¿A qué sabe la leche materna?

baby-1753205_1920

Muchas personas se preguntan cuál es el sabor de la leche materna y les da cierta vergüenza tratar de averiguarlo. A manera de broma, en mis charlas sobre lactancia materna, le he preguntado al Auditorio sobre quiénes han probado la leche materna y no obtengo muchas manos arriba. Es entonces cuando les digo que es una lástima que no los hayan lactado. Es importante conocer el sabor de la leche materna para comprender como se va desarrollando el proceso de lactancia de los recién nacidos particularmente en la aceptación o el rechazo.

La pregunta acerca del sabor se origina en la posibilidad que tiene la dieta materna en influenciar el sabor de la leche y por lo tanto la probabilidad de generar un rechazo de parte del lactante. En efecto la calidad de la leche materna cambia de una persona a otra y depende de variables como el periodo de lactancia, hora del día, tiempo de alimentación y por supuesto de la dieta materna. Frente a esta última es que existe mayor controversia, pero se ha aclarado con un estudio realizado en Dinamarca. En este estudio le dieron a las madres a tomar unas muestras con sabores diferentes y luego estos fueron medidos en la leche materna.

Los resultados obtenidos sí demostraron en efecto la presencia de dichas sustancias. La presencia de las mismas tuvo variaciones en cada paciente por lo que entonces no se puede ser categórico en suprimir cierto tipo de alimento durante este periodo de la vida. Depende de los síntomas que los alimentos produzcan como intolerancia o rechazo.

También se pudo definir en este estudio que después de ocho horas ya no estaba presente la sustancia, así que este es el límite de tiempo para considerar que si hay una sustancia que no queramos, después de este tiempo ya no va a estar presente.

La leche materna tiene alrededor de 200 componentes diferentes y estos son los que van a definir su sabor, desde el punto de vista bioquímico la leche tiene, además de proteína, un azúcar que es la lactosa, y esta le va a dar un gusto ligeramente dulce, por lo que es uno de los primeros sabores que vamos a encontrar en nuestra vida, y de ahí la relación que tenemos con los sabores dulces. En este mismo orden de ideas como  el sabor depende de la dieta de la madre, siempre recomiendo evitar comidas extremadamente condimentadas, el predominio de algunos ingredientes que sean fuertes y/o aquellos que particularmente no sean bien tolerados por la madre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>