Limoncello, una opción refrescante para esta temporada

  • Este licor italiano es digestivo y no se añeja. Foto: Shutterstock
    Este licor italiano es digestivo y no se añeja. Foto: Shutterstock
Cristina Calle | Publicado el 21 de diciembre de 2017

El limoncello es un licor digestivo que se originó en Sorrento y Amalfi, en Italia, a partir de la maceración de la corteza del limón fresco en alcohol. Su origen se remonta a los periodos de altas cosechas de limones de la zona, que permitieron darle un segundo uso a la cáscara del cítrico. Rápidamente la infusión se convirtió en un huésped permanente en los hogares y restaurantes italianos y atravesó las fronteras de la costa para popularizarse en los mercados de todo el Mediterráneo.

Giancarlo Mazzarrino, chef del restaurante Dante, explicó a la Revista Paladares que es usual ver variaciones con cáscara de naranja o mandarina. Lo importante es que el cítrico esté fresco.

El limón es la clave. Limones grandes, amarillos, perfumados y de cáscara gruesa son los esenciales para lograr una buena bebida, aromática y fresca.

El verano en Sorreto, es el mejor lugar para el cultivo de limones por sus microclimas, el mar y la altura.

Todo un ritual. Ofrecer un shot de limoncello a sus invitados para cerrar el ritual de la cena o para compartir conversaciones en la tarde es tan usual en Italia como la costumbre del café para los colombianos. Se toma de a pequeños sorbos y en una copa previamente congelada para un mejor disfrute.

Las cantidades recomendadas y la elección del alcohol pueden modificarse según el gusto. Más suave, más dulce o más cítrico son las opciones.

Así se prepara:

Ingredientes

110 g de cáscara de limón

250 g de alcohol etílico

300 g de azúcar

1 litro de agua

Preparación

1. Lavar los limones con abundante agua y esponja. Extraer la cáscara evitando la corteza blanca que le aportaría un sabor amargo a la preparación.

2. Marinar la cáscara de limón en el alcohol durante un mes, en un tarro de vidrio con tapa hermética.

3. Pasado el tiempo, hervir el agua con el azúcar hasta obtener un almíbar. Dejar enfriar.

4. Colar el alcohol para retirar las cáscaras y mezclar el líquido con el almíbar.

5. Reservar en la nevera y servir al gusto.

Un termo hermético es suficiente para reservar la bebida el tiempo que se desee en la nevera.

Si la bebida se congela significa que la proporción de alcohol y azúcar no fue la correcta. Se recomienda un alcohol etílico de 95% para garantizar la preparación.

*Prohíbase el expendio de bebidas embriagantes a menores de edad y a mujeres embarazadas. El exceso de alcohol es perjudicial para la salud.

Contexto de la Noticia

Revista Paladares

La magia de los ingredientes, recetas e historias que llenan de sabor nuestras cocinas inspiran las páginas de Paladares, una revista que circula cada mes para suscriptores de El Colombiano.

Cristina Calle Ortiz

Hago parte de la Unidad de Revistas de EL COLOMBIANO. Entre mis temás están las tendencias, la literatura y la gastronomía.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección