algo que se parezca más a lo que pasa en las películas. Así lo explica por vía telefónica Gastón Gennai, una de las mentes detrás de este proyecto.

Nada es improvisado. Detrás de cada ceremonia hay una directora artística que coordina el espectáculo y a los actores, es decir, los novios, los padres y el cura.

El éxito de falsa boda radica, según él, en que la gente siempre está ávida de vivir la energía y la emoción de los matrimonios. Y porque es también la oportunidad perfecta para ligar con personas que recién conoce. “Por eso las chicas y chicos se esfuerzan por ir muy bien vestidos, dando su mejor versión para conquistar”, añade.

Algo que puede sumar al boom de esta tendencia es que los jóvenes efectivamente quieren vivir la emoción de una boda pero pocos se quieren casar.

La tendencia se acentúa en Colombia, que lidera el ranking de países que menos se casan en todo el mundo. Así lo revela el Informe Mapa Mundial de la Familia, presentado en 2016 por la Universidad de la Sabana, el cual sostiene que solo el 20% de los colombianos mayores han formado una familia a través del matrimonio.

Los creadores de “La fiesta más divertida del mundo”, como la describen, no descartan traer la falsa boda a Colombia. Después de todo, desde sus inicios en 2013, ya ha tenido sedes en otras ciudades de Argentina; en Uruguay, Brasil y hasta en Rusia.

Mientras tanto, los esfuerzos se concentran en la próxima ‘boda’, a celebrarse el 26 de agosto. El evento se encuentra en la fanpage y ya son más de 400 los interesados. De ser en Colombia, ¿se le mediría a asistir?

Los datos

La entrada a una ‘falsa boda’ cuesta alrededor de 600 pesos argentinos, unos 100 mil pesos colombianos, al cambio actual.

El número de invitados depende del aforo del lugar, generalmente oscila entre 500 y 1.000 asistentes.

Las fiestas suelen ir desde la medianoche hasta las 6 de la mañana.

Contexto de la Noticia

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección