<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Taxímetro de pérdidas en Plaza Mayor va en $12.300 millones

  • Según Mauricio Tobón, gerente del Idea, entidad socia de Plaza Mayor, la firma especializada en ferias y exposiciones tiene solvencia económica de mediano y largo plazo. FOTO juan antonio sánchez
    Según Mauricio Tobón, gerente del Idea, entidad socia de Plaza Mayor, la firma especializada en ferias y exposiciones tiene solvencia económica de mediano y largo plazo. FOTO juan antonio sánchez
Por Germán jiménez morales | Publicado el 03 de marzo de 2016
31

de marzo es la fecha prevista para la realización de la asamblea de Plaza Mayor.

en definitiva

Este viernes la Junta de Plaza Mayor seguirá analizando los estados financieros de la entidad, con miras a cerrar un balance que deberán presentar en la asamblea del 31 de marzo.

En Plaza Mayor aún no terminan de establecer la realidad de sus estados financieros. Las pérdidas de 2015, en particular, se han convertido en un taxímetro. De los 10.000 millones de pesos revelados el pasado 10 de febrero en el Concejo por el secretario de Gobierno de Medellín, Santiago Gómez, se ha pasado ahora a más de 12.300 millones de pesos, según lo reporta Mauricio Tobón Franco, gerente General del Instituto para el Desarrollo de Antioquia (Idea).

El funcionario le dijo a EL COLOMBIANO que ni el Idea (dueño del 5,44 % de Plaza Mayor), ni la Gobernación de Antioquia (4,07 %) le darán el visto bueno al balance de 2015, hasta que el mismo no sea auditado por una firma externa, que les genere seguridad y confianza.

Como miembro de Junta de Plaza Mayor, Tobón Franco fue muy crítico con el revisor fiscal, a quien recriminó por no haber alertado a los socios sobre la realidad de una entidad que tanto Aníbal Gaviria Correa, como los hoy exgerentes Gabriel Jaime Rico Betancur y Uriel Sánchez Zuluaga, siempre presentaron como exitosa y punta de lanza de la internacionalización de la ciudad.

¿Qué fue lo primero que preguntó en Plaza Mayor?

Mauricio Tobón F.: “Preguntamos si los estados financieros que nos habían mostrado estaban conciliados con los soportes que los mismos deben tener. Hasta la fecha no hemos recibido una respuesta sobre el tema y no hemos aprobado los estados financieros con miras a la asamblea del 31 de marzo. Hemos repetido en la Junta, como Gobernación e Idea, que hasta que no haya claridad por parte de la auditoría y la administración actual no avanzaremos en la aprobación de esos estados financieros”.

¿Por qué tanta insistencia en los soportes?

“Por lo que EL COLOMBIANO ha presentado en sus informes, por los cuestionamientos existentes y porque antes se habló de unas pérdidas de 10.000 millones de pesos en el Concejo de Medellín y en los estados financieros preliminares que nos han mostrado ésta última supera los 12.300 millones de pesos”.

¿La suma incluye 4.000 millones que, se dice, son provisiones que no se hicieron?

“No las incluimos. Ese tema se está discutiendo en Junta y se tocará este viernes”.

¿Cómo decirle a un ciudadano que la empresa que le presentaron como exitosa, realmente tiene unas pérdidas tan cuantiosas?

“Es una entidad que se salió de su foco, que es el alquiler de espacios para eventos de ciudad, ramo que sigue teniendo un buen margen de utilidades. Su incursión en proyectos especiales, como los convenios con el Ministerio de Educación, Coldeportes, los restaurantes escolares de Bogotá, etc., dispararon los ingresos, pero también elevaron notablemente los costos y los gastos de personal, cuya planta se multiplicó por varias veces. Ese es el negocio que más les pegó a los malos resultados de Plaza Mayor”.

¿Y cómo enfrentar esas pérdidas de la empresa?

“Plaza Mayor es patrimonialmente sólida. Puede desarrollar sus proyectos presentes y futuros. Simplemente, se tienen que hacer unos ajustes en la operación del negocio para darle vuelta a esas cifras este año. La Junta pidió analizar que no se continúe con ese negocio de proyectos especiales. También hay que revisar la caja, para el desarrollo del negocio, créditos para sortear una situación puntual y la revisión de proyectos como el hotel, mediante asociación con privados. De capitalización no se ha hablado ni creo que haya interés válido en los socios de hacerla”.

¿Y se dirá simplemente “se perdió esa plata” o se verán los responsables?

“Hemos pedido a la administración que determine si hay hechos irregulares y los denuncie ante los entes de control, para proteger el patrimonio público”.

¿Los balances han estado maquillados?

“Como los estados financieros no nos han generado confianza y seguridad, la Junta aún no los ha aprobado. Hay cosas que son cuestionables y preocupantes, como el comportamiento de la revisoría fiscal. No vemos que haya entregado elementos a la Junta que sirvan para refutar los balances. A pesar de los hechos presuntamente irregulares que se han denunciado, la revisoría no habla del tema, no ha pasado ningún informe al respecto”.

Eso suena increíble...

“Eso es inaudito. El revisor fiscal ni habla, a pesar de que es la voz de los accionistas. De las cosas más graves en todo esto, es que la revisoría fiscal ha pasado en blanco frente a esta situación y aún está en deuda con nosotros los accionistas, para que nos cuente si hay hechos que nosotros debíamos conocer y que serían la causa para reflejar la condición financiera que está mostrando Plaza Mayor. Él debió ser el primero en levantar la mano para decir, ¡señores, hay hechos irregulares que debe conocer la Junta!, debió ser el primero en cuestionar los
estados financieros”.

Contexto de la Noticia

Para saber más Uriel Sánchez, exgerente de Plaza mayor, dice que esperaban ebitda negativo en $5.000 millones en 2015

El Colombiano: Escribimos una nota sobre la situación financiera de Plaza Mayor, con pérdidas en 2015 cercanas a los 13.000 millones de pesos. ¿Eso es atribuible exclusivamente a su gestión, dado que desde octubre de 2014 gerenciaba la empresa, primero como encargado y luego en propiedad? ¿Cómo explica usted esas pérdidas?
Uriel Hernando Sánchez Zuluaga: “A la fecha no conozco los estados financieros definitivos presentados en la Junta Directiva de Febrero. Siempre trabajamos sobre el concepto del EBITDA. En las proyecciones que alcancé a trabajar para el final del año se esperaba un EBITDA del orden de menos cinco mil millones de pesos. Si bien entregué con información financiera altamente depurada, los ejercicios propios del cierre contable del periodo aún pueden haber variado. Para 2015 hicimos la implementación de las NIIF con lo cual todos los activos amortizables que venían activados fueron llevados a gastos o costos de conformidad a lo establecido en dichas normas a diferencia de lo que ocurre con las normas colombianas y afectando como lo han hecho con muchas empresas del país. Todo lo que hemos hecho ha sido un ejercicio contable tan fuerte internamente que se reflejará en los próximos años al reconocer menores costos y mejores ingresos. Aun así, deben tenerse en cuenta aspectos como la ley de garantías con un impacto para la operación durante seis meses y la situación económica del país que tuvieron también un impacto en la rentabilidad de empresa. Habría que dar cuenta de una situación más como son las últimas reformas tributarias con lo cual sólo en ese aspecto la entidad pasó de pagar 600 millones en impuestos a más de dos mil millones. De otra parte, dado un concepto de la administración municipal nos vimos abocados también a pagar la contribución especial de obra pública por el Pabellón Verde por más de mil millones de pesos”.

¿Previno alguna vez a las Junta de esas pérdidas que se avecinaban? ¿Si lo hizo, que acciones ordenó tomar la Junta?
“Durante el año 2015 adelantamos con la Junta Directiva un cuidadoso trabajo en materia de salud contable y financiera de la empresa. Mes a mes a se revisaron los estados financieros interpretando la realidad de la entidad después de su gran crecimiento en las operaciones. Fruto de este trabajo y con el avance del año se fueron identificando las condiciones de la entidad hasta llegar a los resultados depurados y muy organizados en materia de información que pudimos entregar a diciembre. La instrucción de la Junta siempre fue organizar la información contable y los procesos financieros para tomar decisiones sobre datos confiables. Las cifras a las que se llega hacia final del período son el resultado de esa labor. La entidad tuvo un gran impacto en la internacionalización de Medellín, en el aumento del número de eventos, en el incremento del turismo de reuniones en la ciudad y en la generación de empleo de estos sectores con lo cual su balance es altamente positivo”.

¿En qué medida las pérdidas de 2015 reflejan realidades ocultas de ejercicios anteriores?
“Plaza Mayor se desempeña en un medio competitivo, donde se ha ubicado como uno de los más grandes e importantes operadores del país con ejecución de grandes contratos y eventos. La empresa opera más de dos mil eventos por año. La liquidación suele ser compleja. La dinámica de la operación del negocio puede hacer que pase más de un año entre la ejecución y la liquidación de un contrato. Los estados financieros de la empresa y las notas a los mismos han reflejado siempre el estado de los negocios sin ocultar información alguna. En el 2014 la implementación de un nuevo ERP fue un hecho fundamental. A partir de ahí y durante todo el año 2015 la estabilización del mismo y la tarea de lograr la más fina coherencia entre el crecimiento de las operaciones y el soporte administrativo y financiero fue una tarea altamente exigente que llevamos a cabo”.

¿Qué sabe usted del tema de provisiones no realizadas por $4.000 millones? ¿Para qué eran y por qué no se realizaron?
“Hacia finales del 2015 se llevaron a los estados financieros las provisiones de cartera que definió la Junta Directiva según la revisión de la información y el estado de las cuentas por cobrar. Esto no quiere decir perdida sino reconocimiento de difícil cobro de algunas cuentas tal y como sucede con cualquier otro tipo de empresas”.

¿Los más de 9.000 millones de pesos que le deben a Plaza Mayor son, en su concepto, un nivel normal?
“Permanente se impulsó desde la Junta Directiva la necesidad de trabajar en la rotación de cartera y así lo hizo la administración por su propia responsabilidad. La magnitud de los contratos, la complejidad de la operación y de los eventos; la prolongación en el tiempo de eventos y contratos que pasan de un año a otro y la interacción con clientes y aliados del sector público son aspectos básicos que permiten comprender la dinámica de esa cartera. Sin embargo, se adelantaron en todo momento las acciones de rigor en la rotación de cartera con un trabajo explícito también en ese aspecto. Como nos informó el equipo administrativo y financiero la cartera rotaba aunque al cobrar a unos clientes en la rotación ingresaban otros deudores. Cuando una compañía crece, sus cuentas por cobrar también tienden a crecer. Si se verifica el indicador financiero de rotación de cartera que se determina teniendo en cuenta el total de la cartera sobre las ventas del año nos daría una rotación de cartera inferior a noventa días lo que podría ser normal en un sector comercial”.

Germán Jiménez Morales

Periodista y escritor. Diplomado en información económica y financiera, Geopolítica y finanzas para no financistas.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección