¡Cómo duele crecer!

portrayal-89189_1280En días recientes Isabel ha vuelto a presentar dolores en los miembros inferiores particularmente y me dijo que si crecer era así de doloroso prefería no seguir creciendo. Se queja de dolor a nivel de las piernas y las rodillas principalmente. No es un dolor constante, es intermitente y no es de todos los días. Se presenta ocasionalmente y no está relacionado con ningún tipo de trauma. No presenta lesiones en las extremidades como moretones o enrojecimiento de la piel que serían señal de algún tipo de golpe o enfermedad.

En realidad es un diagnóstico común que se hace después de excluir otras condiciones o enfermedades más serias. Sin considerar que el dolor de crecimiento sea una enfermedad, es una situación que se presenta con frecuencia entre los 3 y los 5 años y reaparece más adelante después de los 10 años. Es difícil determinar si en realidad el crecimiento es doloroso, se trata de cansancio muscular por exceso de actividad y/o pequeños golpes. Es una situación benigna que necesita solo del cariño y cuidado de los padres para resolverlo.

En todo caso esta situación nos debe alertar sobre la ingesta de calcio en la dieta de nuestros hijos, ya que este mineral es fundamental en la buena salud ósea, oral y general. Los requerimientos de calcio están determinados por la velocidad de crecimiento, la tasa de absorción y el aporte de otros nutrientes como son el fósforo, la proteína y la vitamina D. La variabilidad personal en cada uno de estos determinantes hace la diferencia en las necesidades de este nutriente.

En términos generales las necesidades de calcio se distribuyen así:

0-6 meses 210 mg
7-12 meses 270 mg
1-2 años 500 mg
3-8 años 800 mg
9-13 años 1300 mg
14-18 años 1300 mg

Existen otras fuentes de calcio en la dieta diferente a los lácteos y sus derivados, pues estos han sido tradicionalmente promovidos como los alimentos que son ricos en este mineral. Tenemos que tener en cuenta que puede haber alergia a la proteína de la leche, o intolerancia a la lactosa que pueden contraindicar su consumo. Es por eso que debemos conocer otras fuentes de calcio, de acuerdo a las preferencias nutricionales y a la tolerancia que tenga cada niño. Estos alimentos pueden ser:

  • Frutos secos
  • Pescados
  • Mariscos
  • Vegetales verdes
  • Algunos alimentos enriquecidos

En el momento de la publicación del Blog Isabel, su madre y yo estaremos participando en una actividad deportiva de su colegio. La actividad física de impacto como correr, saltar e incluso solo caminar son un buen estimulo para un crecimiento adecuado de los huesos al hacer funcionar el metabolismo de los mismos. Si esta actividad se realiza al aire libre mucho mejor, pues hay exposición a los rayos del sol y este es el mejor estimulo para la producción de vitamina D, necesaria, para la fijación del calcio en los huesos. Por ultimo la actividad física es el complemento ideal para garantizar el crecimiento pues adicional a lo mencionado, el tener el peso dentro de los parámetros de normalidad evita las alteraciones hormonales que potencialmente afectan la ganancia de talla y así se llega al rango parental (determinación de la talla final de acuerdo a la talla de los padres)

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>