<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Nuevos detalles del incendio con el que trataron de ocultar doble homicidio

  • Las víctimas eran madre e hija. Esta última, al parecer, sostenía una disputa con su expareja por algunos bienes. Testigos dijeron haber visto al hombre cerca del edificio. FOTO santiago mesa rico
    Las víctimas eran madre e hija. Esta última, al parecer, sostenía una disputa con su expareja por algunos bienes. Testigos dijeron haber visto al hombre cerca del edificio. FOTO santiago mesa rico
Publicado el 23 de abril de 2019
en definitiva

Las autoridades ofrecieron una recompensa de $20 millones por información que permita la captura del homicida. Las cámaras de seguridad del edificio son claves en la investigación.

Las cámaras de seguridad de la portería y el ascensor del edificio San Pietro, en el barrio Laureles de Medellín, son la pieza clave que examinan las autoridades para encontrar al responsable del asesinato de dos mujeres, ocurrido el pasado domingo.

Aunque buena parte de la investigación se mantiene bajo reserva, EL COLOMBIANO pudo establecer mediante fuentes policiales, que el agresor era cercano a las víctimas, ya había estado en el edificio y que, al parecer, había tratado de ingresar llevando un ramo de flores.

En contexto: Giro en historia de Laureles: mataron a dos mujeres y luego incendiaron el apartamento

Los cadáveres de Doris Ligia Ochoa Jaramillo y María Carolina Lariccia Ochoa —madre e hija—fueron encontrados por los bomberos que, al mediodía del domingo, llegaron para atender un llamado de emergencia.

María Carolina había sido apuñalada en el pecho, mientras que su madre tenía heridas mortales en el antebrazo y el tórax. Ninguna de las dos sufrió lesiones considerables producto de las llamas y su fallecimiento se produjo poco antes del incendio, de acuerdo con reportes judiciales.

Millonaria recompensa

El coronel Pablo Ferney Ruiz, subcomandante de la Policía Metropolitana, reportó que los investigadores están analizando otros materiales probatorios encontrados en la escena del crimen.

“Estamos ofreciendo hasta $20 millones por información que nos permita lograr la identificación, judicialización y captura del responsable del crimen”, dijo.

Aunque inicialmente los vecinos especularon que se trató de un robo, la hipótesis fue rápidamente descartada porque, entre otras cosas, el acceso a los apartamentos es estricto y porque dentro de la casa se encontraron objetos de valor.

Los residentes del edificio contaron que el ascensor funciona con tarjetas electrónicas y que cada una está asignada a un único apartamento. “Para ir donde los vecinos hay que bajar por las escaleras, pero están muy vigiladas”, dijeron.

Una fuente policial reveló que el agresor, al parecer, es la expareja de María Carolina, y ambos sostenían una disputa por varios bienes. El pasado domingo, señalaron algunos testigos, el hombre fue visto cerca del edificio horas antes del incendio.

En la base de datos de la Fiscalía figura que María Carolina interpuso una denuncia por amenazas en su contra en febrero de este año.

Siguiendo pistas

Los vecinos del edificio contaron que conocían a las mujeres desde que llegaron, hace tres años y que eran de origen colombo-venezolano. Vivían en el apartamento del séptimo piso —solo hay una vivienda por piso— y llevaban una vida tranquila. “La mamá llegó desde que esto fue construido, pero la hija vino hace apenas un año”, comentó uno de los vecinos que pidió no ser identificado.

Según la fuente policial, Doris Ligia tiene otro hijo que vive en Venezuela. Algunos documentos encontrados en la residencia sugieren que la familia tenía negocios en el vecino país y en Panamá, relacionados con turismo e importaciones.

Diego Moreno Bedoya, director (e) del Departamento Administrativo de Gestión del Riesgo de Desastres, Dagrd, informó que fue necesario usar tres máquinas de bomberos, y una escalera para controlar la emergencia. El incendio, al parecer, se inició en el vestier y alcanzó a llegar a tres habitaciones.

Con ellas ya son 217 las personas asesinadas en lo que va del año en Medellín, de ellas 11 eran mujeres. Respecto a 2017, el indicador de homicidios muestra un alza del 25 %, de acuerdo con la Secretaría de Seguridad.

Contexto de la Noticia

Paréntesis antecedentes similares

En la última década se tiene registro de dos casos similares a este.

En febrero de 2010 una joven de 14 años fue asesinada en el barrio El Picacho. Antes de huir, el agresor le prendió fuego a la vivienda, lo que llamó la atención de los vecinos. El cuerpo sin vida se encontró sobre una cama.

Y en mayo de ese mismo año, en el sector El Morro de la comuna 13, los vecinos reportaron un incendio en una zona forestal.

Luego de la extinción de las llamas, se encontraron los restos calcinados de un adolescente de unos 14 años. Los investigadores dijeron que el incendio fue producido para ocultar el crimen.

Vanesa Restrepo

Periodista. Amo viajar, leer y hacer preguntas. Me dejo envolver por las historias.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección