Carieton ataca

Anteriormente había tratado el tema de la caries dental. Particularmente la caries del biberón que se da en edades más tempranas. La higiene dental es importante inclusive desde antes de la aparición de la primera dentición, pero esta cobra mayor importancia a medida que los niños crecen.

Existen tres causas para la aparición de la caries como son:
1. Susceptibilidad
2. Dieta (aquella rica en carbohidratos simples)
3. Bacterias
La susceptibilidad hace referencia a la predisposición personal a desarrollar la enfermedad por encima de la media poblacional, es el caso de Isabel, su abuelo y madre presentaron caries desde temprana edad a pesar de los cuidados que se tuvieran. No se puede negar que una alimentación rica en dulces, en especial aquellos que son pegajosos como gomitas, chicles y similares, puesto que se adhieren a los dientes y al encontrar un medio propicio con cierto tipo de bacterias genera la enfermedad.
De ahí la importancia de la prevención de la caries dental, esta se logra con buenos hábitos de higiene dental. La utilización de seda dental, cepillado de los dientes luego de comer y la utilización de pastas dentales con Flúor. Continuar leyendo

Con esto hasta Pereira

Esta próxima a llegar la temporada de vacaciones y me embarga la nostalgia al recordar las palabras de mi Padre que sentenciaba: “y con esto hasta Pereira”. Era su manera de decirnos que debíamos desayunar bien para la jornada que emprenderíamos en un viaje fascinante por las carreteras de Colombia, conociendo su geografía, su cultura y su diversidad.

La época de vacaciones debe ser aprovechada en su totalidad para que nuestros hijos aprendan a conocer su País y sobre todo a conocer y reconocer su diversidad climática y su variedad de productos alimenticios. Si se hace una excursión por tierra es bueno llevar alimentos tradicionales preparados en casa como el  fiambre (envuelto en hoja de biao arroz, huevo, maduro, chicharrón) o como sea  la preferencia de la casa, tal vez no suena muy saludable, pero si mejor que un paquete de un producto procesado lleno de preservantes y químicos que no nos habla de nuestra cultura. Que tal llevar un termo con guandolo (bebida de panela y limón) con hielo bien refrescante en vez de una botella de dos litros de quién sabe qué. Por el camino tendremos la oportunidad de consumir una gran variedad de frutas nuestras como el mango, las naranjas, las mandarinas, los bananos o las piñas, en fin dependiendo a donde vayamos encontraremos alguna fruta novedosa que nos permitirá mejorar el repertorio del menú y así construir buenos hábitos alimentarios.

De igual forma si el viaje no es por las carreteras del País también a donde fuésemos tendremos la oportunidad de conocer la gastronomía de la región. Visitar los lugares tradicionales de cada ciudad para conocer sus platos, los dulces típicos de la región y así cambiarlos por los dulces y chocolates y demás productos procesados que no aportan desde lo nutricional lo necesario para nuestros hijos. En cambio consumir los platillos del sitio a donde vayamos de vacaciones nos va a permitir ampliar nuestro conocimiento cultural de donde vivimos y de donde venimos, a la par que va a ser mucho más saludable y de seguro económico.

Siempre cuando hablamos sobre alimentación no puede quedar de lado la actividad física, y las vacaciones son un momento importante para practicarla en familia. Realizar excursiones, caminatas por la playa, por nuestra ciudad o por el sitio que estemos conociendo nos va a permitir estar activos y nos va a brindar tiempo en familia y tiempo extra para conocer en detalle y no con la velocidad de un carro los diferentes sitios turísticos que estemos visitando.

Es pues una invitación para acercarnos a la gastronomía de nuestra región o País, para disfrutar en familia y realizar actividad física en grupo con todos los miembros del hogar.
Y les recuerdo que con esto hasta Pereira….

Papaya

Uno de los deseos de los padres cuando acuden a consulta de nutrición para sus hijos es que ellos consuman mayor cantidad de frutas. La lista de preferencia de frutas es escasa en las diferentes edades. Según la encuesta de la situación nutricional en Colombia (ENSIN 2010) alrededor del 70% de la población colombiana consume la cantidad recomendada de fruta diaria, de tres raciones. Si discriminamos un poco más, tal vez no llegaríamos al 50%.

Siempre que llegamos a almorzar, es costumbre en nuestra casa consumir una ración de fruta. Esto permite calmar el hambre previo al almuerzo y es un buen estimulante del apetito. Además de brindar frescura en la dieta, aporta una cantidad importante de fibra, la cual ayudara para la saciedad y la digestión posterior.

La papaya es una fruta ideal para ese momento, es fuente de vitamina A, C y del complejo B, contiene minerales y es un buen antioxidante.

Si queremos que nuestros hijos consuman frutas, nosotros también debemos hacerlo. Servir siempre y ofrecer siempre es fundamental para crear buenos hábitos.

Ganancia de peso

La preocupación por el peso de los niños y la ganancia del mismo es frecuente tanto en padres como en médicos pediatras. Algunos pecan por exceso, otros por defecto. Es difícil determinar el peso ideal de un recién nacido, pero existen tablas y curvas de crecimiento que nos orientan al respecto. Estas tablas de crecimiento nos permiten hacer un seguimiento adecuado de la ganancia de peso y estar alertas para tomar decisiones y evaluar las posibles causas de su alteración como falta de ganancia o un aumento exagerado. En nuestro medio nos hemos orientado los médicos por tablas diseñadas por la  Organización mundial de la salud OMS, pero por fortuna ya estarán disponibles las tablas de peso y talla para los niños colombianos. Las causas son diferentes y se pueden revisar en el post de este mismo blog, los niños que no crecen.

Escribo esto, porque en diferentes situaciones me enfrento en la consulta con niños remitidos a la misma por fallo de medro, es decir, por falta de ganancia en peso y talla. El caso más frecuente es de los niños prematuros, ellos no se pueden comparar con un recién nacido a término (nacido en el tiempo de un embarazo normal). Y tanto las familias como los médicos quieren que estos niños alcancen su peso y talla para la edad pronto. Esto no debe ser así, no debemos forzar la ganancia de peso en estos pacientes ya que ellos tienen un fenómeno de recaptura (catch up) de peso que puede ser hasta los dos años. En ellos utilizamos la edad corregida que permite hacer un cálculo más exacto de la evolución del peso. Existe también el caso de los pacientes que tienen movilidad reducida como por ejemplo los pacientes con secuela de parálisis cerebral, quienes tienen alteraciones en la deglución e interacción con el medio y movilidad. Estos pacientes tienen justificación para no tener una ganancia igual a sus pares sin enfermedades que condicionen la nutrición. En estos casos debemos tener en cuenta otras variables diferentes al peso para valorar su estado nutricional como son la evaluación de la piel y anexos que nos pueden ilustrar muy bien sobre la presencia de deficiencias vitamínicas por ejemplo, o las pruebas de laboratorio que también nos indican sobre el estado nutricional desde el punto de vista bioquímico.

Continuar leyendo

El huevo en Abril

Una de las fuentes de proteína clásica ha sido el huevo. Es un alimento económico, fácil de preparar que permite ser utilizado en diferentes formas para los diferentes gustos y popularmente cuando alguien llega tarde a una comida ya servidas o no quiere comer nada se le ofrece un huevo como alternativa. Es un nutriente completo que también ha sido satanizado por su alto contenido en colesterol que puede ser responsable de las dislipidemias.

El huevo contiene proteínas, vitaminas y  minerales como Hierro, Vitamina A, Biotina, Tiamina y Riboflavina y por su puesto lípidos (grasas) además del colesterol. Es un alimento completo que proporciona 6 gramos de proteína por unidad. La cantidad mínima de proteína de un niño varia de 0.8 a 1.2 gramos de proteína por kilogramo de peso al día, es decir, que con el consumo de un huevo diario se está alcanzando casi la mitad de los requerimientos diarios en niños menores de tres años y la quinta parte en niños de hasta 10 años. Es importante recalcar la necesidad de la combinación de las diferentes fuentes de proteína de la dieta, pues son necesarias para un adecuado desarrollo. Debemos incluir entonces en la alimentación de nuestros hijos los lácteos, cárnicos y la proteína de origen vegetal como las leguminosas.

Isabel come huevo casi a diario, este hace parte de su desayuno. Particularmente le gusta más cuando se presenta como tortilla a la cual ella nombra “huevo como pizza”. Si se le sirve huevo frito o cocido, nunca se come la yema, hemos intentado infinidad de veces darle la yema y no la acepta, pero si está preparado como huevo revuelto o en tortilla no lo rechaza.

Hace poco me consultaron que Abril no come huevo y esta situación genera ansiedad en su familia, particularmente en su madre quién ha intentado de diferentes formas darle el huevo en su dieta. Hemos revisado que es una buena fuente de proteína para los pequeños, que aporta además otros nutrientes y que complementariamente es fácil de preparar y adicionalmente es económico. Es una falla que Abril no coma huevo, pues se pierde sus beneficios, aunque la buena noticia es que se debe seguir intentando en ofrecerle este valioso alimento. El huevo dentro de su versatilidad se usa en múltiples recetas como preparación de tortas, dulces, postres, apanados, salsas y flanes. No creo entonces que le haga falta, pues si recibe dentro de su alimentación los productos mencionados está recibiendo sus beneficios.

Se desperto el sol

Todas las mañanas espero ansioso en mi cama la noticia de Isabel para anunciar a viva voz que “Se despertó el Sol”. Este es el preludio de nuestra carrera diaria para empezar las diferentes rutinas que marcan el comienzo de cada día y lógicamente el afán propio del mismo. Entonces voy a prepararme una taza de café, alistar la  lonchera, hacer el desayuno de Isabel que puede variar de acuerdo a su preferencia. Después viene el aseo y la puesta a punto para ir a la guardería donde su madre se encarga de los finos detalles como el peinado y la presentación impecable.

Todo suena muy rutinario y tal parece que marcha con la precisión del más exacto reloj suizo. Pero no todo es tan calmado como aparenta. Con el ánimo de ganar tiempo y por las destrezas de Isabel, dejamos que se alimente sola. Pero este es el primero de los errores que he cometido en tal sentido, pues ejerzo mi vigilancia entre sorbos de café, espuma de afeitar y preparación logística de los vehículos familiares de acuerdo al pico y placa correspondiente y dependiendo de la agenda de cada uno. Al no estar al pendiente de los detalles no se puede identificar si hay alguna alteración en el consumo de los alimentos, porque por la necesidad de salir pronto de la casa se puede perdonar que no haya acabado su plato o se dejen alimentos para consumir en el camino al prescolar. El segundo error está en que los alimentos no se están consumiendo en el sitio que debe ser, el comedor. Por las multitareas prefiero tener a Isabel cerca y esto implica que no consuma su alimento en el salón comedor. Y el tercero y más grave es que tiene distracciones mientras toma el desayuno y esto es hacerlo frente al televisor. Continuar leyendo