¿Qué tiene que ver la Luna con los temblores?

  • La influencia del perigeo lunar no solo se produce sobre los océanos, sino también en la superficie sólida. Eso podría incidir en sismos en áreas internas ya debilitadas. FOTO Juan Sebastian Carvajal
    La influencia del perigeo lunar no solo se produce sobre los océanos, sino también en la superficie sólida. Eso podría incidir en sismos en áreas internas ya debilitadas. FOTO Juan Sebastian Carvajal
Por Ramiro Velásquez Gómez | Publicado el 25 de abril de 2018
356

mil kilómetros más o menos es el mayor acercamiento de la Luna, y en el apogeo se aleja hasta 406.000 kilómetros

Algunos de los movimientos sísmicos que sentimos con frecuencia podrían tener un activador bien arriba: la Luna.

Eso concluyeron investigadores colombianos que analizaron más de 167.000 temblores entre 1993 y 2016.

Estos resultados concuerdan con más y más estudios que empiezan a relacionar las fuerzas de marea que ejerce la Luna al acercarse a la Tierra cada mes, con temblores en diferentes áreas del planeta: Japón, Sumatra, Chile, Nepal, el centro de Europa y hasta en Estados Unidos.

Esta es la primera vez que se establece una correlación para el territorio colombiano.

No hay que ir muy lejos: el temblor del lunes 23 ocurrió solo tres días después del perigeo lunar (máximo acercamiento al centro de la Tierra).

El estudio, de los investigadores Gloria Moncayo y Jorge Iván Zuluaga Callejas, de la Universidad de Antioquia, y Gaspar Monsalve de la Nacional, está sometido para publicación en revistas internacionales y está colgado en el sitio especializado arXiv.org de la Biblioteca de la Universidad de Cornell.

La Luna influye en las mareas en los océanos y también “embomba” un poco la Tierra al acercarse, lo que favorecería cierto tipo de sismos. Una influencia como la que tiene el Sol sobre el planeta.

Zuluaga Callejas explicó qué fue lo hallado en el análisis de los sismos en el país.

¿Esa influencia de la Luna en sismos solo se da a profundidades intermedias?

“La correlación que sugieren nuestros análisis sí, solo para sismos de profundidad intermedia. Tal parece que a esas grandes profundidades las fallas son más susceptibles a las fuerzas y a los ciclos astronómicos que las afectan. Es posible que el caso de sismos más superficiales sea mucho más complejo y los efectos de las mareas, aunque presentes también, queden “borrados” en medio de un poderoso ruido tectónico”.

¿Hay casos en los cuales no se da la correlación entre mareas y temblores o siempre se da?

“Una correlación estadística no implica una relación de causalidad, es decir, no podemos predecir, en el caso en que lo sean, qué sismo será producido por los efectos de las mareas. Debe quedar claro que la mayor parte de los sismos se originan en fuerzas internas a la corteza y el manto de la Tierra. Lo que nuestras investigaciones y la de muchos otros muestran es que el número de sismos podría incrementarse durante ciertas etapas del ciclo lunar. Si bien no se puede predecir, saberlo podría ayudarnos a prepararnos eventualmente para un incremento en la actividad en ciertas etapas del ciclo”.

¿Se dan los temblores
justo cuando la Luna está más cerca o días antes
o después?

“Los sismos que parecen tener relación con las mareas se producen en general unos días antes y después de los momentos de marea máxima en el mes, que corresponden en general a los momentos cuando la Luna esta más cerca a la Tierra. El sismo de Caldas del 23 de abril, por ejemplo, se produjo a solo 3 días del perigeo (punto de máxima aproximación) y en una semana en la que las mareas alcanzaron valores más altos que en las semanas precedentes”.

¿A qué podría atribuirse esa correlación? ¿Es tan fuerte la influencia lunar?

“La razón de esta correlación entre mareas y sismos se está investigando todavía. Hay muchos trabajos sobre el área que se están haciendo sobre el tema en el mundo; el nuestro es el primero en Colombia. La hipótesis más natural es que como los sismos se producen por lo que podríamos llamar ‘derrumbes’ dentro de la Tierra, es decir desplazamientos súbitos de pedazos de Tierra, los desplazamientos de casi medio metro de las partes de la Tierra que produce la Luna y el Sol podrían facilitar estos derrumbes (no producirlos).

Es decir, en derrumbes a punto de producirse, las mareas podrían ayudar a que se disparen en momentos específicos. Es un área excitante de investigación”.

Contexto de la Noticia

Paréntesis De las mareas y el abultamiento

Cada mes la Luna se aleja y se acerca a la Tierra en su órbita. En la fase llena o nueva, se ponen casi en línea recta ambas y el Sol, por lo que las mareas son más sentidas.

En esas horas la marea es más fuerte.

También lo es cuando hay Superluna, el mayor acercamiento de la Luna en fase nueva o llena.

Cuando se dan esas mareas, el mar se estira, por llamarlo así, hasta unos 50 centímetros, se embomba, en el lado que da a la Luna, no en el opuesto. Ese abultamiento no se produce solo en los mares, también afecta la parte sólida, tanto de la Tierra como de la Luna.

Ramiro Velásquez Gómez

Los temas de la ciencia, la astronomía y el medio ambiente con énfasis en cambio climático son mis campos de acción periodística. Con vocación por el mundo de los pequeños felinos y la defensa animal.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección