Instagram le quiere quitar la corona a Facebook

  • ilustración archivo Elena ospina
    ilustración archivo Elena ospina
Publicado el 25 de agosto de 2018
Infografía
Instagram le quiere quitar la corona a Facebook
en definitiva

Una de las razones por las que Instagram ha tenido éxito es que se ha conservado como una plataforma simple en su uso, para subir fotos y vídeos. Además, ha escogido bien sus referentes.

Kevin no es famoso, pero su usuario (@kevin) de Instagram, esa red social y aplicación para subir fotos y vídeos, registra 5.5 millones de seguidores, la misma cantidad que ostenta Christina Aguilera, una de las cantantes pop más relevantes de la década de 2000.

Si bien Kevin Systrom no es tan popular ni lanza álbumes cuyas ventas se cuentan por miles, es reconocido por ser uno de los cocreadores de Instagram y por desempeñarse actualmente como su CEO (director ejecutivo).

Entre los programadores es casi un mito: rechazó la oportunidad de unirse a Mark Zuckerberg cuando apenas arrancaba su red social (luego, en 2012, Facebook terminaría comprando Instagram por 1.000 millones de dólares) y es uno de los pocos empresarios jóvenes que ha aparecido en la portada de la revista Forbes. Lo hizo en la edición de agosto de 2012 y repitió en el mismo mes de 2016.

Hace dos meses, exactamente el 20 de junio, Kevin volvió a ser noticia. Ingresó a su perfil en Twitter y escribió: “Anunciamos que hoy en Instagram alcanzamos mil millones de usuarios activos mensuales, es un hito impresionante y no podría estar más agradecido por nuestra increíble comunidad” (Ver gráfico). Lo hizo ahí porque Twitter, a diferencia de su red, usa más el texto que la imagen, y esa noticia había que darla con palabras; además, amplificaba su mensaje a través de otra red social.

Esa fue la más reciente, pero no es la única hazaña de Instagram. La compañía de investigación y análisis Statista reveló que la plataforma para compartir fotos y videos fue la que más aumentó su número de Usuarios Activos Mensuales en el último año (MAU, por sus siglas en inglés): fueron 300 millones en total (el doble de la población rusa), frente a 228 millones de Facebook, que ya alcanzó los 2.200 millones de MAU.

Un usuario activo mensual es el que ingresa a una red social por lo menos una vez en 30 días, así como lo hace Kevin, de 34 años. Él y Christina Aguilera hacen parte del 59 % de usuarios de la red en el mundo que tienen más de 24 años; el resto, el 41 %, no sobrepasan esa edad, señala Statista.

La compañía de análisis proporciona más cifras: 1.000 millones de personas usan Instagram mensualmente y cada minuto en el mundo se suben 65.000 imágenes.

¿Cómo explicar el éxito de esta red que nació hace ocho años (el 8 de octubre) cuando Systrom se juntó con el ingeniero de software Mike Kriege para crearla? Samuel González, gestor de redes sociales (community manager) de la agencia Duende, explica algunas de las razones: “Permite que las personas se comuniquen mediante contenidos efímeros y es visual, lo que facilita el consumo de las publicaciones”.

Además, señala que esta red innovó al darles a sus usuarios la posibilidad de crear y consumir contenidos verticales, por medio de su nueva sección Instagram TV (IGTV). “Habrá que ver si funciona porque el ojo humano está acostumbrado a ver de forma horizontal. Si logra tener éxito cambiaría eso”, señala González.

Mientras Instagram evalúa si sus innovaciones serán exitosas, estas son algunas claves para entenderlo

Contexto de la Noticia

¿Cómo funciona? Así funciona esta aplicación

-Tu historia: es la sección de la aplicación en la que un usuario puede subir contenido hecho con fotos, videos o pequeños textos y que pueden enriquecerse con herramientas como super zoom, boomerang, gifs, preguntas, encuestas, hashtags o reacciones.

-Vivo: es la sección de esta red social mediante la cual el usuario puede hacer una transmisión en vivo que verán sus seguidores, ese contenido se puede compartir y dejarlo en la plataforma, o no, después de finalizarlo.

-Explorar: es la sección en la que el usuario encuentra contenido afín a sus intereses. Hay categorías como: fitness, arte, comida, Tv y cine, música, deportes, estilo, entre otros.

Glosario .

Engagement
Es el compromiso que un usuario o marca crea en sus seguidores al alcanzarlos y provocar en ellos que interactúen con el perfil y sus publicaciones.

Interacción
En Instagram son las reacciones que genera una publicación, como comentar o dar Me gusta, hasta otras como responder una encuesta.

Deep learning
Es el aprendizaje profundo de las máquinas, una tecnología de la Inteligencia Artificial que emula el enfoque de aprendizaje de los seres humanos.

no todo son flores y también hay muchos retos

Para el community manager Samuel González, si la red quiere seguir teniendo éxito tendrá que pagarle a los influenciadores, así como lo hace YouTube. Según él, IGTV, la nueva función de la aplicación enfocada en el desarrollo de contenidos en video con una duración hasta de una hora, es la apuesta de Instagram para que los usuarios consuman videos de largo aliento sin salirse de la app. No obstante, señala, no cogerá fuerza si no es pagando. En otro tema, no todo es bueno para la red de imágenes. Un estudio de la Royal Society of Public Health y la Universidad de Cambridge, hecho en 2017, señaló que esta red podría ser la más nociva para el bienestar y la salud mental de los usuarios, volviéndolos propensos a la angustia y la depresión.

Es Una plataforma simple para los usuarios

Para el asesor en estrategias digitales, Carlos de la Ossa, la simplicidad de Instagram es “abrumadora”, desde tomar una foto, embellecerla, hasta publicarla; ese paso a paso se realiza con una facilidad que requiere únicamente de seis taps (toques en pantalla), antes de que la toma empiece a sumar corazones. Además, el asesor resalta lo sencillo que es configurar la privacidad de la cuenta, frente a otras apps como Facebook. Por ejemplo, al decidir quiénes pueden ver las publicaciones en Facebook hay opciones para escoger los espectadores: contenidos públicos, para amigos, amigos concretos o personalizados, mientras que en la red de fotografía se decide si la cuenta es, simplemente, pública o privada, y así se determina si lo que se sube a ella lo puede ver cualquiera o únicamente seguidores. “Solo hay que tomar una decisión, si se le pone o no el candado”, señala de la Ossa.

La simpleza es protagonista en el feed, que es lo que el usuario mira cada vez que abre la app; difícilmente se ven publicaciones de un mismo tema, algo que sucede con frecuencia en Facebook y en Twitter. Esta última, cuenta el asesor, se visualiza en repetidas veces una línea de tiempo contaminada, con una cantidad molesta de tuits generados por un solo usuario. Al contrario, en Instagram la gente es más cuidadosa con sus publicaciones y no produce spam (satura con contenido), y si lo hace, por ejemplo con las historias, el usuario al que le aparecen puede decidir no verlas sin ocultar a quien las produce.

Es Una red que muestra la vida color de rosa

Es común que un usuario de Instagram se encuentre entre las publicaciones fotos de gatos. Un estudio del operador de red Three en Reino Unido, en 2014, dice que un usuario promedio publica 212 fotos de mininos al año. También son comunes las de comida, paisajes y viajes. Esas son publicaciones positivas y hacen que el usuario sienta más empatía con la red, porque no encuentra temas negativos. Así lo afirma la periodista experta en redes sociales Laura Bueno, quien precisa que esa es una de las claves del éxito, así como la ventaja de que no se ha dejado “contaminar” de temáticas políticas, religiosas y de otro tipo que generan “discusiones eternas” en Facebook y Twitter. Asímismo, el asesor en estrategias digitales, Carlos de la Ossa, señala que a diferencia de otras, como Twitter, Instagram no genera tanta violencia o polarización, y sus usuarios están comprometidos con “publicar cosas sorprendentes y bonitas”. En Instagram la gente se esfuerza para que sus contenidos generen buenas reacciones.

No quiere que acosen a los usuarios

Según Duvan Franco, PhD en biofísica computacional y data scientist, la app de fotos aplica un algoritmo de procesamiento de lenguaje que la compañía entrenó para detectar casos de cyberbullying (cibermatoneo), por ejemplo, en frases como: “You’re fat (estás gordo), you’r ugly (eres feo)”. Luego se hace un análisis de los datos reales y el algoritmo arroja un índice (que equivale a la probabilidad de que se trate de bullying) para una publicacion determinada y sugiere reportar el hecho. En otros casos, identifica el agresor y si es un matoneo extremo, bloquea la cuenta.

Su Publicidad está funcionando

Que Instagram copió las historias de Snapchat, ese fue el comentario más común en foros y medios especializados en tecnología cuando la app lanzó esa nueva manera de interacción en agosto de 2016. Carlos de la Ossa, asesor en estrategias digitales, prefiere no usar la palabra robo y afirmar, simplemente, que Instagram “se apropió a su manera” de los contenidos efímeros (esos que desaparecen en 24 horas), de Snapchat; también de las herramientas de edición que ofrecían, como las máscaras. Para de la Ossa, Snapchat no ha sido la única red que ha ispirado a la popular red, también lo hicieron Facebook y Twitter con sus líneas de tiempo, y Periscope con las transmisiones en vivo. “Son una variedad de herramientas con las que ha mantenido su esencia de fácil publicación y consumo”.

escoge bien sus referentes

Para Laura Bueno, periodista y estratega digital de Arkix, parte del éxito de esta aplicación se debe a la acogida que tuvieron sus historias: los contenidos efímeros (lanzados en agosto de 2016) hechos con fotografías o videos. Según datos entregados por Mark Zuckerberg (el dueño de Facebook), 250 millones de personas estaban recurriendo a esta manera de publicar en sus perfiles de Instagram a julio de 2017, y la audiencia de ese contenido llegaba a 700 millones de usuarios en todo el mundo. ¿Y cuál es el encantó?

De acuerdo con Bueno, que todo desaparece, por lo menos lo que se registra ahí en las stories (como se llaman en inglés) y no termina sucediendo como en Facebook o Twitter, en las que los usuarios se encuentran con publicaciones pasadas que los averguenzan.

Su contenido que desaparece engancha

Usa un algortimo que lo conoce tan bien que cuando el usuario ingresa a la sección de buscar, en la que se ve una lupa, le muestra, sobre todo, fotografías o videos que le interesaría ver. Eso según el PhD en biofísica computacional y data scientist, Duvan Franco, tiene un fin: “La intención de la plataforma es lo que se llama engagement (traducido como involucramiento o captamiento). Quiere hacerle pasar al usuario el mayor tiempo posible en ella, para lo cual identifica las imágenes que le gustan, de quién provienen, qué contienen, entre otras cosas, de modo que le entreguen contenidos personalizados en tiempo real, algo que no sería posible sin la clasificación de imágenes gracias al deep learning (aprendizaje profundo). En esa clasificación, que hace esa tecnología en Instagram, es importante la calidad de las imágenes que el usuario captura, porque de esa manera las categoriza de una forma óptima. Los celulares inteligentes ayudan porque cada vez tienen mejores cámaras.

Jonathan Montoya García

Periodista de la Universidad de Antioquia. Interesado en temas de tecnología y cultura. Disfruto del cine y la música.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección