<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Tacos en Ciudad del Río, ¿callejón sin salida?

  • Nuevas unidades residenciales se construyen en Ciudad del Río. Según la proyección, en la zona hay capacidad para 4.000 viviendas, de las que se han construido 2.400. FOTO Esteban Vanegas
    Nuevas unidades residenciales se construyen en Ciudad del Río. Según la proyección, en la zona hay capacidad para 4.000 viviendas, de las que se han construido 2.400. FOTO Esteban Vanegas
Por DIEGO ZAMBRANO BENAVIDES | Publicado el 28 de mayo de 2019
Infografía
Tacos en Ciudad del Río, ¿callejón sin salida?
en definitiva

El desarrollo de proyectos urbanísticos debe compensar con apertura de vías, lo cual aliviará las congestiones vehiculares. El plan parcial de Ciudad del Río terminará de ejecutarse en 2026.

Muchos carros para tan pocas vías: esa es la queja de la comunidad del sector Ciudad del Río, en El Poblado, que afirma que el barrio se quedó corto para todos los proyectos urbanísticos que se están desarrollando en la zona.

El plan parcial, que es el instrumento por medio del cual se complementan las disposiciones del POT en un área especifica, está ejecutado en un 60 % de acuerdo a Planeación Municipal; es decir, desde que fue firmado, en 2006, en la zona se han construido 2.400 viviendas (cada una con parqueadero) de las 4.000 proyectadas en un plazo máximo de 20 años.

Los habitantes temen que las vías colapsen, sobre todo porque hay cuatro calles sin salida (ver mapa), y los accesos son pocos, a lo que se le suma la demanda de parqueo del sector comercial, salud y de oficinas que funcionan en la zona. ¿Faltó la planeación?

Movilidad compleja

Claudia Ramírez, edil de la comuna 14, expresó que el tráfico vehicular es difícil y se agrava porque las vías arterias que rodean al barrio sirven no solo a los residentes sino a toda la ciudad. La Av. Los Industriales, la Av. El Poblado y la carrera 43F, indicó, son las más complejas.

“Es un problema grave que tenemos. También hay que contar el plan para urbanizar Barrio Colombia, que está cerca y junto a los edificios que hay y se construyen en Ciudad del Río, pintan un panorama difícil. Imagínese la densidad poblacional que va a tener este sector”, señaló.

En los cinco años que lleva viviendo en el barrio, Carlos Javier Montes ha visto cómo se siguen otorgando licencias para nuevas edificaciones, residenciales y comerciales, pero la malla vial sigue igual.

“Tenemos problemas de mal parqueo, acopios de taxis no autorizados que desaparecen cuando hay controles del Tránsito, y quienes residimos aquí tenemos que dar muchas vueltas para poder salir a la Av. Industriales, ir al norte hasta la calle 30, o al sur por la carrera 43F o la Av. El Poblado”, denunció.

El lío con los taxistas, según pudo comprobar EL COLOMBIANO, es un asunto que viene desde hace tres años y al que la Secretaría de Movilidad, pese a la presencia constante de agentes de tránsito, no le ha podido dar solución.

Según este despacho, en 2018 se impartieron 2.150 comparendos por mal estacionamiento, mientras que en lo corrido del año 757 conductores han sido sancionados.

El plan parcial

Montes reveló que, a la fecha, en Ciudad del Río hay al menos cuatro unidades en construcción, por lo cual puso en duda que la planificación desde el Municipio sea la adecuada para el barrio.

En 2006 se estipuló, mediante un decreto, que el sector es una zona priorizada para renovación urbana con el fin de desestimular la construcción en laderas y bordes de Medellín.

Ese plan parcial también destacó el potencial en movilidad de la zona por estar cerca de ejes viales como la Av. Regional, pero dentro de sus estrategias contempló generar nuevos circuitos viales para que el tráfico no dependiera, por ejemplo, exclusivamente de la Av. Los Industriales.

Julián Monsalve, profesional de la Oficina de Gestión Urbana de Planeación de Medellín, rechazó que los problemas de movilidad que afectan la zona sean culpa del plan parcial, sino de un fenómeno que aqueja a toda la ciudad.

Dijo que estas áreas de renovación urbana, que no se construyen predio a predio, sino que se urbanizan por etapas, se planifican para que tengan capacidad de atender una demanda creciente de vehículos.

“Lo que puede suceder con Ciudad del Río es que los proyectos no se han ejecutado en su totalidad (falta un 40 %); contrario a pensar que las nuevas unidades vayan a afectar más la movilidad, estas están obligadas a ampliar o abrir vías porque faltan conexiones en algunos broches, que serán solucionados como parte de la obligación urbanística que les corresponde”, reveló Monsalve.

Indicó que en vías sin salida como las calles 17, 18 y 19 y la carrera 43G, los constructores de los proyectos, incluso, han contemplado terminarlas y conectarlas, entablando diálogos con los establecimientos asentados allí.

Monsalve explicó que uno de los principios del plan parcial es el derecho de permanencia de las industrias; sin embargo, “algunos proyectos urbanísticos han optado por adelantar algunos trabajos (...) Uno de estos es la ampliación de la calle 20, que ya está en gestión de hacerlo, solo que hay que tener en cuenta los tiempos de los trámites”.

La oficina de Planeación tiene claro que la movilidad es un tema cultural que abarca toda Medellín, e indicó que para comprobar el éxito de Ciudad del Río se debe esperar a que lo planeado se ejecute al 100 %.

“Es importante que la gente entienda que el problema no es el plan parcial. Cuando se entreguen todas las cargas urbanísticas, de movilidad, espacio público y equipamiento, se verá el resultado de la planificación”, concluyó Monsalve.

Contexto de la Noticia

Paréntesis LAS VÍAS IBAN A SER MÁS ANCHAS

Juan Carlos García, arquitecto e integrante del equipo formulador del plan parcial en 2006, reveló que inicialmente se plantearon vías más grandes para permitir estacionamiento en las calles; sin embargo, el Municipio se negó y por eso fueron diseñadas con un ancho de 7 metros. Aún así, García defiende que Ciudad del Río está en capacidad de soportar los vehículos existentes de las 4.000 viviendas proyectadas. En la zona hay 160 celdas de estacionamiento regulado que, en opinión del arquitecto, no deberían existir, pues contravienen el plan. Afirmó que para solucionar la difícil movilidad es necesario incentivar a la gente a usar el transporte público y eso no se está logrando.

Diego Zambrano Benavides

Periodista de la Universidad de Antioquia interesado en temas políticos y culturales. Mi bandera: escribir siempre y llevar la vida al ritmo de la salsa y el rock.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección